10.4 C
Madrid
sábado, noviembre 26, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

El 74% de los usuarios de Carfax opina que el vendedor debería pagar y facilitar el historial del vehículo de ocasión

spot_img

El 74% de los usuarios de Carflax considera que los vendedores deberían pagar por el historial del coche, según una encuesta realizada por este proveedor internacional de historiales de vehículos de ocasión. El resultado es especialmente relevante para los concesionarios profesionales de vehículos usados, pues en un mercado tan competitivo es importante ofrecer siempre a los clientes el mejor servicio y mostrarse lo más fiable posible, incluso en las transacciones puntuales.

En este sentido, el director general de Carfax, Frank Brüggink, señala que «compartir el historial de los coches usados es un factor clave para venderlos más rápidamente a precios justos. Los compradores también pueden protegerse mejor, especialmente en el caso de las compras privadas».

Atendiendo a los resultados de la encuesta, Brüggink explica que los compradores de coches de segunda mano «exigen máxima transparencia para poder confiar en los vendedores a lo largo de todo el proceso de compra», por lo que a los documentos necesarios para la transacción, como datos de matriculación, facturas del taller y manuales, debería añadirse un historial detallado del coche usado, para evitar sorpresas indeseadas.

Representa el 0,1%

El precio medio de un vehículo de ocasión en España fue de 17.900 euros en el primer trimestre de este año, mientras que el historial de vehículos usados de Carfax apenas representa el 0,1% de este precio, es decir, en torno a 20 euros. Se trata de una pequeña inversión que puede ser rentable tanto para los vendedores como para los compradores, pues genera una mayor confianza que puede conducir a precios de venta más altos o, en el caso de vehículos con daños anteriores, a un mayor margen de negociación por parte de los compradores.

Con los historiales de vehículos usados, como los que Carfax ofrece en España desde 2010, puede evaluarse mejor el estado y el valor de un vehículo y rompe la asimetría de información entre compradores y vendedores, permitiendo hacer tratos en igualdad de condiciones.

En dichos historiales puede comprobarse el estado de la importación, la evolución del kilometraje, el resultado de la última inspección o los daños anteriores, siempre que los datos estén disponibles. Para ello, Carfax cuenta con la mayor base de datos de este tipo en el mundo, con más de 32.000 millones de entradas.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos