27.4 C
Madrid
lunes, mayo 27, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La depreciación de la flota vuelve a estrangular los resultados de Hertz: pierde 392 millones en el primer trimestre

spot_img

La presentación de los primeros resultados trimestrales de una de las grandes multinacionales del alquiler de vehículos puede ser un buen indicio del rumbo que pueda tomar el sector a la largo de este ejercicio 2024. Y por lo visto en las cuentas de Hertz, parece que no se va desviar mucho del camino marcado desde hace meses, definido por esa dualidad entre el continuo incremento de sus ingresos y una intensa depreciación de los vehículos que componen su flota que acaba por estrangular a los beneficios.

La compañía norteamericana cerraba el ejercicio 2023 con una caída del 70% de su resultado neto (616 millones de dólares) y arranca el nuevo curso con unas pérdidas netas ajustadas de 392 millones de dólares al término de marzo, cuando doce meses atrás se anotaba unas ganancias de 126 millones.

Eso sí, la facturación mantiene su senda de crecimiento y en estos tres meses registraba un alza del 2% para un total de 2.080 millones de dólares, favorecida, según la compañía, por el aumento de la demanda en los canales de ocio y viajes compartidos. Esta pujanza del mercado permitió que el número de transacciones de alquiler se alzase un 9%, circunstancia que se vio contrarrestada por la penalización del 7% en los ingresos por día, que se contrajeron hasta 56,68 dólares.

«Los costes de flota y los costes operativos directos han pesado en los resultados de este trimestre», confiesa Gil West, consejero delegado de Hertz, si bien asegura que la compañía ya está abordando ambas cuestiones: «Conseguir el suministro adecuado de vehículos a un coste de capital aceptable y, al mismo tiempo, aumentar la productividad y reducir los costes operativos».

Casi 600 millones más en costes de depreciación

Tal y como pone de manifiesto West, las principales causas de este importante retroceso en sus resultados hay que buscarlas en el incremento de los gastos de explotación y sobre todo de los derivados de la pérdida de valor de los vehículos que componen su flota de alquiler.

Asegura Hertz en un comunicado que el Ebitda ajustado negativo por valor de 567 millones de dólares se ha visto lastrado por un incremento de 588 millones en la depreciación de sus coches, de los cuales 195 millones remiten directamente a la gama de vehículos eléctricos programada para su venta. Si el plan de reducción planificada de vehículos eléctricos puesto en marcha por la compañía arrancaba con 20.000 vehículos, en el primer trimestre se vio ampliado con otros 10.000 más, con lo que suman un total de 30.000 unidades para su comercialización en este 2024.

No obstante, Hertz resalta también las pérdidas por las ventas de sus unidades de combustión interna, en contraste con las ganancias obtenidas el año pasado. En términos generales, la alquiladora, que cerró marzo con un promedio de flota de 547.492 vehículos, un 9% más que el año pasado, ha visto cómo la depreciación mensual de sus vehículos en el primer cuarto del año aumentaba en 339 dólares por unidad (hasta 592 dólares), de los que 119 dólares vendrían firmados por los vehículos eléctricos destinados a la venta.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos