26.3 C
Madrid
jueves, junio 13, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Volvo Cars reafirma su compromiso con la sostenibilidad bajo la dirección de Vanessa Butani

spot_img

Volvo Cars continúa con paso firme desarrollando su estrategia de sostenibilidad, reforzando sus nuevos y ambiciosos objetivos de cara a 2030 y 2040. La automovilística sueca también está impulsando su enfoque en la biodiversidad, y para 2025 pretende tener el 100% de su deuda vinculada a su ‘Marco de Financiamiento Verde’ o en un formato vinculado a la sostenibilidad.

De esta manera, los objetivos de sostenibilidad que Volvo Cars se ha fijado para 2030 pasan por utilizar un 30% de contenido reciclado promedio en toda su flota y que los nuevos modelos de automóviles lanzados a partir de dicha fecha contengan al menos un 35% de contenido reciclado. La compañía también se esfuerza por garantizar que, para entonces, el 99% de todos sus residuos se reutilicen o reciclen, en comparación con el reciclaje del 94% de los residuos de producción mundial en 2022.

De esta manera, e incluyendo algunas de las metas antes mencionadas, los objetivos de sostenibilidad que Volvo Cars se ha fijado para 2030 pasan por cinco puntos. El primero sería la reducción de las emisiones de CO2 por vehículo en un 75% frente a los niveles ofrecidos en 2018. El segundo apuntaría a rebajar el empleo de energía en sus actividades por automóvil un 40%, también en relación a cifras de 2018. Y el tercero pasaría por alcanzar el 30% de contenido reciclado en toda su flota y que al menos el 35% de los materiales de sus nuevos vehículos sea reciclado.

Recortar el uso de agua a la mitad en cada automóvil que se fabrique, en relación a las cifras de 2018, se convierte en el cuarto objetivo de una estrategia de sostenibilidad que también aspira a que al menos el 99% de todos los residuos generados en las actividades de Volvo Cars se pueda reciclar o reutilizar.

Estas nuevas directrices forman parte de la estrategia de sostenibilidad que Volvo Cars anunció en 2019 y con las que, desde entonces, han conseguido que el 69% de las actividades realizadas por la compañía se puedan realizar con energía climáticamente neutra, frente al 55% que se lograba en 2019. O la electricidad que se emplea ahora, que es 100% neutra en todas las plantas que el fabricante automovilístico tiene repartidas por el mundo, cuando en 2019 esa cifra alcanzaba el 80%. Además, Volvo Cars ha sido capaz de reducir un 19% las emisiones de CO2 por vehículo desde entonces.

2030: adiós a la combustión; 2040: adiós al efecto invernadero

En estos momentos, el objetivo de Volvo es lograr unas emisiones netas cero de gases de efecto invernadero para 2040, y es otro paso definitivo para alcanzar la meta de ser climáticamente neutros. La principal prioridad de Volvo es la eliminación total de emisiones de carbono, animando, además, a todos sus proveedores a seguir sus pasos. Volvo Cars cree en la adopción de un enfoque de cadena de valor completa para su impacto en la biodiversidad. Además de tomar medidas para reducir el impacto, también implementará acciones restaurativas.

Para descubrir cómo las acciones de Volvo Cars afectan la biodiversidad, la empresa realizó una evaluación de impacto utilizando datos de producción y ventas de 2021, para estimar su huella anual de biodiversidad utilizando el modelo ReCiPe. Haciendo uso de los hallazgos como base, Volvo Cars tiene ahora la ambición a largo plazo de esforzarse por ser netamente positivo en toda su cadena de valor y contribuir a un futuro positivo para la naturaleza.

Esto requerirá una combinación de medidas a corto y largo plazo que Volvo Cars está desarrollando en la actualidad, como evitar y rebajar la huella de su cadena de valor, diseñar un programa para actividades de restauración y conservación dentro de los ecosistemas donde opera/se abastece y trabajar junto con socios de la cadena de suministro para crear conciencia sobre cuestiones de biodiversidad.

2030 también será un año histórico para Volvo pues para entonces se ha fijado el objetivo de comercializar únicamente vehículos eléctricos, cinco años antes de que entre en vigor la normativa europea que prohíba la comercialización de turismos y furgonetas que no sean de «emisiones cero».

Vanessa Butani, al frente de la sostenibilidad de Volvo

Volvo Cars ha confirmado que Vanessa Butani asumirá el cargo de responsable de Sostenibilidad global a partir del 1 de abril de 2024.Butani sucede en el cargo a Anders Kärrberg, que ha decidido retirarse y que ha sido el responsable de Sostenibilidad global desde que la compañía sueca creó este nuevo departamento en al año 2019.

La ejecutiva se encargará de liderar todo lo relacionado con los objetivos de sostenibilidad de Volvo Cars y la evolución constante de su ambiciosa estrategia en esta materia, y también tendrá un rol determinante en el proceso de transición de la organización, que pasará de ser un fabricante de automóviles global de tradición centenaria a convertirse en uno de los principales proveedores de movilidad sostenible.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos