spot_img
6.9 C
Madrid
domingo, noviembre 28, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Volkswagen T-Roc: Diseño y tecnología para un superventas del renting

spot_img

Desde su lanzamiento al mercado en 2017, el T-Roc se ha convertido en un pilar fundamental para Volkswagen, y prueba de ello es el más de un millón de unidades que se han comercializado desde entonces. Hablamos de un SUV compacto que, además, está funcionando de maravilla en el mercado de renting, ocupando con 4.966 unidades, según datos de MSI Iberia, el cuarto lugar en el ranking de matriculaciones en los diez primeros meses del año, acumulando un crecimiento del 105,4% respecto al mismo periodo de 2020. Ahora, en el ecuador de su vida comercial, recibe una puesta al día que incluye algunas novedades de diseño, un interior renovado y sobre todo una dotación tecnológica mucho más completa que la de su antecesor. Cambios que se extienden a toda la gama de este modelo, entre la que se incluye la versión más deportiva R y la variante descapotable.

Los cambios realizados en el diseño de la carrocería son muy sutiles, tanto que para distinguirlos bien tendríamos que ver juntos a este nuevo T-Roc y a su antecesor. En el frontal estrena un parachoques de nueva factura, una rejilla rediseñada que incluye una tira iluminada y unos nuevos faros con tecnología LED, que en opción pueden incorporar el sistema matricial IQ-LIGHT. En la parte trasera también son novedad los grupos ópticos, igualmente con tecnología LED y los intermitentes dinámicos. Además, este modelo añade cinco nuevos colores a su gama, mientras que las llantas de aleación, de nuevo diseño y de entre 17 y 19 pulgadas, aportan unas mayores posibilidades de personalización del vehículo.

Las novedades introducidas por Volkswagen en el interior de este nuevo T-Roc sí son mucho más notables, comenzando por el salpicadero, totalmente rediseñado y con un estilo más moderno, en el que han cambiado la posición de las rejillas de climatización, ahora bajo la pantalla multifunción. Este elemento cobra un protagonismo mucho mayor, siendo de tipo flotante y con un tamaño, en función del nivel de acabado, de 8 o 9,2 pulgadas. Integra el sistema multimedia y de conectividad MIB3, mucho más moderno y capaz y que permite el uso de diversas funciones y servicios en línea. Este sistema es compatible tanto con Apple CarPlay como con Android Auto. Su digitalización se completa por la parte del cuadro de instrumentos, que en opción puede ser el denominado Digital Cockpit Pro con una pantalla de 10,25 pulgadas.

Refuerzos tecnológicos y sin novedades mecánicas

Al tratarse de una actualización, más enfocada a la parte del estilo, nada cambia en lo que tiene que ver con el espacio reservado para los pasajeros y la capacidad del maletero, que con 456 litros sigue siendo una de las referencias de su segmento. Sí que es una novedad importante en la nueva gama T-Roc su dotación mucho más generosa y vanguardista de sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción. Destacan los agrupados en el IQ.DRIVE Travel Assist, como es el caso del programador de velocidad activo y del asistente de mantenimiento de carril, que permiten la dirección, la frenada y la aceleración asistida hasta una velocidad de 210 km/h, acercando así a este SUV a la conducción autónoma.

Tampoco podemos apuntar ninguna novedad en relación a su oferta mecánica, por lo que el T-Roc sigue estando disponible con los motores de gasolina 1.0 TSI de 110 CV, 1.5 TSI de 150 CV, 2.0 TSI de 190 CV y el 2.0 TSI de 300 CV, este último reservado para la versión más deportiva R. A ellos se suma el bloque diésel 2.0 TDI con unas potencias de 116 y 150 CV. Tal como viene ocurriendo hasta ahora con este modelo, algunos de estos propulsores se pueden elegir con caja de cambios manual de seis velocidades o con la automática DSG de siete, del mismo modo que el grueso de las motorizaciones están asociadas a la tracción delantera, quedando la tracción total 4Motion como alternativa para el TDI de 150 CV y como configuración de serie en el 2.0 TSI de 190 CV y en la versión R de 300 CV. Para el T-Roc Cabrio tan solo hay dos motorizaciones disponibles, el TSI 1.0 de 110 CV y el TSI 1.5 de 150 CV.

La renovada gama de este SUV contempla cinco niveles de acabado, uno más básico denominado T-Roc, Life, Style, R- Line y R, este último reservado a la potente y deportiva versión de 300 CV, de la que hay que decir que llegará al mercado un poco más tarde, a primeros de 2022. Por su parte, el Cabrio está disponible en las líneas de equipamiento Style y R-Line. En relación a los precios, Volkswagen ha dado a conocer los de las versiones de acceso: 23.495 euros en el T-Roc y 31.850 en el T-Roc Cabrio, tarifas que no incluyen ningún tipo de descuento ni acción promocional.

 

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img