8.8 C
Madrid
domingo, marzo 3, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Vehículos etiqueta 0: sólo la mitad de los españoles puede permitirse comprar uno

Pese al elevado incremento de la oferta de estos modelos en el mercado, que ya suponen el 22% de la oferta de vehículos nuevos en nuestro país, las ventas de los vehículos dotados con etiqueta 0 no terminan de eclosionar como se esperaba.

En 2023, apenas un 12,9% de las matriculaciones de turismos y todoterreno del mercado son vehículos enchufables (híbridos PHEV y eléctricos puros o BEV). Según las cifras oficiales de la DGT, apenas un 5,9% de las matriculaciones corresponden a modelos BEV y los PHEV tan sólo alcanzan el 7% de las unidades matriculadas.

Cierto es que frente a las ventas registradas en 2022 las unidades adquiridas de ambos tipos de vehículos han experimentado un notable impulso (72,9% de incremento los primeros y 30,7% los segundos), pero ese 12,9% en total sigue siendo una cantidad que los propios fabricantes todavía consideran residual en el conjunto del mercado.

El problema reside, al decir de muchos analistas, en la fuerte brecha que provoca el elevado precio de adquisición que los vehículos de estas tecnologías tienen en el mercado. Actualmente, estos modelos se mueven en niveles de precios “récord”, a los que se ha llegado tanto por la innovación técnica que suponen como a consecuencia de la fuerte subida de la inflación y de los tipos de interés.

Incremento del 30,95% en el precio medio

Según indica la Agencia Tributaria, el precio medio de los vehículos que se han matriculado en España durante los primeros nueve meses de este año 2023 fue de 23.561 euros (impuesto de matriculación incluido), 5.590 euros más que el registrado en las mismas fechas en el año anterior a la pandemia (2019), que fue de 18.061 euros. Es decir, una subida del 30,95% en el valor de los vehículos en apenas cuatro años.

Según datos del portal de compraventa Coches.com, el 48,3% de los coches nuevos matriculados en nuestro país hasta el mes de octubre no superaba los 20.000 euros en su precio de adquisición. Es más, la oferta de vehículos etiqueta 0 en ese tramo de precio no permite comprar ni un solo vehículo en nuestro país, salvo que este sea un cuadriciclo, cuyas prestaciones, capacidades y seguridad distan mucho de ser las que se pueden conseguir con la compra de un turismo, por muy bajo coste de adquisición que este tenga.

Así, quienes buscan comprar un vehículo dotado con etiqueta 0 se ven obligados a tener que incrementar el presupuesto que deben dedicar a ello. Casi un tercio del total de matriculaciones que se producen en España (32,3%) son de vehículos cuyo coste de adquisición oscila entre los 20.000 y los 30.000 euros. Sin embargo, ello no indica que los consumidores puedan acceder con facilidad a la compra de vehículos electrificados enchufables tipo BEV y PHEV. Y es que según el citado análisis, apenas un 5% de la oferta existente de vehículos nuevos de estas características con etiqueta cero en sus parabrisas se pueden adquirir dentro de esa horquilla de precios.

Hasta 30.000 euros, oferta muy limitada

Sin contar con los posibles descuentos y promociones que pueden aportar marcas y distribuidores, la oferta existente de vehículos cero emisiones a disposición de los consumidores por hasta 30.000 euros sigue siendo muy limitada en cuanto a cantidad. Y, además, los pocos que se encuentran en esos rangos de precio siguen siendo coches de pequeño tamaño, en su mayoría utilitarios de enfoque urbano y de prestaciones bastante limitadas.

Para poder acceder a un SUV compacto, el segmento de mayor volumen de ventas en nuestro mercado, hay que subir hasta los 33.700 euros, cifra bajo la cual se encuentra actualmente el 80,5% de las familias o personas que han adquirido un vehículo durante los primeros nueve meses de este ejercicio.

Sí es cierto que, según el informe elaborado por Coches.com, se ha “detectado que hay en el mercado numerosas versiones de vehículos enchufables con mejores descuentos que los que ofrecen sus alternativas con motores de combustión”, comenta Gerardo Cabañas, director general del portal de motor.

Las marcas «dirigen» las compras

Según comenta Cabañas, estas situaciones se producen de manera habitual porque “las marcas han de cumplir con unos niveles de emisiones en el global de los coches que venden en el conjunto del año y que cada vez son más exigentes, por eso buscan encauzar a los clientes hacia la compra de esos modelos en concreto”.

Para Cabañas, esa es una ventaja que puede surgir a la hora de comprar el vehículo aprovechando el cierre del año en determinadas marcas o concesionarios. Sin embargo, “por ahora la gran mayoría de las ofertas que se observan en las concesiones están dirigidas a vehículos de mayor coste, con precios superiores a los 40.000 euros”.

Aun así, tan solo el 7,9% de los compradores de vehículos nuevos en España ha matriculado durante los tres primeros trimestres del año un vehículo adquirido por más de 40.000 euros. Curiosamente, es precisamente a partir de ese rango de precios cuando la oferta de vehículos eléctricos puros o híbridos enchufables se multiplica exponencialmente. Casi un tercio de las versiones disponibles a la venta de estos modelos son etiqueta 0y sus gamas ya ofrecen numerosos tipos de carrocerías y tamaños entre los cuales los clientes pueden elegir el que más les interese para cubrir sus necesidades… y también gustos.

En aquellos segmentos del mercado en los que la electrificación ha llegado de manera anticipada al resto, tan solo en el caso de los de mayor precio es donde se logra superar una disponibilidad de versiones con etiqueta 0 superior al 30% de la oferta total existente en el segmento. Únicamente podemos exceptuar en este caso a los vehículos de pequeño tamaño, aptos para circular por ciudad, donde su eficacia es máxima, si bien todavía su disponibilidad es escasa, casi tanto como su autonomía y prestaciones, así como por la capacidad que ofrecen para desplazar a un amplio número de pasajeros y enseres a bordo.

Lo mismo sucede en los segmentos más pasionales, como pueden ser los de los modelos cabrio, coupés y más deportivos, donde si bien encontramos vehículos eléctricos o híbridos enchufables de muy elevada potencia, la oferta existente también es muy reducida… a la par que muy cara.

Oferta casi inexistente en los segmentos A, B y C

Entre los SUV compactos y los modelos de pequeño tamaño, los segmento A, B y C, donde se concentran nada menos que el 52% de las ventas del mercado en España en lo que llevamos de año, la oferta es prácticamente inexistente. La razón que los fabricantes de automóviles esgrimen para explicar tal situación es que “implementar baterías y motores eléctricos para obtener prestaciones similares a los modelos ICE (con motor de combustión) equivalentes elevaría su precio demasiado y dejarían de ser competitivos”, afirma Gerardo Cabañas.

El elevado precio sigue siendo la principal barrera que los vehículos eléctricos e híbridos enchufables encuentran para su éxito comercial en España. A ello se suma tanto la ya conocida escasez de puntos de recarga (pocos y en muchos casos inoperativos), como la menor autonomía y versatilidad de uso que ofrecen muchos de los modelos de ambos tipos ya en comercialización, lo que en muchos casos desanima a los usuarios a afrontar viajes de largo recorrido con ellos.

De ahí la importancia de contar con planes específicos de ayuda que faciliten la adquisición de estos vehículos etiqueta 0. Planes que deben ir más y mejor orientados a promocionar la venta de unidades más asequibles y accesibles para la mayoría de los ciudadanos.

Urge cambiar el modelo de ayudas

Las subvenciones que ofrecen los planes de ayuda en España “son unas subvenciones generosas dentro del contexto europeo. El problema es que no se trata de un descuento directo, sino que se han de solicitar tras la compra del vehículo y no todo el mundo puede adelantar esa importante cantidad de dinero cuya devolución por parte del Estado, además, se demora mucho en el tiempo” —comenta Cabañas— y eso sin considerar que, además, “hay que devolver parte de la misma en el IRPF al considerarse esta ayuda como un ingreso”.

Para el director del portal de compraventa Coches.com, “urge cambiar el modelo de ayudas. Sobre todo cara a 2024, año en el que van a llegar al mercado coches eléctricos más económicos y accesibles de numerosas marcas, que además de facilitar el cambio hacia una movilidad sostenible también van a propiciar que este se acelere”.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos