29.1 C
Madrid
lunes, mayo 27, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

¿Vas a vender tu coche? Los expertos aconsejan que mejor esperes a la primavera   

spot_img

Dicen que comprar coche los últimos días del año puede facilitar el acceso a mejores ofertas y precios más bajos, pero si para adquirir un nuevo vehículo tienes que vender tu viejo modelo, igual lo que te ahorras por un lado lo pierdes por otro. En opinión de los expertos, los últimos días del año no son los más favorables para recibir buenas ofertas y los valores de venta que se obtienen suelen ser más bajos.

Y lógica no le falta. Si precisamente los últimos días del año los precios de los coches suelen ser “algo” más accesibles gracias a las ofertas que concesionarios y compraventas ofrecen para lograr un mayor número de ventas, alcanzar rappels, etc, lo normal es que también eso termine por afectar a las ventas de los vehículos usados, que igualmente reducen sus precios debido a la menor actividad que en el mercado de ocasión se produce durante las fiestas.

No se vende siempre igual; la época del año influye

Desde CarVertical, empresa especializada en informes sobre el historial de los vehículos a partir de más de 900 registros y bases de datos globales, sus expertos indican que no todos los momentos del año son iguales a la hora de vender un automóvil. La situación varía muy sensiblemente en función de distintos factores que conviene tener siempre presentes: tipo de vehículo, ubicación del mismo, situación del mercado, etc. Factores en los que el saber elegir la época adecuada del año para ello también puede ayudarnos a vender un coche de forma más rápida y provechosa.

Desde CarVertical nos proporcionan una serie de consejos respecto a cómo elegir el mejor momento para vender un vehículo y tratar de obtener el mejor precio por él. Según nos comenta Matas Buzelis, experto en automoción de CarVertical y fundador y presidente de la Asociación de Inteligencia Automotriz (dedicada a fomentar la colaboración entre empresas y organismos gubernamentales con la finalidad de conseguir una mayor transparencia en esta industria), no es bueno apresurarse a poner a la venta un vehículo en los portales de anuncios clasificados en pleno invierno.

Por el contrario, aconsejan, es preferible esperar a que entre la primavera para hacerlo, pues es a partir del mes de marzo cuando la actividad repunta y se adquieren mayor número de informes anuales del historial de cada vehículo. En marzo se adquieren el 8,2% del total de informes del año, en abril el 8,4% y en mayo el 8,5%, cifras que indican una mayor demanda en primavera que durante los fríos meses de invierno, donde, por ejemplo, en el mes de diciembre, tan sólo se efectúan el 7,6% de los informes sobre el historial de los vehículos.

Diciembre y enero, los peores meses para vender

Según Buzelis, los peores meses para vender un coche son los de diciembre y enero. Son meses en los que la mentalidad de muchas personas está centrada en las navidades y en lograr ahorrar dinero para hacer frente a los gastos de las fiestas y de la tan temida “cuesta económica” de inicios de año, lo que provoca que muchos posibles interesados en la compra del vehículo eviten hacer compras. Además, cada vez es mayor el número de personas que precisa de tiempo para poder recuperarse de los gastos extras de final de año y poder comenzar a ahorrar de nuevo antes de pensar en efectuar un gasto de tanta importancia como es el de la compra de un automóvil.

Todo ello produce un menor interés por la compra de vehículos que, unido al clásico impacto en la confianza de los consumidores que producen situaciones de dificultad económica como la que vivimos actualmente, con tipos de interés y tasas de inflación muy elevados, provocan incertidumbre económica y fuerzan a los interesados a posponer sus intenciones de compra.

Así, aunque un coche usado en buenas condiciones y con un historial limpio puede venderse rápidamente, ya que la demanda de usados en buen estado de conservación es mayor que nunca, lo cierto es que el interés por la compra de los mismos decae notablemente en los meses de invierno para activarse cuando comienzan a llegar meses más cálidos que animan a la gente a conducir dadas la mejora de las condiciones climáticas que se pueden encontrar en las carreteras.

Afirma Buzelis que «es más fácil conducir en primavera que en invierno. Los días comienzan a ser más largos y hay menos peligros en la carretera, donde cada vez es menos frecuente encontrar carreteras mojadas, cubiertas de hielo o nieve. Además, los conductores noveles —aquellos a los que “equivocadamente” en muchos hogares se les proporciona un vehículo usado para estrenarse en la conducción— suelen preferir comenzar a ponerse al volante de un vehículo en entornos lo más seguros posibles, lo que tiene una especial incidencia sobre la demanda”, comenta el experto de CarVertical.

Transición del verano al otoño, buen momento de ventas

Junto con la primavera, tanto el final del verano como el principio del otoño también son buenos momentos para vender un vehículo. Precisamente, y de acuerdo a los datos de que dispone CarVertical, estos son los meses del año en los que se producen la mayor parte de los informes sobre el historial de los vehículos, herramienta que cada vez en mayor medida se solicita por parte de los compradores para comprobar el auténtico estado de cada unidad en el mercado de ocasión para evitar cualquier tipo de sorpresa durante el proceso de compra. De acuerdo con los datos de CarVertical, en agosto se adquieren el 9,1% de los informes anuales y en septiembre el 8,9%.

Seleccionar el momento adecuado de la venta de nuestro vehículo puede ayudarnos a venderlo no sólo a un mejor precio, también mucho más rápido —lo que también es una forma de obtener una mayor rentabilidad en la operación de venta. Cuando la demanda es menor, por lo general los vendedores se ven a menudo forzados a tener que negociar más los procesos de venta, lo que en la mayoría de las ocasiones viene a contribuir a reducir el valor de adquisición del vehículo por parte del comprador.

Así, por ejemplo, vender un descapotable en pleno invierno resulta mucho más complicado que hacerlo en primavera, especialmente en los meses más cercanos a la temporada de verano. El tipo de modelo también puede influir a la hora de elegir cuando ponerlo a la venta, pues son muchos los compradores que optan precisamente por modelos y versiones SUV o dotadas con tracción total a finales del otoño para poder contar con un vehículo que les aporte una mayor seguridad de uso y capacidad con la que afrontar los riesgos del invierno.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos