15.2 C
Madrid
jueves, septiembre 21, 2023

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Uber inicia sus servicios en Mallorca, con OK Mobility como partner estratégico

spot_img
spot_img

Tras la reciente sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, la relación entre las operadoras de VTC y los taxistas vuelve nuevamente a tensarse. Y si la cuerda ya estaba lo suficientemente tirante, el inicio de las actividades de las VTC en plazas donde hasta la fecha no estaban presentes vuelve a disparar la tensión en el sector de alquiler de vehículos con conductor.

Uber daba comienzo este pasado día 8 de junio a sus servicios en Mallorca y los taxistas no han tardado en denunciar que los conductores de la empresa de movilidad ya están captando clientes a mano alzada o que no se respetan los plazos previos de contratación que la normativa en las islas impone —pese al criterio decretado por el tribunal europeo—.

Por el momento, el servicio —que ha supuesto toda una revolución en el universo de movilidad disponible en la isla— se puede disfrutar de manera limitada en los municipios de Palma, Calviá, Andratx y Lluchmayor. Uber ha desembarcado inicialmente una flota de apenas 50 unidades que se pueden contratar a través de la conocida aplicación de la empresa de movilidad norteamericana.

Los taxistas tradicionales de la isla, pese a que pueden vincularse al servicio de Uber y prestar servicios contratados a través de su plataforma, no están precisamente contentos con la llegada de la multinacional del transporte a la isla. Al contrario, lejos de dar la bienvenida a su nuevo competidor ya están mostrando su desacuerdo y exigiendo a las autoridades que realicen una estricta vigilancia tanto de la seguridad como de la legalidad de sus actuaciones.

Acuerdo estratégico de colaboración

El desembarco de Uber en Mallorca llega también de la mano de OK Mobility, conocida empresa de servicios de movilidad en las Islas Baleares con la que ha firmado un acuerdo estratégico de colaboración para facilitar el desarrollo de su actividad y procurar importantes descuentos cruzados entre los respectivos clientes de sus servicios.

El objetivo es sumar esfuerzos para dar respuesta al fuerte crecimiento de la demanda de servicios de movilidad en las principales ciudades de la isla de Mallorca. Esfuerzos que se suman a los que desde hace tiempo vienen realizando ambas compañías, junto con el sector del taxi, para proporcionar a los usuarios mayores y mejores alternativas de movilidad que poder utilizar durante su estancia en Mallorca.

Según el comunicado conjunto emitido por ambas con ocasión de su acuerdo, las dos compañías «ofrecerán descuentos especiales a sus respectivos clientes para que estos puedan combinar las operaciones de alquiler de vehículos que facilita OK Mobility con la contratación de servicios bajo demanda a través de la app de Uber».

Fuerte demanda de servicios de movilidad

Mallorca está experimentado una fuerte demanda de servicios de movilidad, especialmente con motivo del arranque de la temporada estival. Según el Instituto Nacional de Estadística, sólo durante el primer trimestre del presente año 2023 la llegada de turistas internacionales se ha incrementado en un 41,2% frente al volumen que se registró en el mismo período del año anterior. Y afirma Uber que el interés de los isleños por el uso de sus servicios sigue incrementándose. Solo durante su estancia en Mallorca durante el pasado año, 135.000 visitantes de la isla intentaron conectarse.

Para Felipe Hernández Aramburu, director general de Uber para España y Portugal, «queremos trabajar para mejorar la movilidad en Mallorca» y nos gustaría hacerlo «de la mano con los taxistas mallorquines, del sector turístico local y de las administraciones públicas locales».

Por su parte, Javier Vic, presidente de la Asociación Hostelera de Palma (ASHPAMA), apunta que «todo indica que la temporada de verano será excelente» para hoteles y restaurantes, y que los visitantes de las islas puedan «disponer de un nuevo sistema de movilidad que dé servicio a los visitantes es, sin duda, clave para afianzar la imagen de Mallorca como destino turístico. En este sentido, contar con cualquier refuerzo a la red de transportes que permita favorecer la estancia a los turistas y mejore la calidad de vida de los ciudadanos será bienvenido».

Finalmente, el CEO de OK Mobility mostraba su alegría por participar en el nuevo servicio. Para Othman Ktiri, su más «firme compromiso es el de poder facilitar la movilidad por toda la isla». Por ello, dijo Ktiri, «sumamos esfuerzos junto a Uber, para seguir cubriendo los desplazamientos de residentes y turistas, especialmente en momentos de alta demanda, como bien puede ser el de la temporada de verano que ahora comienza».

La puesta en marcha de los servicios de VTC era una de las demandas de los usuarios de movilidad en Mallorca, dado que las aplicaciones existentes no permitían satisfacer las necesidades reales de movilidad en la isla. Según distintos estudios y encuestas, desde el inicio de las operaciones de Uber el pasado día 8, su aplicación telemática ha registrado 20.000 entradas y dos de cada tres mallorquines (65% de la población) preguntados al respecto es de la opinión que las VTC en general y Uber en particular deberían poder prestar servicio en igualdad de condiciones, para lo cual los consumidores lo tienen claro y apuntan a flexibilizar la regulación del sector del taxi.

En todo caso, desde Uber ya se han dirigido a las autoridades de la isla para solicitar que se proteja a sus conductores y a sus vehículos ante los primeros brotes de acoso que ya están surgiendo contra ellos por «una parte del sector del taxi» tras haberse registrado los primeros incidentes en la localidad de Calviá.

La petición se produce tras la difusión de un vídeo en el que unas personas, presumiblemente taxista de la localidad mallorquina, increpan a un conductor de Uber al tiempo que le piden explicaciones sobre su presencia en una zona y le advierten de que no puede dar vueltas ni pasar por ese punto si no tiene un destino identificado. Uno de los taxistas le increpa y le dice «esto va a acabar muy mal», amenazándole a continuación con la expresión «vamos a quemar coches».

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos