28.1 C
Madrid
martes, julio 5, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Solo tres de cada 10 españoles cambiaría su coche por un carsharing

spot_img

Únicamente tres de cada 10 conductores españoles declara que sustituiría su vehículo propio por los servicios de carsharing, motosharing, carpooling, ridesharing y alquiler de coche o moto a particulares, según el Observatorio Cetelem, que además asegura que estas opciones son más populares que la media en los grupos de edad de 18 a 24 años y de 25 a 34, con el 35% y el 34% de menciones, respectivamente. En cualquier caso, estos servicios aún están lejos de ser una solución de movilidad mayoritaria, a pesar de que las alternativas de movilidad compartida no han dejado de crecer, impulsadas por la digitalización y el cambio de tendencia de la propiedad hacia el uso del vehículo, desde su nacimiento hace 35 años en Suiza.

Los datos del Observatorio Cetelem, que cumple 25 años con un bagaje de más de 180 estudios realizados, exponen que los usuarios de este tipo de movilidad valoran especialmente no tener que realizar un gran desembolso para adquirir un vehículo ni atarse a un alquiler de largo plazo, ya que, simplemente, quieren pagar por lo que realmente usan. Tras hacer cuentas, el 51% de los españoles opina que la movilidad compartida no es más económica que tener un vehículo en propiedad, frente al 49% que dice que sí.

Buenos para el medio ambiente y el tráfico

El estudio de Cetelem, que se basa en una encuesta online realizada por la empresa Canal Sondeo entre 2.200 personas mayores de 18 años con un margen de error del 2,9%, afirma también que el 49% de los españoles ve los servicios de carsharing y motosharing como la mejor solución de futuro para el medio ambiente y la mejora de la calidad del aire de las ciudades, destacando de nuevo por encima de la media los grupos de edad de 18 a 24 y de 25 a 34 años, con el 57% y el 55%, respectivamente.

En este sentido, los servicios de movilidad sostenible de ciudades como Madrid y Barcelona, donde hay miles de vehículos pertenecientes a flotas de servicios de sharing, con numerosos operadores que ofrecen coches, motos, patinetes y bicis compartidos, suelen emplear vehículos eléctricos o electrificados de última generación. Además, estos vehículos ocupan menos espacio público (diversos estudios apuntan que cada coche compartido puede reducir la necesidad de nueve a trece coches privados) y reducen el tráfico.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos