spot_img
5.9 C
Madrid
domingo, enero 23, 2022

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Toyota Europa, que será 100% eléctrica en 2035, prevé vender 230.000 unidades más en 2022

spot_img
spot_img

Toyota Motor Europe (TME) ha dado a conocer su estrategia comercial en Europa y ha compartido la visión de la compañía, nuevos productos y avances tecnológicos en el Kenshiki Forum 2021, que este año se ha centrado en la neutralidad en carbono, la aceleración del plan de electrificación y el papel de la marca japonesa en el desarrollo de una economía del hidrógeno.

Los ejecutivos de Toyota han explicado la estrategia de la compañía para alcanzar la neutralidad en carbono lo antes posible y para reducir al mínimo sus emisiones, lo cual se logrará acelerando la electrificación y ofreciendo un abanico diverso de motorizaciones eficientes en términos de CO2. En este sentido, y tras el lanzamiento del todocamino eléctrico bZ4x, la firma nipona desplegará durante los próximos años cada vez más vehículos sin emisiones -Zero Emissions Vehicles (ZEV)-, prácticos y asequibles. De hecho, se espera que el mix de ventas de ZEV represente como mínimo el 50% en Europa Occidental en 2030, con posibilidad de aumentar ese porcentaje si la demanda de los clientes lo requiere.

Matt Harrison, presidente y CEO de TME, ha aventurado que más allá de 2030 «esperamos que la demanda de ZEV se acelere aún más y Toyota estará lista para conseguir una reducción del 100% de CO2 en todos los nuevos vehículos para 2035 en Europa Occidental, siempre que, para entonces, haya infraestructuras suficientes de carga eléctrica y de hidrógeno, así como los incrementos de capacidad de energías renovables».

En la misma dirección apunta Gill Pratt, científico jefe de Toyota Motor Corporation (TMC) y CEO de TRI, cuando indica que la forma más eficiente de alcanzar la neutralidad en carbono es diversificando las motorizaciones, habida cuenta de la amplia diversidad de mercados en todo el mundo, derivada de tres factores clave: una distinta composición de fuentes de energía en cada región, las diferentes necesidades de transporte de las personas y la necesidad de maximizar el rendimiento sobre la inversión en carbono para asegurar la optimización del uso de las materias primas escasas empleadas en las baterías.

Si bien Toyota se compromete a poner millones de vehículos eléctricos de batería a disposición de los clientes, dice Pratt que «para reducir más emisiones netas de carbono en todo el mundo hay que recurrir a todos los instrumentos a nuestro alcance, incluidos los híbridos eléctricos, híbridos enchufables, eléctricos de batería y eléctricos de pila de combustible, con las proporciones óptimas para aprovechar al máximo los restricciones de la infraestructura y las circunstancias de los clientes en cada región, así como las limitaciones de suministro y la mejora del rendimiento de las baterías».

Batería a mitad de coste

El vicepresidente de I+D de TME, Gerald Killmann, desveló la estrategia de Toyota en cuanto a baterías, tras anunciar la marca una inversión de 11.500 millones de euros e iniciar la producción de la primera batería bipolar de NiMh, que además de utilizar menos minerales preciosos tiene un coste inferior y el doble de densidad energética que una batería normal de NiMh. Mediante la aplicación de técnicas similares a las baterías de ion de litio, en combinación con el consumo más eficiente de energía en los vehículos, Toyota reducirá al 50% el coste de las baterías por automóvil, sin que la autonomía se vea afectada, durante la segunda mitad de esta década. De esta forma, los eléctricos serán más asequibles y accesibles.

Sobre las baterías de estado sólido, Killmann confirmó que tras las pruebas del prototipo del año pasado, probablemente se montarán primero en vehículos híbridos eléctricos antes de su despliegue generalizado, también en vehículos eléctricos de batería, con vistas a aumentar la potencia y la autonomía y reducir los tiempos de recarga.

Por otra parte, Toyota espera entregar 1,07 millones de vehículos en 2021 en Europa, lo que supondría una cuota de mercado del 6,3%, un nuevo récord y un incremento de 80.000 unidades con respecto a 2020. En 2022 prevé batir ese récord y vender alrededor de 1,3 millones de vehículos, lo que supondría una cuota de mercado del 6,5%.

Detrás de esta previsión de crecimiento de 230.000 unidades entre 2021 y 2022 hay un producto potente, que incluye una amplia disponibilidad de plataformas TNGA y el mayor mix de electrificación hasta la fecha en Europa, en torno al 70%. También ayudarán los importantes lanzamientos de nuevos modelos, como bZ4X, Aygo X Cross, GR86 y Corolla Cross.

Modelos y tecnologías

En el Kenshiki Forum se llevó a cabo también la presentación europea del nuevo bZ4X, el primero de una serie de siete modelos bZ que se fabricarán en base a la plataforma eTNGA específica, así como el nuevo todocamino Corolla Cross, que estrena la quinta generación del sistema híbrido de Toyota. Igualmente, se avanzó la última información sobre H2 Momentum, tecnología puede ayudar a descarbonizar el conjunto de la economía más allá del transporte. La tecnología de hidrógeno de Toyota ya está integrada en turismos, autobuses, camiones, trenes y aplicaciones marítimas y fijas.

Asimismo, Toyota aseguró que empezará a producir en Bélgica el módulo de pila de combustible Toyota Generation 2 a partir de enero de 2022 y presentó un prototipo de GR Yaris alimentado con hidrógeno, al tiempo que mostraba los Toyota GR 86 y Toyota Yaris GR Sport.

Artículos reclacionados

Últimos artículos