spot_img
8.5 C
Madrid
domingo, noviembre 28, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Toyota bZ4X: Salto al eléctrico del rey del híbrido

spot_img

Toyota ha presentado a nivel mundial el nuevo bZ4X, el primer vehículo eléctrico de una nueva serie de modelos en el ámbito de la recién creada submarca bZ (beyond Zero) del gigante japonés. Se trata de un SUV compacto con tecnología 100% eléctrica que presume de ser el primer coche que emplea la nueva plataforma e-TNGA desarrollada para los futuros modelos eléctricos de Toyota. Una plataforma que tiene algunas particularidades interesantes, como es el caso de la batería, muy delgada y situada bajo el piso formando parte del chasis, solución que aporta una serie de ventajas como un centro de gravedad muy bajo o no ocupar nada de espacio en el interior.

La nueva plataforma e-TNGA también permite una distancia entre ejes muy considerable. Comparado con el RAV4, y debido a que las ruedas se han llevado hasta los extremos de la carrocería, esta cota es 160 mm mayor, por lo que en el bZ4X se va hasta muy cerca de los tres metros. Si lo seguimos comparando con el RAV4, su altura es 85 mm inferior y la línea del capó también se ha rebajado 50 mm. Con todo ello, Toyota anuncia que este nuevo SUV eléctrico es un vehículo de cinco plazas muy cómodo y espacioso, que redondea su oferta con una buena capacidad de maletero, 452 litros.

Producto de vanguardia

El bZ4X luce una imagen vanguardista con un aspecto robusto. En el frontal llaman la atención los faros, muy finos. En el lateral, unos voluminosos pasos de rueda y las llantas de hasta 20 pulgadas contribuyen a darle un toque también muy agresivo. En la carrocería también se integran una serie de elementos aerodinámicos que contribuyen a mejorar la autonomía del vehículo, como unas grandes aberturas en los extremos del parachoques frontal, los alerones de techo y trasero, el difusor posterior, el carenado de los bajos o una rejilla muy fina que regula la entrada de aire para refrigerar la batería.

El interior muestra un diseño muy limpio y rebosa tecnología por los cuatro costados. El cuadro de instrumentos, muy fino y situado por encima del volante justo a la altura de los ojos, queda conformado por una pantalla TFT de 7 pulgadas. También tiene un protagonismo muy destacado la gran pantalla flotante en la consola central. Entre su generosa dotación de serie se incluye un nuevo sistema multimedia con actualizaciones de software inalámbricas.

Pensando en la seguridad de sus ocupantes, el nuevo bZ4X está dotado con la tercera generación del sistema Toyota Safety Sense, con nuevas y mejoradas funciones. Entre las mejoras destaca la expansión del Sistema de Seguridad Precolisión, que ahora puede también  detectar los vehículos que circulan en sentido contrario e invadan el carril, suprimir la aceleración a baja velocidad y añade una función para frenadas de emergencia.

Delantera o total

Se presentará en Europa el próximo 2 de diciembre para posteriormente abrirse un proceso de reservas online. En su versión de tracción delantera montará un motor de 204 CV y 265 Nm de par, mientras que la opción de cuatro ruedas motrices disfrutará de un sistema de tracción total desarrollado en conjunto con Subaru, que es su socio en este proyecto, con un motor en cada eje de 108,8 CV (80 kW), siendo su potencia máxima 217,6 CV y su par motor de 336 Nm. Sobre el sistema de tracción AWD hay que decir que es muy completo ya que permite optar a la función XMODE, con distintos modos de conducción con ajustes específicos para nieve/barro por debajo de 20 km/h y control de agarre para conducción off-road más extrema por debajo de 10 km/h.

Alta durabilidad

En el desarrollo de la batería Toyota vuelca sus más de 24 años de experiencia en vehículos electrificados, habiendo cuidado mucho todo lo que tiene que ver con su durabilidad; por ejemplo, con un sistema de refrigeración por agua que contribuye, según la marca, a que la batería pueda mantener un 90% de su capacidad tras 10 años de uso o 240.000 km, un dato que es realmente bueno. Su capacidad es de 71,4 kWh y su autonomía, pendiente de homologar con más exactitud, estaría por encima de los 450 km en ciclo WLTP. La batería se puede recargar en un punto de carga rápida de 150 kW al 80% en unos treinta minutos, viniendo equipado de serie con un cargador de 11 kW.

Para asegurar una buena autonomía, el coche cuenta con un sistema de climatización por bomba de calor con un consumo energético muy bajo y con un panel (opcional) en el techo solar. Una solución que permite recargar la batería tanto con el coche funcionando como estacionado, calculando Toyota que puede acumular suficiente energía a lo largo del año para circular 1.800 km.

Otra curiosidad técnica del bZ4X es la denominada dirección One Motion Grip, prevista en Europa para más adelante, que tiene la particularidad de tener un sistema electrónico que elimina cualquier conexión mecánica entre el volante y las ruedas delanteras. Este sistema se encarga, según la intención del conductor, de ajustar el ángulo de giro. Además, deja más espacio para las piernas y al  suprimir las vibraciones de los neumáticos en la dirección la conducción es más suave. También al ser el giro del volante muy pequeño, se ofrece como alternativo otro con un diseño muy similar al que se utiliza en los monoplazas de Fórmula 1.

Galería de imágenes

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img