23 C
Madrid
miércoles, junio 12, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Tesla busca minimizar pérdidas a las flotas europeas ofreciendo descuentos y mejorando la postventa

spot_img

Las repetidas pérdidas de valor en los precios minoristas del fabricante americano de vehículos eléctricos Tesla han “encendido” los ánimos de numerosas compañías de renting europeas, puesto que han hundido la rentabilidad de sus operaciones con los modelos de la marca. Modelos con los que, además, se ven severamente perjudicados dado el lento servicio que el fabricante ofrece y las costosas reparaciones a las que se ven obligados a responder cuando sus clientes corporativos accidentan sus vehículos.

Por todo ello, desde Tesla se está intentando “contentar” en lo posible a los compradores de flotas europeos añadiendo en sus ofertas descuentos adicionales no oficiales en la compra de nuevas unidades, si estas están disponibles en el stock del fabricante.

Tesla busca poner remedio a la situación

Desde Tesla se están realizando auténticos esfuerzos para tratar de abordar las problemáticas que generan las quejas generalizadas sobre sus distintos servicios, en especial los relativos a las operaciones postventa de reparaciones, así como acelerar la entrega de pedidos.

Una política que contrasta sobremanera con la que venía desarrollando el fabricante norteamericano, quien durante muchos años, según numerosos administradores de flotas y de empresas de renting, había venido ignorando todos estos problemas, según ha podido confirmar la agencia de noticias Reuters tras entrevistar a nueve ejecutivos de importantes operadoras de renting y alquiler de vehículos, así como a otros doce administradores de flotas corporativas en Europa.

El debilitamiento de la demanda de vehículos nuevos en los distintos mercados europeos y la cada vez mayor competencia ejercida por los fabricantes de origen chino, en especial de marcas como BYD y MG, están produciendo importantes daños en la cuenta de resultados de Tesla, dado que los mayores clientes con los que cuenta la compañía en Europa son gestores de flota cuyas compras significan prácticamente la mitad de las unidades que la marca eléctrica americana vende en la UE.

Enfado de las compañías de renting y alquiladoras

Los operadores de renting están realmente enfadados con Tesla. Las sucesivas caídas en los precios de los modelos del fabricante están afectando muy seriamente a la rentabilidad del negocio, pues tal descenso en el valor de los coches nuevos de la firma americana altera por completo la estabilidad del precio de reventa de las unidades adquiridas al finalizar los contratos de arrendamiento de las mismas.

Las caídas de precios, en especial tan repentinas y seguidas, han terminado por socavar los valores residuales de los Tesla adquiridos por las operadoras de renting y las compañías de rent a car, provocando importantes pérdidas en las cuentas de resultados de las citadas compañías.

No hay nada peor que ver caer el residual

Para los actores del sector del renting y del alquiler de vehículos, “no hay nada peor que ver caer continuamente el valor de los activos adquiridos para la flota”, ha comentado a Reuters Richard Knubben, director general de LeaseEurope, empresa de leasing con sede en Bruselas (Bélgica) y que opera en 31 países

Para solventar la situación, “Tesla está ahora ofreciendo activamente a los operadores de renting descuentos adicionales en sus compras buscando con ello compensar a sus clientes”, ha asegurado Knubben, quien sin embargo afirma que “los valores residuales de los Tesla han caído tan brusca y rápidamente que no estoy seguro de que los descuentos que Tesla ahora nos ofrece sean suficientes para ello”.

Según informa Reuters, Tesla no ha querido responder a estas informaciones pese a haberse puesto en contacto con la compañía buscando su versión acerca de esta “campaña de control de daños para abordar la caída de los valores de los productos de la marca”.

Según el informe de Reuters, un alto ejecutivo de una gran empresa europea de arrendamiento de vehículos afirma que desde mediados de 2023 Tesla ha venido ofreciendo importantes descuentos oficiales en los valores de sus vehículos, en especial a partir de finales del tercer trimestre en sus Model 3 y Model Y. Descuentos superiores a los 2.000 euros por coche para las unidades de dichos modelos disponibles en sus stocks. Según este mismo ejecutivo, tales promociones llevan manteniéndose desde entonces hasta el momento presente.

La caída del valor de reventa, muy perjudicial

En otro orden de cosas, lo que sí es cierto es que el fabricante de vehículos eléctricos está tratando de poner remedio a la situación creada. Según Tim Albertsen, director ejecutivo de Ayvens, empresa que cuenta con una flota compuesta por más de 3,4 millones de automóviles, de los cuales más del 10% son vehículos eléctricos, “los servicios de Tesla han mejorado en los últimos tiempos, pero la caída de sus valores de reventa ha resultado muy perjudicial. Tesla lo ha entendido así, y por eso ahora viene con soluciones con las que tratar de ayudar a enmendar el daño causado”.

Arval, otro de los grandes actores del sector del renting, ya se lo advirtieron a Tesla cuando la marca comenzó a reducir sus precios el pasado año: “Realmente, os estáis disparando en el pie”, dice su director ejecutivo adjunto, Bart Beckers, que le indicaron a Tesla.

Arval busca nuevos proveedores alternativos

Para tratar de solucionar el problema, la unidad de renting y servicios de movilidad del Grupo BNP Paribas —que maneja una flota viva en alquiler de 1,7 millones de vehículos, de los cuales 170.000 son vehículos eléctricos— está hablando ahora con hasta tres fabricantes chinos a los que comprar unidades para evitar comprar Teslas y seguir sufriendo los problemas de reparación y de servicio postventa que la marca genera.

Y si bien Arval también reconoce que Tesla está intentando solucionar dichos problemas, los cierto es que “los nuevos rivales de Tesla, los fabricantes chinos de vehículos eléctricos, parecen concentrados en evitar cometer los mismos errores que la marca norteamericana, razón por la cual están tratando de mantener fuertes los valores de reventa de sus modelos.

Las compras realizadas por las compañías de renting y las alquiladoras son de gran importancia para Tesla. Sólo en el Reino Unido y en otros 15 mercados de la UE, nada menos que el 44% de las matriculaciones de la compañía norteamericana de vehículos eléctricos fueron realizadas por los operadores de renting y las compañías de alquiler de vehículos.

Hertz y Sixt, también afectados

Estas últimas también se han visto seriamente afectadas por la errática política emprendida por Tesla en lo referente a los valores de sus vehículos. Así, Hertz sufrió importantes pérdidas superiores a más de 110 millones de euros durante el último trimestre del año pasado por la caída de los precios, lo que le forzó no sólo a cancelar sus contratos de adquisición de vehículos con el fabricante americano, sino también a vender anticipadamente muchas de las unidades de sus modelos disponibles en sus flotas de alquiler, buscando evitar el mayor daño posible en su cuenta de resultados.

Por otra parte, la alemana Sixt optó por dejar de comprar unidades a Tesla, dado que los bajos valores de reventa de las unidades del fabricante de vehículos eléctricos estadounidense le habían supuesto un recorte en sus ganancias de 2023 superior a los 40 millones de euros.

Las ventas a flotas de Tesla a Reino Unido y en los 15 principales mercados del automóvil europeos cayeron un 2,3%, mientras que en el mercado global estas subieron un 3,5%. Las ventas y beneficios de Tesla caen progresivamente a nivel mundial después de un largo y continuado proceso de crecimiento. Tesla ya ha informado de una caída del 8,5% en su volumen de entregas globales durante el primer trimestre del 2024, en la que sería su primera caída en los últimos cuatro años.

Caída que se produce tras haber crecido en sus entregas a flotas en un 57% durante el pasado año 2023, según informó la consultora Dataforce.

Servicios postventa, lentos y muy caros

Por otro lado, el lento y oneroso servicio postventa de Tesla también está influyendo muy negativamente en toda esta situación y se ha convertido en un tema ciertamente delicado en las relaciones existentes entre la marca y los operadores de servicios de renting y alquiler de vehículos. Según informa Reuters, tras haber contactado con al menos hasta una docena de administradores de flotas corporativas, sus reparaciones llevan demasiado tiempo y suponen costes mucho más elevados que los de otros fabricantes de coches equiparables.

Todo ello se debe en buena parte al elevado coste que tienen en muchas ocasiones las piezas de recambio. Costes que, según ha comentado Lorna McAtear, gerente de flota de la empresa energética británica National Grid, llegan a triplicar el promedio de sus rivales en la industria. National Grid cuenta con más de 500 Teslas en su flota de 2.000 vehículos de empresa y está decidida a proponer la eliminación de la marca en su flota a menos que el fabricante americano sea capaz de garantizar la solución a todos los problemas de postventa.

El sistema de pedidos es engorroso y hay numerosas unidades que llegan con importantes defectos (parabrisas deformado) que Tesla se niega a reparar bajo garantía. Así las cosas, según las últimas noticias al respecto tras una reunión entre los responsables de flota de National Grid y de la marca norteamericana, celebrada a finales del pasado mes de abril, parece que finalmente Tesla ha prometido “importantes mejoras” en sus servicios postventa, así como aportar soluciones al sistema de pedidos. En todo caso, en la compañía energética británica ya están en conversaciones con BYD, fabricante chino que ya está entregando unidades para la flota de National Grid.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos