18.6 C
Madrid
sábado, julio 13, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

TaxiCoin, el nuevo servicio de movilidad bajo demanda que llega a Madrid para competir con el taxi frente a las VTCs

spot_img

Tras el sorprendente rechazo recibido en Vitoria-Gasteitz por parte de los taxistas, TaxiCoin busca ahora hacerse con una parte del negocio que se disputan los Taxistas y las VTCs en Madrid, inicialmente, antes de extenderse a otras ciudades españolas. Y en todas ellas confía en hacerlo, tal y como era su deseo inicial, siempre de la mano y en colaboración con los taxistas.

TaxiCoin es una nueva aplicación de servicios de movilidad que llega al mercado para facilitar tanto los desplazamientos de sus clientes como, en especial, el negocio a los taxistas, a quienes quiere proveer de una plataforma telemática que les permita competir de manera directa frente a la mayor capacidad tecnológica que, al menos hasta el momento, presentan las compañías de VTC (Cabify, Uber, Bolt, FreeNow,…).

TaxiCoin se dio a conocer el pasado mes de marzo en Vitoria cuando presentó su aplicación móvil a los taxistas para configurarse como la primera plataforma que, al menos en teoría, anteponía los intereses del sector del taxi a los de una empresa comercial de servicios VTC. Su intención, al menos así lo manifestaba, era situar al taxista en el mismo centro del negocio, junto con los clientes a los que iba a proporcionar los servicios de movilidad y transporte.

Para que el taxi pueda competir en igualdad

El objetivo de TaxiCoin era promover una más fuerte unión del sector del taxi frente a las recién llegadas VTCs y, para ello, iba a ofrecer soluciones efectivas que iban a permitir a los taxistas competir en igualdad de condiciones con los nuevos actores emergentes recién llegados al transporte público y a los que los miembros del sector del taxi acusan de prácticas de competencia desleal e intrusismo.

Queremos escuchar las distintas voces del sector del taxi y unir sus fuerzas para contribuir a hacerlas evolucionar en una misma dirección”, manifestaba por entonces el cofundador y consejero delegado de TaxiCoin, Alain Mateo.

Para ello, TaxiCoin ofrecía a los taxistas un modelo de negocio flexible, sin exclusividad y sin obligación de tener que rotular sus vehículos en modo alguno. La nueva aplicación de transporte urbano llegaba además con un original sistema de recompensas para los taxistas que obtuvieran buenas calificaciones por parte de los clientes también recibirían “recompensas” bien en forma de bonus por sus servicios, bien mediante acceso a beneficios añadidos y patrocinios obtenidos por la publicidad inserta a través de la aplicación por clientes locales. Recompensas, patrocinios y beneficios que, de igual manera, también podrían llegar a los clientes en función del volumen de uso que estos últimos hicieran de la aplicación y de las calificaciones que como clientes también podrían otorgarles los propios taxistas.

Beneficiar y dar ventaja a los taxistas

El objetivo de todo ello es beneficiar tanto al propio taxista como a los usuarios del servicio ofreciéndoles productos y servicios de terceras empresas a través de la propia aplicación durante el trayecto. Una opción que además de proporcionarles ventajas y facilidades en la compra de determinados productos también ha de servir de lanzadera comercial para las promociones y actividades de jóvenes empresas.

La aplicación propuesta por TaxiCoin ofrecía un funcionamiento similar al de tantas otras plataformas de movilidad ya presentes en el mercado, aunque con algunas sutiles diferencias. Así, facilita una comunicación más fluida y directa entre el taxista al que le ha sido adjudicado el trayecto y su cliente a fin de mejorar en lo posible el servicio, agilizar la recogida y facilitar una mejor ubicación del cliente evitando los tan manidos problemas de geolocalización que muchas de ellas aún tienen.

Al inicio de esta noticia comentamos el fallido intento de TaxiCoin por lanzar su plataforma de movilidad en Vitoria Gasteitz, un fallido intento de arranque de la misma que finalmente no se produjo debido a la sorprendente decisión que, a última hora, que adoptaron los taxistas de la capital vasca. Al parecer, problemas de última hora con el cobro de unas comisiones elevadas no comentadas inicialmente hicieron que los profesionales del taxi vitorianos no se decidieran a sumarse a la plataforma.

En palabras de Radio Taxi Vitoria, los taxistas “ya disponen de una aplicación propia previa que permite igualmente a los clientes llamar para solicitar un servicio que acuda rápidamente a recogerles a la dirección indicada. Lamentablemente no se utiliza mucho, aunque todos la conocen: RadioTaxi Vitoria.

Rechazo de ultima hora de los taxistas

La mayoría de los taxistas implicados en el lanzamiento de la plataforma en Vitoria (unos 180 asociados) rechazaron de plano el uso de la aplicación a última hora, cuando se enteraron que el sumarse a la misma iba a suponerles unos pagos de comisiones de entre el 8 y el 12 %. Al decir de muchos de ellos, Juan Carlos Ruíz de Erentxun, creador de la aplicación y de la plataforma, “actuó de buena fe”, pero lamentablemente se equivocó al no comunicar previamente e informar antes a los taxistas sobre tal comisión.

La idea era haber presentado la aplicación el pasado mes de marzo y haber experimentado nos meses el uso y funcionamiento de la misma antes de dar el salto a otras ciudades para, de manera experimental, valorar su buen funcionamiento , así como poder corregir cualquier tipo de fallo o error aprovechando el menor tamaño que, como ciudad, tiene Vitoria frente a grandes urbes como Madrid. Ahora, seis meses más tarde, TaxiCoín lanza su servicio y tratará de abrirse hueco en el muy competido y disputado mercado de la movilidad madrileño.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos