26.8 C
Madrid
sábado, julio 20, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Subaru Crosstrek: un SUV de lo más eficaz para todo tiempo y lugar

spot_img

El SUV compacto XV es el producto más vendido de Subaru, un modelo que estrena tercera generación bajo la denominación Crosstrek con la que se le conoce en Estados Unidos y en otros mercados. Un cambio de nombre que no afecta para nada a la filosofía de este todocamino, heredero de los valores más firmes de la marca japonesa. Por lo tanto, sigue estando disponible con el conocido y eficaz sistema de tracción total S-AWD, con la que se han comercializado más de 21 millones de coches desde 1972. Tampoco abandona otra de sus señas de identidad, el motor bóxer, un tipo de propulsor del que se han vendido más de 22,5 millones de unidades desde 1996.

Como ya hemos comentado, el XV es el modelo más exitoso de Subaru, con más de 2,2 millones de unidades en su haber en todo el mundo desde 2012, 127.000 de ellas en Europa. Por lo tanto, la llegada de la tercera generación debe ayudar a la compañía a alcanzar sus ambiciosos objetivos comerciales, más teniendo en cuenta, según los responsables de la marca en nuestro país, que ya no tienen problemas de suministro de coches por escasez de componentes, por lo que están en disposición de poder cubrir sin problema la demanda. En 2024, este nuevo Crosstrek, con una previsión de 1.000 unidades, será de nuevo y de forma notable el modelo más vendido de Subaru, que confía en poder superar las más de 2.000 unidades entregadas en 2023.

Diseño más robusto y dinámico

El Crosstrek muestra una imagen continuista respecto al anterior XV, aunque una serie de detalles contribuyen a darle un aspecto más robusto, como es el caso de la rejilla frontal, de un generoso tamaño y con forma de malla, el capó que se ha sobreelevado, el parachoques con unas formas más angulosas o las protecciones en los pasos de rueda más abultados que le dan un toque más atlético, mientras que otros detalles como las barras del techo o las protecciones de la parte inferior de la carrocería le otorgan, además, una estética aventurera.

De las puertas delanteras hacia atrás está más definida la caída del techo y presenta un aspecto coupé más marcado. Un aspecto más deportivo al que también contribuyen el alerón en la parte superior del portón y un parachoques con un difusor integrado. Además, en la carrocería se puede apreciar la presencia de unos nuevos faros con tecnología LED, unidos entre sí por una banda horizontal, y unos grupos ópticos traseros también con tecnología LED y con forma de C tridimensional.

En lo que atañe a sus dimensiones, el Crosstrek es sensiblemente más grande que su antecesor. Su longitud es de 4.495 milímetros, lo que supone un aumento de esta cota de 10 mm; su altura llega a 1.600 mm, 5 mm más que el XV, mientras que su anchura se mantiene sin cambios. Otra cota que aumenta de manera muy sensible es la distancia entre ejes, que ahora es de 2.670 mm, 5 más que en el caso del XV. Su relevo reafirma su imagen tan campera con una altura libre al suelo de 22 cm, una cota muy superior a la de la gran mayoría de sus rivales y que le permite poder brindar unas cotas todoterreno muy favorables.

Un cierto avance en las dimensiones de la carrocería que junto a un mejor aprovechamiento del espacio permiten brindar un habitáculo más amplio y confortable para que cuatro pasajeros adultos, lo habitual en su segmento, puedan viajar con holgura. Por su parte, el maletero tiene ahora una capacidad de carga máxima de 1.314 litros.

El diseño del interior también se ha renovado, siendo lo más destacable la pantalla del sistema multimedia, ahora de 11,6 pulgadas y colocada en posición vertical, compatible con Android Auto y Apple CarPlay. El Subaru Crosstrek se ofrece con tres niveles de acabado: Active, Field y Touring, y en cada uno de ellos varían los materiales empleados en la tapicería de los asientos y en los guarnecidos de diferentes partes del habitáculo. El cuadro de instrumentos sigue siendo analógico y con una pequeña pantalla digital en el centro.

Un solo motor y con etiqueta ECO

Subaru ofrece el Crosstrek con una sola motorización. Apuesta por un sistema de propulsión híbrido asociado al motor bóxer de gasolina de 2.0 litros de 136 CV que funciona en combinación con un pequeño electromotor de 16,7 CV (12,3 kW) y 66 Nm de par, integrado en la caja de cambios automática con variador continuo. La energía le llega de una batería de iones de litio de 0,6 kWh de capacidad y que puede mover por sí solo al coche en modo totalmente eléctrico durante unos breves momentos. Una combinación mecánica que permite sumar una potencia total combinada de 150 CV y lucir en el parabrisas la etiqueta ECO de la DGT. Su consumo combinado homologado es de 7,7 l/100 km.

Otro de los puntos fuertes del Crosstrek es su tracción a las cuatro ruedas S-AWD (Symetrical All-Wheel Drive), un sistema que forma parte del ADN de la marca nipona y que en este caso está asociado a un evolucionado sistema X-MODE con diferentes modos de conducción: Normal, Snow/Dirt y Deep Snow/Mud, variando en cada uno de ellos la respuesta del motor, de la caja de cambios y del sistema de tracción total para mejorar la capacidad de tracción del vehículo en función del terreno por el que se circule.

El X-Mode dispone de un control de descenso que ahora funciona también en marcha atrás y no se desconecta al pasar de 40 km/h, se mantiene latente para cuando sea necesario volver a utilizarlo. En la presentación dinámica para la prensa tuvimos ocasión de conducirlo por carreteras de todo tipo, en las que mostró siempre un comportamiento muy bueno, así como en una exigente pista de prueba todoterreno en la que este SUV demostró una gran facilidad para sortear los obstáculos más complicados.

En el ámbito de la seguridad, el nuevo modelo de Subaru también presenta mejoras importantes. Está dotado con la última generación del sistema de asistencia a la conducción EyeSight Driver Assist, que ahora cuenta con tres cámaras y una evolución de todas sus funciones. Para prevenir colisiones tiene una mayor capacidad para reconocer motos, bicicletas y peatones desde todos los lados del vehículo. Entre las nuevas funciones del EyeSight Driver Assist sobresalen el control de frenado de emergencia en intersecciones, el de permanencia en el carril con control de la dirección en caso de emergencia y el limitador de velocidad inteligente.

Diferentes modos de compra

El precio del Subaru Crosstrek arranca en los 32.000 euros que cuesta con el acabado Active. En el caso de la terminación Field, el precio sube hasta los 34.000 euros, mientras que el mejor dotado de todos ellos, el acabado Touring, eleva la tarifa hasta 37.000 euros. Precios sensiblemente más altos que los de su antecesor XV, si bien este tenía un equipamiento muy inferior.

Para adquirir un Crosstrek, Subaru propone diferentes modalidades. Una, comprar el coche sin financiación; otra, adquirirlo financiado por 29.500 euros con el acabado Active; la que se está imponiendo cada vez más es la de multiopción y en este caso se puede disfrutar de este SUV por una cuota mensual de 220 euros durante 48 meses y 10.000 km al año, con una entrada de 9.500 euros. Y, por supuesto, se puede elegir la opción renting por una cuota de 569 euros (sin IVA) durante 48 meses y 10.000 km anuales.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos