11.1 C
Madrid
sábado, octubre 1, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Stellantis lanza Electric As You Go, alquiler a largo plazo de vehículos eléctricos desde 110 euros al mes

spot_img

Stellantis anuncia el lanzamiento de Electric As You Go, servicio de alquiler a largo plazo que por una cuota mensual desde 110 euros al mes, a la que se suma una tasa de uso adicional de 7 céntimos por kilómetro (con un mínimo de 500 km al mes), permite a los clientes conducir un coche eléctrico Peugeot e-208 o un Opel Corsa-e, ambos con autonomía WLTP de más de 360 km, así como un Opel e-Mokka. Disponible ya en Francia, pronto se expandirá a otros países europeos, además de ofertar otros vehículos de cero emisiones del grupo automovilístico.

El servicio ha sido diseñado por la Unidad de Negocio de e-Movilidad, el Banco PSA y Opel Bank, y con su lanzamiento Stellantis da un paso más hacia la movilidad eléctrica y apoya al cliente con una solución de bajo coste para acceder a la conducción de un vehículo eléctrico.

Esta nueva oferta permite adaptar mejor el coste total del vehículo a su uso real, tras un alquiler inicial muy atractivo más un coste variable basado en el número de kilómetros recorridos, gracias a la conectividad integrada de vehículos Stellantis.

Pago por uso

Inspirado en la tendencia del pago por uso, cada vez más popular entre los consumidores, este programa está diseñado para proporcionar a los clientes la oportunidad de pagar por sus vehículos en función de su utilización y sin límite de kilometraje. Combinado con el menor coste de uso de la electricidad de los vehículos eléctricos, en comparación con los de combustión interna, esta innovadora oferta hace que los vehículos eléctricos sean accesibles al mayor número de personas posible.

La Unidad de Negocio de e-Movilidad refuerza así la determinación de la empresa de alcanzar el objetivo «Carbon Net Zero» en 2038, su plan estratégico a largo plazo. Stellantis quiere convertirse en el líder en la lucha contra el cambio climático, con un paso intermedio de reducción del 50% de impacto de CO2 para 2030, manteniendo las necesidades y expectativas de los clientes en el centro de su estrategia.

En Francia, los clientes pueden beneficiarse de esta oferta cuando tienen derecho a la prima de conversión; es decir, cuando cambian un vehículo diésel matriculado antes de 2011 o un vehículo de gasolina matriculado antes de 2006, facilitando la sustitución de un viejo vehículo de combustión por un nuevo vehículo eléctrico y acelerando así la renovación de la flota hacia una movilidad más ecológica.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos