19.6 C
Madrid
lunes, mayo 20, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Sin batir su récord de matriculaciones y perdiendo clientes particulares, el renting firma un «buen año 2023»

spot_img

En un año 2023 calificado como «excelente» por la Asociación Española de Renting de Vehículos (AER), la actividad de este sector batió récords en cuanto a facturación e inversión se refiere por parte de las empresas, pese a que en su conjunto el número de clientes se contrajo apenas un 0,98% aun a pesar de las grandes dificultades vividas y el volumen de matriculaciones aún no llega a superar los registros prepandemia

El sector del renting español perdió 2.546 clientes y finalizó el año con 255.981 en total, pese a que la flota de vehículos en alquiler alcanza también un nuevo registro récord tras crecer un 5,80% para situarse en las 903.145 unidades, 49.501 unidades más que al cierre de 2022.

Tendencia expansiva, resultados récord

El renting mantuvo en 2023 la tendencia expansiva que viene presentando en los últimos años, alcanzando cifras récord en cuanto a facturación —7.995 millones de euros, un 7,67% más que en 2022— y esfuerzo inversor —destinó 6.605 millones de euros, un 17,23% más que en el ejercicio anterior— para adquirir un total de 296.465 nuevos vehículos, cifra que representa un incremento del 16,28% frente a las matriculaciones realizadas durante el año precedente.

Una actividad que permite al sector alcanzar los mejores resultados de su historia en la gran mayoría de los epígrafes, salvo en el número de matriculaciones realizadas (se quedó a tan solo 6.435 unidades de alcanzar su mejor registro histórico, las 302.900 de 2019, justo antes de la pandemia), rompiendo con ello las fuertes expectativas que el sector mostró durante todo el año por superar dicha cifra.

Según comunicó durante la presentación de los resultados José- Martín Castro Acebes, presidente de la AER, la razón que ha impedido alcanzar el objetivo hay que buscarla en la notoria escasez de unidades disponibles para el sector padecida especialmente durante el primer semestre del pasado ejercicio, cuando los fabricantes no pudieron suministrar a las operadoras el volumen que estas solicitaban para sus clientes debido a los problemas que padecieron con los suministros en sus cadenas de producción.

Se priorizó a los clientes profesionales

Así, las compañías de renting tuvieron que sobreponerse a dicha escasez y priorizar a sus clientes tradicionales, las grandes flotas ya existentes, para proceder a la renovación de sus unidades, dado el considerable retraso que muchas de ellas llevaban en sus procesos de actualización debido a las crisis sobrevenidas en años anteriores, que forzaron en muchos casos a tener que ampliar la duración de sus contratos.

Esta situación provocó que el mercado de personas físicas, el de los particulares y autónomos que tantas alegrías venía dando al sector en los años precedentes, pasara a un segundo plano, debido también al fuerte incremento tanto del IPC como de los tipos de interés, registros que en ambos casos alcanzaron igualmente su tope expansivo durante el citado período.

2023, un reto de gestión para los operadores

«El año que acabamos de cerrar ha vuelto a suponer un reto de gestión para las compañías, que han tenido que lidiar con los problemas de suministro de vehículos y de recambios para las reparaciones y con una coyuntura económica marcada por la inflación y la subida de los tipos de interés”, comenta Castro Acebes.

Según el presidente de la AER, “este marco ha frenado el crecimiento entre los clientes autónomos y particulares que acceden al renting; si bien, las empresas, grandes, pequeñas y medianas, han seguido sumando vehículos y clientes. Para 2024, esperamos una situación logística más relajada y que la coyuntura económica sea propicia para mantener la tendencia positiva del parque en todos los segmentos de clientes».

Menos clientes particulares, más empresas

El resultado de todo ello es lo que ha provocado la caída durante 2023 del 0,98% en el número de clientes del sector del renting que comentábamos al inicio y que deja al cierre del año su número en un total de 255.981. Los clientes particulares y autónomos (personas físicas) suponen el 50,37% del total con 128.926 clientes y pierden 1,5 puntos porcentuales en su peso dentro del renting. Por el contrario, el número de empresas que contrataron renting en 2023 fue de 127.055, es decir, el 49,63% del total de clientes durante el pasado año.

Las flotas de las grandes empresas (más de 24 unidades) elevaron su parque de vehículos en renting un 8,30%, con un peso del 43,90% y un incremento en el número de clientes del 7,20%. Las empresas medianas (de 5 a 24 vehículos) registran un incremento del 7,32%, en parque, con un peso del 17,87% y un crecimiento del 5,13%, en número de clientes. Las pequeñas empresas (con hasta cuatro vehículos) aumentan su parque en renting un 6,87% y sitúan su peso en el 23,37%; elevan sus clientes un 1,97%.

El peso del renting se sitúa ya en el 26,37% del total de matriculaciones del mercado español del automóvil, porcentaje ligeramente inferior al 26,66% alcanzado en 2022, lo que en palabras del presidente de la AER “se debe considerar un gran éxito, especialmente si tenemos en cuenta que el mercado en general creció un 17,52% durante el año. Que el renting en la práctica mantenga su peso en un mercado que crece a buen ritmo siempre es una gran noticia”.

El 31% de la flota alternativa son eléctricos puros

Los vehículos propulsados por energías alternativas (electrificados, híbridos, gas, hidrógeno) suponen el 37,23% de las matriculaciones y ya se estima que hay un parque de vehículos electrificados de 90.000 unidades, que representan casi el 10% del total del parque de renting. El crecimiento experimentado del parque de electrificados de renting en relación con 2022 es del 38,47%. Además, un 31% de estos 90.000 vehículos son eléctricos puros.

Otros datos significativos del sector durante el pasado año los encontramos en la duración de los contratos formalizados, cuyo plazo medio de vigencia en 2023 ha sido de 48,64 meses, frente a los 46,79 en 2022, un salto de 1,85 meses más que viene dado por el “esfuerzo” financiero que han debido asumir las empresas el pasado año para financiar sus vehículos. Al estirar la duración de los mismos, tanto el impacto de la subida de los tipos de interés como del IPC sobre los precios a pagar se diluía entre los clientes.

Lento crecimiento, pero sólido para 2024

Cara al año 2024, las previsiones que se hacen del mercado para este ejercicio “son bastante difíciles de expresar”, aseguraba Castro Acebes. La flota viva del renting podría crecer entre el 5% y el 6% durante el ejercicio, lo mismo que el número de clientes, pero desde la AER quieren apostar por la prudencia dada la extrema volatilidad que presenta el mercado por los riesgos que este afronta en función de la evolución que puedan seguir tanto los tipos de interés como el IPC.

Aun así, pese a la moderación de las cifras que presenta en general el mercado español del automóvil en cuanto a crecimientos para el presente año (se estima que apenas crecerá un 5% en 2024) desde la AER se mira al futuro con optimismo y se confía en alcanzar cotas de crecimiento más significativas, especialmente si atendemos a las alzas que viene experimentando el mercado en general durante los últimos meses del año, con crecimientos en torno al 11% que apuntan a que parece haber encontrado una senda razonablemente sólida de crecimiento, aunque esta se siga produciendo de manera lenta”.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos