6.5 C
Madrid
viernes, febrero 23, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Renting flexible: operaciones de movilidad para ahorrar dinero… y preocupaciones

En las operaciones de renting, las penalizaciones que se contemplan por cancelaciones anticipadas del contrato, exceso de kilómetros recorridos, etc, son algunos de los factores que más retraen a los clientes a la hora de firmar el contrato del alquiler. Sin embargo, esto no sucede cuando se opta por contratar una operación de renting flexible, pues la fórmula abierta que propone esta modalidad para disponer de una movilidad con todos sus servicios evita precisamente estos condicionantes.

El renting flexible consigue evitar las incertidumbres que esas penalizaciones añaden a la operación ofreciendo una fórmula realmente abierta y flexible, altamente personalizada y libre de penalizaciones que, además, unifica en una única cuota mensual —que es desgravable— todos los servicios adicionales que el vehículo pueda precisar: mantenimiento, reparaciones, seguro, impuestos, ITV, vehículos de sustitución, etc.

Sin penalizaciones desaparecen muchas preocupaciones

Poco importa que se modifique, cancele o amplíe el número de unidades que componen la flota o el kilometraje que estas puedan llegar a realizar, el renting flexible propone una fórmula en la que el cálculo de estas posibles variaciones pierde su importancia, lo que evita a los gestores de movilidad el tener que estar pendientes de manera continua de cada kilómetro recorrido o de tener que andar constantemente haciendo números para cubrir las necesidades puntuales de vehículos que precisa para cubrir los servicios que la flota ha de prestarle a la empresa.

Con el renting flexible, ampliar o reducir el número de unidades que se precisan no es problema. Si la carga de trabajo de la empresa aumenta o disminuye de manera puntual y es preciso disponer de alguna unidad más o bien restarla durante algunos meses, esta fórmula de contratación facilita al máximo este tipo de decisiones. De esta manera, aquellas empresas que por la estacionalidad de sus trabajos precisan añadir o eliminar unidades de la flota en determinados momentos del año no tienen por qué seguir pagando las cuotas mensuales de los alquileres, simplemente por tratar de evitar el pago de las penalizaciones.

Kilometraje ilimitado, característica del flexible

Y lo mismo sucede con los kilometrajes de las distintas unidades. Los clientes de un renting flexible pueden despreocuparse cuando sus necesidades cambian de las posibles penalizaciones por superar el número de kilómetros contratado. Adecuar las tarifas del contrato a la nueva situación que se produce sin tener que afrontar las posibles penalizaciones es otra de las ventajas que la operativa del renting flexible permite gracias a su fórmula abierta.

Esto evita, entre otras cosas, que los clientes que contratan un renting flexible estén durante toda la vigencia del contrato preocupándose de los posibles excesos de kilometraje que se pudieran llegar a cometer y, por tanto, del pago de posibles penalizaciones. Además, al asegurar la estabilidad económica de la operación y eliminar de la misma los posibles gastos imprevistos que pudieran surgir, el cliente puede calcular fácilmente su media de gastos mensuales en movilidad, dejando de lado el tedioso trabajo que supone controlar mes a mes ese precio por kilómetro.

La cuota incluye todos los gastos y servicios

Por lo general, los contratos de renting convencional no tienen en cuenta una serie de gastos que sí que cubren los contratos de renting flexible y que se unifican igualmente en una única cuota mensual desgravable que incluye el mantenimiento, customización y reparaciones, el seguro, la gestión de los impuestos, el paso de la ITV o la disposición de vehículos de sustitución, entre otros muchos servicios exclusivos.

Operadoras de renting flexible como Alquiber aportan, además, un servicio personalizado de asesoramiento a los clientes, que incluye atención telefónica las 24 horas del día los 365 días del año. Y a esto se suma otra serie de servicios, como puede ser la inclusión de sistemas de localización GPS o el gestor de flota Alquiber Track, que permite optimizar el rendimiento de los vehículos. Igualmente, la red propia de más de 3.500 talleres asociados a sus servicios permite dotar a los contratos de renting flexible de una garantía de atención prácticamente inmediata en cualquier punto de España donde el vehículo pudiera precisar de asistencia o reparación.

Para los clientes es también de gran importancia conocer cuánto cuesta disponer de un vehículo en renting flexible. Muchos piensan que es un servicio caro, pero cuando se desglosan los costos de todo lo que se incluye en el presupuesto personalizado de la operación y se comparan con los que ofrecen las operaciones de renting convencional o simplemente frente al de los precios de las fórmulas de financiación más tradicionales, los clientes rápidamente se deciden por operaciones dotadas de máxima flexibilidad antes que afrontar otras que aparentan ser más económicas pero que a la larga no parecen tan positivas.

Alquiber ofrece un servicio personalizado de elaboración de presupuestos en el cual los clientes son atendidos por un asesor comercial para elaborar una propuesta comercial adecuada a las necesidades y exigencias tanto del cliente como de los servicios que las unidades de su flota han de posibilitar. Desde la elección de vehículos para la flota a la elaboración de contratos cuota en mano para que los clientes puedan efectuar sus cálculos privados. Y con todas las excepcionalidades que el modelo de análisis funcional que Alquiber realiza posibilitan. Con precio fijo y con toda la libertad que se precisa para permitir que el cliente se centre al 100 por 100 en lo que de verdad le interesa, que no es otra cosa que desarrollar su actividad sin preocupaciones.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos