spot_img
26.1 C
Madrid
domingo, junio 13, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Renault Arkana: el SUV coupé para todos

A finales del verano de 2018 Renault presentaba el Arkana, un SUV de formas coupé que no existía en el mercado generalista pero que solo estaría disponible en el mercado ruso. Dos años y medio después este modelo llega al mercado europeo, aunque en realidad no es el mismo modelo. De hecho, además del nombre y las formas, solo tiene en común con su hermano ruso un 5% de sus piezas. Ni la plataforma es la misma.

El Arkana está llamado a ser uno de los pilares de las ventas de la marca. Fabricado en la planta coreana de Busan y erigido sobre la plataforma CMF-B, la misma de los actuales Captur y Clio pero convenientemente alargada, se convierte en el estandarte de la “Renaulution” que se ha iniciado en la marca francesa desde la llegada de Luca de Meo. La compañía ha anunciado que en los próximos años lanzará 14 modelos con protagonismo eléctrico, siete de ellos eléctricos puros y otros tantos electrificados.

- Advertisement -

Su longitud es de 4,57 metros, siendo por tanto siete centímetros más largo que el actual Kadjar, y mide 1,57 de alto, pero lo más destacable en sus cotas es su considerable altura al suelo, que llega a los 20 centímetros, mucho más que otros todocamino de similares dimensiones. Es un auténtico SUV y un auténtico coupé.

La altura y la robustez son cualidades intrínsecas de los todocamino bien patentes en el Arkana, que luce unas formas de aspecto muy deportivo en las que sorprende que la caída en la parte trasera no penalice la habitabilidad de la segunda fila de asientos. Tampoco la capacidad de carga del maletero, 513 litros en su configuración normal (esta cifra se reduce a 480 en la opción híbrida pura) y hasta 1.500 si se retiran los asientos.

Por dentro queda claro que estamos en un Renault. Al Arkana le delatan su generosa segunda fila, en la que hay espacio para tres ocupantes de una manera cómoda, y los diversos huecos portaobjetos repartidos por todo el habitáculo. En la zona superior de la consola se ubica una pantalla formato tablet de 9,3 pulgadas que está orientada al conductor y un cuadro de instrumentos digital que puede ser de hasta 10,3 pulgadas en función del acabado.

ELECTRIFICADO Y SIN DIÉSEL

La oferta mecánica de este Arkana es muy particular. No solo llama la atención que todas las opciones estén electrificacdas, sino que no haya posibilidad de encontrar este modelo con una motorización diésel. Así, su comercialización se iniciará con dos versiones, una opción 1.3 TCe de 140 CV y otra híbrida E-Tech de 145 CV. Más adelante, se espera que no sea hasta después del verano, llegará otra versión E-Tech que parte del mismo bloque pero que eleva la potencia hasta los 160 CV.

La primera de ellas lleva incorporado un sistema de hibridación ligero compuesto por una batería de iones de litio de 12 voltios que se ha ubicado bajo el asiento del pasajero y que actúa en consonancia con el sistema de parada y arranque automático del vehículo. Esta batería se carga y descarga de manera constante y actúa y asiste cuando se está acelerando.

La versión híbrida no enchufable emplea el mismo sistema del Renault Clio, pero se consigue incrementar la potencia en 5 CV. Gracias a este sistema, el Arkana puede llegar a rodar empleando exclusivamente el modo eléctrico, ya sea al iniciar la marcha o al circular a una velocidad baja. Este sistema se compone de tres motores: uno de combustión de 1.6 litros y cuatro cilindros y dos eléctricos.

En principio no está planeado que llegue una versión híbrida enchufable, pero los responsables de la marca han asegurado que si la demanda del mercado lo pidiera, el Arkana y su plataforma están preparados para poder aceptar una variante PHEV.

En cuanto a la gama, en nuestro país se compondrá de tres niveles de acabado, Intens, Zen y RS Line, destinado este último a aquellos que quieren acentuar el carácter deportivo de este vehículo, añadiendo detalles que simulan carbono en el salpicadero, también de color rojo y un volante específico.

Los dos motores con los que se lanza el Arkana están disponible en los tres acabados, arrancando su precio en los 25.750 euros de la versión 1.3 TCe Intens y llegando hasta los 31.560 euros de la opción E-Tech con el acabado RS Line.

- Advertisement -
spot_img

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img
spot_img

Últimos artículos