26.8 C
Madrid
lunes, agosto 15, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Peugeot e-Expert Hydrogen: tres minutos de repostaje y vuelta al trabajo

spot_img

El mundo del automóvil camina de manera irremediable hacia la electrificación total, rumbo a las emisiones cero, pero la tecnología de baterías recargables se antoja insuficiente para dar respuesta a todas las necesidades de movilidad, sobre todo en desplazamientos de largo recorrido en los que los tiempos de recarga los hacen largos y tediosos. Por este motivo, muchas marcas están apostando por explorar otras vías, como es la del hidrógeno, la denominada pila de combustible, y entre ellas figura Peugeot, que ya tiene listo un automóvil capaz de circular con este tipo de combustible con todas las garantías. El e-Expert Hydrogen es un vehículo comercial que en tan solo tres minutos de repostaje brinda una autonomía de 400 km para poder circular en modo 100% eléctrico y sin emisiones contaminantes.

Está dotado con un motor eléctrico de 100 kW (136 CV) y 260 Nm de par, el mismo que usa el Grupo Stellantis en los modelos eléctricos de sus distintas firmas, junto a una batería de 10,5 kWh de capacidad que se puede recargar mediante la pila de combustible o enchufándola a la red eléctrica, con un cargador en este caso de corriente alterna con una potencia máxima de 11 kW. La batería está situada bajo los asientos delanteros, mientras que la pila de combustible y el motor eléctrico se ubican en el vano motor, donde habitualmente va el propulsor diésel.

Esta versión de hidrógeno asegura la misma capacidad de carga que las variantes con motor diésel o 100% eléctricas. Su volumen de carga llega hasta 6,1 m3 y su carga útil hasta 1.100 kg, con una capacidad de remolque de hasta 1.000 kg

Tal como sucede con todos los modelos electrificados de Stellantis, en este e-Expert Hydrogen se emplea también la plataforma modular EMP2, que permite ubicar sin ningún tipo de problema bajo el piso del coche los depósitos de hidrógeno, tres en total que pueden almacenar hasta 4,4 kg a 700 bares de presión. Depósitos que se repostan en tres minutos y garantizan una autonomía eléctrica de 400 km (pendiente de homologar WLTP).

La pila de combustible es un conjunto de celdas generadoras de corriente superpuestas. En cada celda se produce una reacción química entre el hidrógeno que está almacenado en los depósitos y el oxígeno que está presente en el ambiente. Una reacción que produce la electricidad necesaria para que el motor eléctrico pueda propulsar al vehículo. Un dato muy curioso y relevante es que la combustión de la mezcla de hidrógeno y oxígeno emite por el tubo de escape vapor de agua, por lo tanto sin ninguna emisión contaminante.

Dos fuentes de energía

En la conducción de este comercial de hidrógeno se combinan de manera inteligente las dos fuentes de energía, la electricidad proveniente de la batería y la que produce la pila de combustible. Al iniciar la marcha y a baja velocidad, la batería de alto voltaje se encarga por sí sola de alimentar al motor para poder circular. A una velocidad constante es la pila de combustible la que toma el relevo y nutre directamente al propulsor. En momentos puntuales de la conducción, como puede ser en pendientes prolongadas o en fases de fuerte aceleración, ambos sistemas suministran energía al motor. Y como en cualquier eléctrico, en las fases de frenada y deceleración el motor recarga la batería de alto voltaje, que cuenta con una garantía de 8 años o 160.000 km.

La plataforma modular EMP2 permite ubicar bajo el piso del coche los tres depósitos de hidrógeno

Además de la gran ventaja que aporta este Peugeot e-Expert de necesitar muy poco tiempo de repostaje para disponer de una elevada autonomía, hay que sumar que tal como están distribuidos los diferentes elementos que componen su sistema de propulsión eléctrica se asegura la misma capacidad de carga que las versiones con motor diésel o 100% eléctricas. Su volumen de carga llega hasta 6,1 m3 y su carga útil hasta 1.100 kg, con una capacidad de remolque de hasta 1.000 kg.

La pila de combustible de hidrógeno se fabrica en Symbio, en Venissieus, cerca de Lyon, mientras que el vehículo se ensambla en la planta alemana de Rüsselsheim, la misma factoría en la que el Grupo Stellantis también ensambla la Opel Vivaro e-Hydrogen.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos