27.4 C
Madrid
lunes, mayo 27, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Opel Corsa y Grandland Hybrid: un toque eléctrico para impulsar la eficiencia urbana

spot_img

La gama de vehículos electrificados de Opel se ha ampliado con el Corsa Hybrid y el Grandland Hybrid, modelos que reciben ahora un sistema de microhibridación (MHEV) de 48 V con el que poder lucir en sus parabrisas la etiqueta ECO de la DGT, con las muchas ventajas de movilidad urbana que eso supone. Con este sistema híbrido ligero, el Corsa incrementa su carácter urbano y, dotado con un equipamiento de serie muy completo, está disponible a partir de 22.250 euros. Por su parte, el SUV Grandland también mejora notablemente sus posibilidades de uso en las grandes ciudades y en su caso estas versiones se podrán adquirir desde 37.100 euros.

Dicha tecnología aporta una serie de ventajas que hacen que en un uso cotidiano el consumo de combustible se vea reducido en un porcentaje significativo, y en consecuencia también las emisiones de CO2. Tanto en el Corsa como en el Grandland, la marca alemana recurre a sistemas empleados en otras firmas del grupo Stellantis. Este sistema MHEV incluye una pequeña batería de alto voltaje y un electromotor de 28 CV (21 kW), integrado en la caja de cambios automática de ocho velocidades, que además de recuperar energía en las fases de deceleración ayuda en momentos puntuales al motor de combustión, si bien también puede mover por sí solo el coche, a velocidades muy bajas, eso sí.

Opel Corsa Hybrid

La firma de Rüsselsheim incluye en su catálogo su exitoso utilitario con dos motorizaciones dotadas con el sistema de hibridación ligera de 48 V. Así, está disponible con el bloque de gasolina de tres cilindros de 1.2 litros con dos niveles de potencia, 100 y 136 caballos, este último para la versión más deportiva GS, que con la tecnología MHEV está disponible a partir de 26.350 euros.

En ambos casos se recurre a una pequeña batería de alto voltaje y al mencionado electromotor de 28 CV (21 kW). Y para garantizar en todo momento el mejor rendimiento con el menor consumo de energía, además de para adaptarlo al tipo de conducción que se realiza en cada momento, el conductor puede elegir entre tres modos de uso: Eco, Normal y Sport.

En el interior del Opel Corsa Hybrid nada cambia con respecto al resto de la gama térmica convencional. Si se disfruta de la opción de la pantalla digital para el cuadro de instrumentos, de serie en el GS, los guarismos de los indicadores se iluminan en blanco mientras el motor de combustión está en marcha y de color azul si se circula con electricidad. Además, exclusiva de esta versión Hybrid es una pantalla de potencia que indica Power, Eco y Charge y otra que proporciona información sobre el flujo de energía entre la batería, el motor de gasolina y las ruedas, así como el estado de carga de la batería. También informa sobre consumos medios, autonomía y un dato curioso: el porcentaje del recorrido que se ha realizado en modo eléctrico.

En el ámbito de la seguridad, esta versión electrificada incorpora de serie las últimas tecnologías y sistemas de asistencia, como puede ser la alerta de colisión frontal con frenada automática de emergencia con detección de peatones, el control de crucero adaptativo, el de mantenimiento de carril o el de reconocimiento ampliado de señales de tráfico. Opcionalmente, se puede disponer de los faros Matrix Intelli-Lux LED, ahora con 14 elementos LED que hacen más segura la conducción nocturna.

Opel Grandland Hybrid

Para el Grandland Hybrid, Opel se ha decantado por el propulsor de tres cilindros de 1.2 litros de 136 CV (100 kW) combinado, al igual que el Corsa Hybrid, con un pequeño electromotor de 28 CV (21 kW) integrado en la caja de cambios y con una batería de alto voltaje de pequeñas dimensiones de 48 V. Este sistema permite una reducción en el gasto de combustible, en comparación con el Grandland con el motor de gasolina 1.2 Turbo no electrificado, de en torno a un 15%, homologando un consumo medio de 6,7-6,4 l/100 km. Sus emisiones de CO2 también son más bajas y se quedan en 151-145 g/km.

En este todocamino la tecnología de microhibridación es especialmente eficaz en el tráfico urbano, donde la labor que realiza el motor eléctrico es de lo más útil. Ayuda al de gasolina al acelerar y al arrancar desde parado y el par extra que aporta, especialmente a bajas revoluciones, hace posible que el 1.2 tenga que esforzarse menos. Y también a bajas vueltas el coche se puede mover solo con la energía eléctrica almacenada en la batería, que se recarga continuamente y permite que en condiciones favorables se pueda realizar el 50% de los recorridos urbanos en modo eléctrico. Su conductor también encontrará un mando para seleccionar diferentes modos de conducción: Eco, Normal y Sport.

Las principales diferencias respecto a las opciones no electrificadas de este modelo las vamos a encontrar en la información específica sobre el sistema MHEV tanto en el cuadro de instrumentos digital de 12 pulgadas como en la pantalla del sistema multimedia. En la instrumentación se sabe el modo de funcionamiento del sistema microhíbrido dependiendo del color de la pantalla: si es blanca se circula con gasolina y si se torna azul lo hace con electricidad. También aporta datos sobre el flujo de energía entre la batería, el motor y las ruedas y el estado de carga de la batería en diferentes colores, así como el porcentaje del recorrido que se ha realizado utilizando únicamente la energía eléctrica de la batería.

Entre su completa oferta de sistemas de seguridad y asistencia encontramos tecnologías como la luz Intelli-Lux LED Pixel Matrix antideslumbrante integrada a ambos lados del frontal Opel Vizor, con un total de 168 elementos LED, o la cámara de 360 grados, junto a otros elementos como el sistema de apertura y arranque sin llave Keyless Open & Start o el portón trasero manos libres.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos