31.6 C
Madrid
domingo, julio 21, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

OCU exige la mejora de infraestructuras y de las ayudas para desbloquear las ventas de eléctricos

spot_img

La Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, exige a las autoridades españolas la mejora de las infraestructuras de recarga y el aumento de las ayudas para la compra de nuevos vehículos eléctricos y favorecer así la movilidad sostenible en nuestro país.

En el último análisis efectuado por la organización de defensa de los consumidores sobre el sector del automóvil, la OCU alerta sobre el importante freno que para el desarrollo del vehículo eléctrico y la descarbonización de la movilidad en España suponen los elevados precios y la falta de puntos de recarga.

Oferta y beneficios crecientes

En un detallado análisis comparativo sobre los vehículos eléctricos, la OCU destaca tanto la creciente oferta de este tipo de modelos en el mercado español como los importantes beneficios tanto económicos como medioambientales que los mismos pueden aportar a los consumidores españoles.

El estudio muestra cómo aproximadamente el 5% de las ventas de automóviles que se producen en España ya corresponden a unidades impulsadas por motores eléctricos, reflejo de la tendencia creciente hacia una movilidad sostenible por parte de los consumidores. Sin embargo,la organización también “observa con preocupación” cómo en los últimos meses las ventas de este tipo de modelos se están estancando en el mercado.

Las familias no pueden permitirse un eléctrico

Según la OCU, el mercado está reflejando con este estancamiento de las ventas de vehículos eléctricos que “la sostenibilidad no puede ser un lujo accesible sólo para los más privilegiados”.  Y menos aún cuando de lo que hablamos es de movilidad. Para la organización de defensa de los consumidores, “las economías familiares cada vez se encuentran más presionadas”, hasta el punto de que “muchas ya no pueden permitirse tener un coche eléctrico, puesto que les resulta extremadamente caro, y mucho menos dos vehículos, uno eléctrico para sus desplazamiento por ciudad y otro tradicional para los viajes por carretera”.

Desde la OCU se tiene la convicción de que “los precios prohibitivos de los coches eléctricos actuales hacen que la elección sostenible sea un privilegio reservado únicamente para las economías más pudientes, excluyendo con ello a una gran parte de la población de poder contribuir a una movilidad más verde”.

Dos grandes desafíos para los eléctricos

En opinión de los técnicos de la OCU que han efectuado el análisis, los coches eléctricos enfrentan dos desafíos principales. El primero, la necesidad de poder disponer de un lugar donde recargar diariamente y a un precio económico, ya sea en casa o en el trabajo, la energía en la batería del vehículo. Para la OCU, no disponer de estas infraestructuras al alcance de todos los usuarios hacen directamente inviable el uso del coche eléctrico para muchos usuarios.

El segundo, los elevados precios de adquisición de los modelos actualmente a la venta. Si bien el informe indica que poco a poco estos se van reduciendo, la velocidad de la caída es muy lenta y los costos de adquisición siguen resultando muy elevados para la gran mayoría de los ciudadanos. En el estudio llevado a cabo por la OCU, que incluye incluso vehículos con precios superiores a los 54.000 euros que pueden beneficiarse de las subvenciones y ayudas gubernamentales del Plan MOVES III (que aporta ayudas de hasta 7.000 euros), tan sólo tres de los modelos analizados cuestan menos de 30.000 euros antes de aplicarles el posible descuento a aplicar en cada caso.

Smart #1, Corsa-e y Volvo EX30, los destacados

El análisis del mercado de los vehículos eléctricos elaborado por los técnicos de la OCU evalúa modelos en función de su seguridad, estabilidad, comportamiento en carretera y eficiencia de los frenos, entre otros valores. Entre los coches que la OCU destaca en ellas, se encuentran el Smart #1 Pro+, con un precio de venta de 43.400 euros, un coste por kilómetro de apenas 0,39 € y una batería de 66 kWh de capacidad; el Volvo EX30, que se vende por 42.035 euros con un CPK de 0,30 € y una batería de 64 kWh; y el Opel Corsa-e, a la venta desde 29.900 euros con un CPK de 0,30 € y batería de 54 kWh.

Al analizar la autonomía de estos coches, otro aspecto que los usuarios consideran crítico y decisivo a la hora de elegir el modelo más adecuado a comprar, el análisis de la OCU detecta que sólo entre los modelos de menor tamaño del mercado, esta varía entre los 180 km que aporta un Honda-e Advance y los 375 km que ofrece el MG ZS EV. Entre los compactos y las berlinas las diferencias incluso superan los 300 km, siendo el Polestar 2 Long Range el que actualmente mayor rango aporta para recorridos de larga distancia.

Conclusiones: más cargadores, menores precios

El estudio de la OCU aporta como principales conclusiones a destacar la imperiosa necesidad de desarrollar una red de cargadores públicos mucho más amplia y accesible en la que los más de 9 millones de usuarios de vehículos que no disponen de plazas de garaje o ubicación en su puesto de trabajo puedan recargar las baterías de sus coche eléctricos.

La OCU demanda la instalación de un número mucho mayor de cargadores públicos, tanto lentos en el interior de las ciudades como rápidos en las carreteras, donde los usuarios puedan cargar, a precios asequibles, sus vehículos eléctricos.

También pide que se simplifiquen al máximo tanto los sistemas de localización e información sobre disponibilidad de uso de los puntos de carga, así como los de pago, facilitando esta labor mediante efectivo, tarjeta o aplicación electrónica.

Ayudas: mayor cuantía y mejor tramitación

En cuanto a las ayudas, exige al Gobierno que las mismas se descuenten de manera directa en el momento de la compra del vehículo para evitar tanto los procelosos procesos de solicitud como las largas esperas (casi dos años) que muchos compradores tienen que soportar para recibirlas.

La OCU considera que la sostenibilidad, más aún la relacionada con la movilidad, no puede ser un privilegio al alcance de unos pocos, sino que ha de estar por igual al alcance de la mayor parte de la población española.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos