27.4 C
Madrid
lunes, mayo 27, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Nissan Qashqai: profunda remodelación para conquistar el liderato

spot_img

El Nissan Qashqai es el pionero de los SUV, un segmento por el que apostó la marca japonesa antes que nadie. Su arriesgada puesta en escena en el año 2007, con una primera generación de este modelo que por su capacidad fuera del asfalto aportaba unas posibilidades de uso muy superiores a las de los turismos compactos, le ha proporcionado unos réditos muy importantes. Desde el inicio de su comercialización no solo ha sido el coche más vendido de Nissan, también el número 1 en ventas en nuestro país durante mucho tiempo, resistiendo los embates de los modelos que iban llegando a su estela.

También a lo largo de exitosa vida comercial ha sido uno de los principales protagonistas en los canales de renting y flotas. Su tercera generación, lanzada en 2021, está teniendo igualmente una gran acogida, como así lo demuestran las más de 350.000 unidades vendidas desde entonces en toda Europa, si bien no es menos cierto que ha ido perdiendo protagonismo frente a otros modelos, también orientales, como es el caso del Hyundai Tucson o el Kia Sportage.

Pero en los últimos tiempos el Nissan Qashqai esta reconquistando el terreno perdido, y con un incremento de sus ventas muy significativo en los últimos meses, este práctico SUV compacto vuelve a apuntar al número 1 de las listas de ventas. Para conseguir este ambicioso objetivo, Nissan ha llevado a cabo una profunda remodelación estética, tanto en el exterior como en el interior, a lo que suma una importante mejora en todo lo que se refiere a su dotación tecnológica y conectividad, dos aspectos en los que este SUV estaba muy por detrás de sus rivales más cercanos.

Diseño muy moderno y atrevido

El nuevo Qashqai ha renovado por completo el aspecto de la carrocería, tanto que parece un coche totalmente nuevo. El frontal adquiere una imagen más agresiva con una rejilla de nueva factura de generoso tamaño y con un entramado con forma de pequeños triángulos en 3D inspirada en las armaduras de los guerreros samuráis. Además, destacan las aberturas en los laterales del voluminoso parachoques, que sirven para refrigerar los frenos y cumplir una función aerodinámica. Los faros de pequeño tamaño, integrados en la rejilla, que pueden ser de tipo matrix led, y una original firma luminosa terminan de darle al coche un aspecto mucho más moderno y tecnológico.

En la parte trasera los grupos ópticos también son de nueva factura, con efecto 3D, completando su lista de novedades con llantas con nuevos diseños, que varían en función del nivel de acabado y que pueden ser de hasta 20 pulgadas, así como algunos detalles de la carrocería, como es el caso de los protectores de los pasos de rueda. La paleta de colores, por su parte, incluye nuevos tonos y tal como ocurría con su antecesor se puede pedir la pintura bitono, con el color del techo en negro.

Las dimensiones de este renovado Qashqai no difieren de las de su antecesor. Eso sí, la longitud del coche crece sensiblemente y se va hasta los 4,43 metros debido al diseño de los nuevos parachoques. Su anchura es de 1,85 metros y su altura de 1,62 metros, mientras que la distancia entre ejes se mantiene en 2,67 metros, por lo que el espacio interior sigue siendo amplio para que cuatro pasajeros puedan acomodarse con holgura, al igual que su equipaje pues los 504 litros que anuncia su maletero son de lo mejor entre los coches de su segmento.

La gama estará articulada en torno a cinco niveles de acabado: Acenta, N-Connecta, Tekna, Tekna+ y N-Desing, este último como novedad en este modelo para aportar una serie de detalles que le confieren una estética más atrevida y deportiva, entre ellos unas atractivas llantas de 20 pulgadas.

Mejores acabados y mucha más tecnología

La marca recurre a materiales de una mayor calidad en todos los revestimientos y en las tapicerías, que varían en función del nivel de acabado. Pero lo más novedoso del Qashqai remite a su mayor dotación tecnológica, aspecto en el que este SUV estaba por detrás de sus adversarios más directos. La pantalla digital de la instrumentación mantiene las 12,3 pulgadas de su antecesor, pero se han actualizado los gráficos y ahora ofrece una función denominada “mínima” en la que aparecen únicamente los datos más importantes con el objetivo de reducir la distracción al volante.

La pantalla del centro del salpicadero, también de 12,3 pulgadas, cuenta con un nuevo sistema multimedia que mejora notablemente la conectividad y la experiencia de uso. Integra por primera vez en un modelo de Nissan en Europa los servicios conectados de Google, que incluyen entre otras funciones el navegador, con actualizaciones inmediatas y un aspecto similar al del teléfono móvil. La guinda la pone un asistente vocal que permite interactuar con el sistema vía manos libres. También se pueden utilizar todas las aplicaciones disponibles en Google Play, siendo en este aspecto uno de los modelos más avanzados de su segmento.

Las mejoras tecnológicas del actualizado Qashqai continúan en el ámbito de la seguridad, pues ahora equipa un mayor número de sistemas de asistencia (ADAS), todos ellos de última generación. Destaca la nueva visión 360 grados a través de la pantalla del salpicadero, con nuevas cámaras que aumentan hasta ocho los puntos de vista, lo que permite visionar perfectamente las cuatro esquinas del coche, una gran ayuda en las maniobras de aparcamiento en los espacios más estrechos. Cabe destacar también la visión 200 grados, que permite ver lo que hay en una intersección, así como otra cámara que se combina con el asistente off-road que circulando a baja velocidad permite ver los objetos que hay bajo la parte delantera del coche, como si el capó fuese transparente 

Otro sistema de seguridad que se ha actualizado es el de frenado de emergencia autónomo, que se ha recalibrado para mejorar su detección de riesgos y reaccionar más rápidamente en caso de una posible colisión. También se ha mejorado el sistema de asistencia inteligente de velocidad, que ahora, por medio de una cámara que lee las señales de tráfico, adapta la velocidad del coche a los límites de la vía por la que se circula. Otra novedad es que este nuevo Qashqai cuenta con un modo sencillo y personalizado de asistencia al conductor, que permite ajustar el nivel preciso de intervención de los diferentes sistemas de seguridad y de asistencia según sus preferencias.

Mismos sistemas de propulsión

La renovación del Qashqai no ha transitado por su oferta de motores, conformada como en su antecesor por tres motorizaciones, todas ellas electrificadas y con etiqueta ECO de la DGT. Este SUV se sigue ofreciendo con el motor 1.3 Dig-T con dos niveles de potencia, 140 y 158 CV, dotados en ambos casos con un sistema de microhibridación (MHEV), en los que se ha reducido el consumo gracias a la mejor aerodinámica del coche y a la utilización de unos neumáticos con menor resistencia de rodadura. Ahora, sus consumos homologados son de 6,2-7,1 l/100 km y sus emisiones de CO2 se reducen a 141-160 g/km.

El tope de gama sigue apuntando al e-Power, que combina un motor de gasolina de 158 CV que hace las veces de generador de energía, con un electromotor de 190 CV (140 kW), encargado de mover las ruedas delanteras. Por lo tanto, su propulsión es eléctrica, con la ventaja de no necesitar ningún enchufe para poder recargar la batería de iones de litio, que tiene una capacidad de 2,1 kWh.

Un sistema de propulsión que brinda unas sensaciones de conducción similares a las de un coche 100% eléctrico, como es el caso de una fuerte aceleración nada más pisar el pedal, con una cifra de par muy alta e instantánea, o la frenada regenerativa, pero como ya hemos dicho sin la necesidad de tener que enchufar el coche para recargar la batería. En este caso, el consumo de gasolina del motor de combustión que hace las veces de generador es de 5,1-5,3 l/100 km y sus emisiones de CO2 son de 117-120 g/km.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos