spot_img
24.3 C
Madrid
domingo, septiembre 19, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Mercedes-Benz EQA: entrada al SUV eléctrico

Ya a la venta en nuestro país, el Mercedes-Benz EQA es el modelo de acceso a la nueva generación de vehículos 100% eléctricos de la marca de la estrella.

Se trata de un SUV compacto que comparte plataforma con el GLA, así como muchos otros planteamientos técnicos, por lo tanto podemos decir que este EQA sería la versión eléctrica del GLA, modelo que con estas nuevas variantes electrificadas, tres en total, pasa a tener una gama muy completa en la que caben versiones con motores de gasolina y diésel, además de la dotada con tecnología híbrida enchufable GLA 250e.

- Advertisement -

Como hemos mencionado, el EQA emplea la misma plataforma que el GLA, de modo que se trata de un vehículo que no ha sido desarrollado como un eléctrico puro. En consecuencia, la plataforma ha tenido que ser modificada para poder alojar la batería, que se encuentra bajo el piso del coche, y ubicar el resto de los elementos mecánicos que conforman el sistema de impulsión eléctrica.

A simple vista, el EQA y el GLA son muy parecidos. Las principales diferencias entre ambos las vamos a encontrar en una serie de detalles que permiten mejorar el coeficiente aerodinámico del coche. Este es el caso de la parrilla frontal, que está tapada por completo, las llantas con un diseño específico o los bajos carenados. En la parte trasera destaca un alerón un poco más grande que el del GLA.

Similares por dentro

Para el diseño del interior Mercedes no se ha complicado la vida, ni tampoco se la complica a sus clientes, con lo que el diseño de este nuevo EQA es idéntico al del resto de versiones con motores térmicos del GLA, de modo que todo resulta muy familiar y es muy fácil adaptarse a él.

Cuenta con las mismas pantallas digitales y configurables que conforman el cuadro de instrumentos y el display del centro del salpicadero, que pueden ser de hasta 10,25 pulgadas. Tampoco se priva de nada en lo que tiene que ver con los sistemas de seguridad y de ayuda a la conducción, estando en este aspecto al mismo nivel que los vehículos más modernos de la firma de Stuttgart.

De la conectividad se encarga el conocido sistema MBUX, pero en su caso con algunas funciones y aplicaciones específicas, como puede ser el navegador Electric Intelligence, que a la hora de calcular la ruta hasta el destino tiene en cuenta factores como las necesidades de recarga de la batería, condiciones del tráfico, estilo de conducción y la orografía del terreno. Le pone la guinda con la aplicación Mercedes Me Charge, que informa de más 450.000 puntos de recarga en toda Europa.

El GLA y el EQA presentan unas cotas exteriores muy similares, con una longitud de 4,4 metros y una distancia entre ejes de 2,72 metros, así que el espacio interior reservado para los pasajeros es prácticamente calcado. Aunque hay algunas diferencias entre ellos, como es el caso de las plazas traseras, que en el EQA van en una posición algo más baja, lo que obliga a llevar las rodillas un poco más altas. Otra diferencia la encontramos en la capacidad del maletero, 340 litros en el EQA por los 435 del GLA.

Tres alternativas

Mercedes ofrece tres versiones de su nuevo eléctrico. El EQA 250 con 190 CV está en el mercado desde el mes de marzo, y a él se han sumado el EQA 300 4MATIC y el EQA 350 4MATIC, con 228 y 292 CV, respectivamente.

El menos potente cuenta con un motor en el eje delantero y tracción a esas ruedas, mientras que los otros dos están dotados con un motor en cada eje y en consecuencia con tracción a las cuatro ruedas.

Algo común a los tres es la batería de 66,5 kWh, una capacidad que permite una autonomía WLTP de 424 km en el EQA 250, si bien puede aumentar hasta los 494 km cuando se utiliza el coche en un entorno urbano. El rango de uso parte de 430 km en los EQA 300 4MATIC y EQA 350 4MATIC, pudiendo alcanzar hasta 513 km en el uso en ciudad. En cualquier caso, la velocidad máxima está limitada a 160 km/h.

Según los datos facilitados por Mercedes, en una toma de corriente continua a 100 kW de potencia es posible recargar del 10 al 80 por ciento de la capacidad de la batería en unos 30 minutos.

En un enchufe de corriente alterna la potencia máxima de carga es de 11 kW, siendo en este caso necesario un tiempo de 5,45 horas para cargar del 10% al 100% de la capacidad. Algo muy interesante es que en la primera fase de lanzamiento la marca regala a sus compradores un WallBox de 22 kW con instalación incluida.

En la presentación dinámica a la prensa tuvimos la ocasión de conducir el EQA 250 durante unos 150 km por todo tipo de carreteras y en ciudad. Desde el primer momento sorprende con un elevado agrado de conducción y con un confort de marcha muy notable.

Los 190 CV del motor lo dotan de una satisfactoria agilidad, pero se nota un poco más torpe que otros coches con esta tecnología y de su tamaño, debido en gran parte a que su peso asciende a 2.040 kilos.

Un registro que sorprendentemente no lo penaliza mucho en lo que atañe a su comportamiento dinámico, y si bien no es tan ágil en trazados virados como el resto de versiones del GLA, el bajo centro de gravedad que propicia la posición tan baja de la batería hace que el coche muestre siempre un magnífico aplomo.

Algunos detalles curiosos del EQA 250 son las levas que van tras el volante, que con cuatro niveles predefinidos permiten mejorar la frenada regenerativa. En las posiciones de mayor retención el coche retiene mucho, pudiendo conducir gran parte del tiempo sin utilizar el pedal del freno, una solución muy práctica y cómoda sobre todo en ciudad, donde es posible estirar la autonomía de la batería.

El Mercedes EQA está disponible con tres líneas de equipamiento: la de serie, Electric Art y AMG Line, a la que hay que sumar en su primera fase de lanzamiento una especial llamada Edition 1.

Desde 49.000 euros o 625 en cuotas de renting

Sorprende con un precio competitivo y siempre con un nivel de equipamiento muy completo. El EQA 250 se puede adquirir por 49.000 euros, pero aplicando el Plan Moves y el descuento previsto por la financiación se quedaría por debajo de los 40.000 euros. En el caso del EQA 300 4MATIC y del EQA 350 4MATIC, sus tarifas recomendadas son de 54.500 y 56.675 euros, respectivamente.

Además, con Mercedes-Benz Renting es posible disfrutar de un EQA por una cuota de 625 euros en un contrato a 36 meses y con un kilometraje de 15.000 km/año, con una aportación inicial de 10.704 euros.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos