17.7 C
Madrid
jueves, mayo 23, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Mercedes-Benz actualiza su estrategia como fabricante de LCVs para ser más premium que nunca

spot_img

Mercedes-Benz reorienta su estrategia como fabricante de vehículos comerciales ligeros con el fin de garantizar un crecimiento rentable de su marca en los segmentos de furgonetas privadas y comerciales para los próximos años. Su objetivo es aprovechar en el mercado las ventajas competitivas que le aportan tanto la amplia diversificación de su portfolio de producto como su modelo negocio, así como poner en valor el carácter premium que la estrella tiene como marca.

Objetivos: mejorar el posicionamiento y la rentabilidad

«Nuestro plan estratégico es claro: aprovechar la tecnología y el poder de nuestra marca para elevar nuestro posicionamiento en el mercado y la rentabilidad. Esto se aplica no solo a nuestro negocio de automóviles de lujo, sino también a nuestra estrategia para furgonetas. Vans es una exitosa división de negocios integrada dentro de Mercedes-Benz con total libertad para tomar todas las decisiones necesarias para satisfacer las necesidades individuales de sus clientes», comenta Ola Källenius, presidente del Consejo de Administración de Mercedes-Benz Group AG.

Apoyándose, como es lógico, en el «pleno acceso a los beneficios que tiene el compartir tecnología e innovaciones con nuestro negocio de automóviles», según el presidente del grupo Mercedes-Benz, Vans opera en un negocio atractivo y disfruta de una posición única en el mercado premium, lo que le permite generar fuertes retornos que complementan nuestro negocio de automóviles de lujo».

Ofrecer furgonetas y servicios «más deseables»

El objetivo es ofrecer al mercado «las furgonetas y servicios más deseables», y para ello, Mercedes-Benz Vans se va a basar en su «excepcional oferta tecnológica, su credibilidad como marca y su capacidad de aportar soluciones personalizadas y adaptadas para sus clientes en los distintos mercados e industrias rentables». Y en esta nueva etapa todo va a girar en torno a la VAN.EA, la nueva arquitectura eléctrica específica para vehículos comerciales ligeros con propulsión eléctrica y experiencia digital.

Cuatro van a ser los grandes pilares que soporten esta nueva estrategia de Mercedes-Benz Vans. El primero de ellos consiste en centrarse aún más en los segmentos premium del mercado de los LCV y en aquellos en los que el crecimiento para la marca resulte más rentable, tanto por regiones como por canales, productos e industrias que arrojen un alto margen de beneficio a la compañía.

Nueva Clase V y LCVs más premium

Para lograrlo, aportará enfoques diferenciados a cada segmento. Así, en el futuro diferenciará aún más el extremo superior del portfolio de productos con el nuevo Clase V y la adopción de una estrategia premium en el segmento de furgonetas comerciales, que actualmente ya representa el 80% de sus ventas en distintas industrias. Europa acapara el 60% de las entregas a escala global de Mercedes-Benz Vans, mientras que en EE.UU ha duplicado sus matriculaciones entre 2018 y 2022, pasando de una cuota de mercado del 8% al 16% registrado el pasado año.

Mercedes-Benz Vans espera consolidar en los próximos años esta positiva evolución de sus furgonetas comerciales de gran tamaño tanto en el mercado norteamericano como China, dado que en ambos se espera un elevado crecimiento potencial. En el primero de ellos, la firma de la estrella ofrecerá pronto por primera vez un monovolumen de lujo de tamaño medio destinado a un uso particular.

La gama de Mercedes-Benz Vans contempla distintos vehículos de uso particular y hasta nueve modelos comerciales diferentes destinados a cubrir las necesidades de los vehículos de mensajería, express, paquetería (CEP) y camper. Mercedes busca aprovechar el crecimiento anual del 6% al 8% del mercado que se prevé en los próximos años en la movilidad de media distancia e interurbana 100% eléctrica para avanzar su negocio, y para ello se basará directamente en las nuevas soluciones desarrolladas a partir de su nueva arquitectura eléctrica VAN.EA (cuyo primer modelo llegará en 2026) y de la ampliación de su cartera de campers con modelos de mediano y gran tamaño completamente eléctricos.

Mejorar la experiencia cliente como elemento diferenciador

Todo ello asociado a una importante mejora de la experiencia cliente, con el carácter premium como principal elemento diferenciador tanto en servicios de asistencia y postventa como en los comerciales, donde la marca alemana ha fijado como objetivo alcanzar un 20% de sus ventas a través de sus canales online y aumentar sus entregas directas en un 76% para 2026 mediante una oferta omnicanal.

Junto con al nuevo enfoque premium, los nuevos objetivos comerciales, la adopción de la nueva arquitectura eléctrica como base para sus modelos que le permitirá afianzarse como líder en conducción eléctrica y del mercado, Mercedes-Benz Vans también apoyará su futuro desarrollo en mejorar la experiencia digital que reciben sus clientes en su relación con la marca, contemplando en ella tanto el proceso de venta como el de postventa y uso de sus vehículos gracias al empleo de las más avanzadas tecnologías disponibles.

Por último, el plan de Mercedes-Benz Vans para el futuro también contempla una mejora de la rentabilidad de la marca, un aumento de su competitividad y una menor incidencia de los costes (reducción de los mismos en un 20%) sobre los resultados de la marca gracias a la racionalización y digitalización de todos sus procesos. Así, espera recortar en un 25% el número de horas de producción que precisa cada modelo para 2025, optimizar sus consumos de energía y recurrir a la tecnología digital para mejorar su eficiencia en todas sus operativas.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos