8 C
Madrid
sábado, marzo 2, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Más del 60% de los transportistas españoles prefieren comprar un camión diésel; por el eléctrico apenas apuestan el 4%

Una amplia mayoría, el 63% de los transportistas españoles, sigue actualmente apostando por comprar un vehículo diésel para su trabajo. Tan sólo el 11% lo hace por un híbrido y únicamente el 4% se decanta por la compra de un eléctrico, según el estudio elaborado conjuntamente por Continental España y la Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer).

Ambas entidades han unido sus fuerzas en la elaboración de un amplio estudio para conocer los principales motivos que condicionan la compra. La relación calidad-precio y el rendimiento de los vehículos en su función laboral son los principales, junto con la sostenibilidad, que también aparece entre los actuales desafíos a los que se han de enfrentar los transportistas.

“Para Continental es una prioridad analizar y conocer las principales inquietudes del sector de transporte de flotas en materias como la digitalización, la conectividad y la sostenibilidad”, destaca Antonio Sangüesa, responsable de Soluciones y Servicios a Flotas de Continental España.

Según los datos obtenidos, y al igual que ya sucede en otros sectores, “abordar los retos medioambientales es ya una prioridad también para el sector del transporte”, indica el informe. Para el 49% de los encuestados, la sostenibilidad ha de ser uno de los ejes prioritarios del sector, mientras que para el 27% si bien es importante, únicamente los es de manera moderada. Tan sólo un 9% considera que la sostenibilidad no es un tema prioritario.

Preocupación por el medioambiente

Esta manera de pensar no implica que el sector no muestre preocupación por el impacto medioambiental que su actividad genera. Según las conclusiones del estudio, el 16% de los encuestados se muestran muy preocupados por el impacto medioambiental de su actividad, un 18% bastante preocupados y un 36% moderadamente preocupados.

Los resultados indican que nada menos que ocho de cada 10 transportistas reconocen que su actividad tiene mucho impacto en la sostenibilidad. Además, para el 38% es muy importante reducir las emisiones de sus vehículos y evolucionar los mismos hacia nuevas opciones de combustible (37%). Uno de cada cuatro transportistas encuestados destaca la importancia que tiene el apoyar la colaboración público-privada para optimizar el nivel de sostenibilidad que actualmente presenta el sector del transporte español.

Bajo conocimiento de las normativas

Actualmente, son muchos los Gobiernos y entidades de todo el mundo que impulsan nuevas normativas medioambientales tendentes a mejorar la sostenibilidad y a avanzar en la reducción de emisiones. Sin embargo, la encuesta elaborada conjuntamente por Continental y Fenadismer indica un bajo conocimiento generalizado de las mismas. Tan sólo el 29% de los participantes en la encuesta confesó tener mucho o bastante conocimiento de las mismas, un 39% indicó que tenía alguno y el 29% tenía poco o relativo conocimiento sobre estas nuevas normativas. El 3% indicó que carecía de conocimiento alguno respecto de las mismas.

Entre las respuestas obtenidas a las preguntas formuladas se reflejan algunas importantes contradicciones que resultan de lo más llamativas. Así, aunque el sector avanza cada vez más en lo referente al cuidado del medioambiente, nada menos que seis de cada 10 transportistas encuestados afirmaron que seguirían comprando vehículos diésel. Sólo un 11% se decantaría por vehículos híbridos y apenas un 4% apostaría por un vehículo cien por cien eléctrico en su próxima compra.

“Los transportistas españoles apuestan por la descarbonización del sector del transporte por carretera, pero lo hacen estableciendo un calendario realista para la renovación de sus flotas y con una política clara que se base en la neutralidad energética”, comenta Juan José Gil, secretario general de Fenadismer, respecto de este llamativo resultado.

Seguridad: el neumático es clave

La encuesta también se preocupó de analizar la seguridad en el sector del transporte. Y a la hora de hablar de seguridad vial y del rendimiento que se precisa obtener de los vehículos utilizados por el sector, emergen los neumáticos como uno de los principales elementos clave. “Son el único punto de contacto existente con el asfalto”, destaca el estudio, el cual también indica cómo de su estado también dependen las cifras de consumo de combustible del vehículo en el que se montan.

Curiosamente, y a diferencia de lo que sucede con los turismos, en el caso de los camiones no existe norma alguna que establezca la profundidad mínima que el dibujo de los neumáticos debe tener. Tal norma aún no existe y actualmente tan solo hay algunas estipulaciones o recomendaciones al respecto. Sin embargo, los profesionales del transporte son conscientes mayoritariamente de la importancia que ello tiene para su seguridad y la del resto de usuarios de la carretera. Así, seis de cada 10 transportistas españoles están completamente a favor de que se establezca la obligatoriedad también para los camiones de circular con una medida de profundidad mínima en sus neumáticos.

Antonio Sangüesa destacó durante la presentación del informe la constante labor que Continental viene realizando tanto en materia de sostenibilidad como de seguridad en el sector, manteniendo una permanente y estrecha colaboración con los transportistas para ayudarles a reducir las emisiones de sus vehículos y enseñarles al mismo tiempo a prolongar para ello adecuadamente la vida útil de sus neumáticos”.

Tacógrafo digital, un cambio obligado

Otro de los temas analizados en la encuesta contempla algunas de las actualizaciones incluidas en el paquete de normas que sobre movilidad está introduciendo la Unión Europea, y que tiene como una de sus principales el que los vehículos que usa el sector del transporte cuenten con tacógrafos analógicos o digitales en su equipamiento a partir del 1 de enero de 2025.

Todo aquel transportista que quiera trabajar o circular con su vehículo por territorio europeo deberá cumplir con la norma y disponer a bordo de su camión de un tacógrafo inteligente de segunda generación. Y esta es una nueva norma que sin duda va a implementarse en los apenas 14 meses que quedan para la entrada en vigor de la citada regulación, pues apenas dos de cada 10 encuestados afirma que su flota ya está convenientemente preparada y sus vehículos disponen de nuevos dispositivos de este tipo.

Lo realmente grave es que un 45% de los entrevistados aún no lo lleva dado el alto precio de adquisición que estos nuevos tacógrafos todavía tienen. Y es grave, puesto que nada menos que siete de cada 10 desconocen por completo las ventajas que puede suponerle realizar el cambio con suficiente antelación a la entrada en vigor de la nueva norma. Tan sólo el 18% de los transportistas es conocedor que, de hacerlo, podría acceder a subvenciones que reducirían el coste del dispositivo y únicamente el 1% sabía que, gracias a este cambio, se podría beneficiar de interesantes ahorros en las revisiones periódicas que se le efectúan a su vehículo.

El responsable de Soluciones y Servicios a Flotas de Continental, Antonio Sangüesa, recalcó durante la presentación del informe la importante labor divulgativa y de concienciación que Continental viene realizando en relación con las nuevas herramientas digitales que se incorporan al mundo del transporte. En concreto, respecto de los nuevos tacógrafos de segunda generación, señaló la importancia que tiene incidir en esa labor pedagógica sobre las ventajas que lleva aparejada la actualización de esta herramienta.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos