spot_img
8.5 C
Madrid
domingo, noviembre 28, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Mantener un coche en propiedad durante 13 años cuesta 9 euros al día

spot_img

Acierto.com ha hecho las cuentas y mantener un coche, cuyo valor medio actual es de 20.647 euros, durante 13,1 años, que es la vida media del automóvil en España, cuesta 48.247 euros, o lo que es lo mismo, 3.711,3 euros al año, 309 euros al mes o unos 10 euros al día. El comparador ha tenido en cuenta todos los gastos, aunque ha olvidado incluir el ingreso del valor residual del vehículo, que según el Ministerio de Hacienda es del 10% superado los 12 años, lo que supone un ingreso de 2.064 euros. Este valor no se cumple en la mayoría de operaciones y, como mínimo, es el doble. Así pues, pongamos como valor residual una media de 5.000 euros. En tal caso, el coste y el mantenimiento real del vehículo durante ese tiempo se reduce a 43.247 euros, 3.326 euros por año, 277 euros por mes o 9 euros al día.  

Las cuentas

Durante el último año, el precio medio del automóvil se ha situado en 20.647 euros, impuesto de matriculación incluido, cifra que supone un incremento notable respecto a 2019, cuando rondaba los 18.000 euros. En España, el rodaje medio de un coche particular se sitúa en torno a los 12.600 kilómetros y la edad media del parque automovilístico es de 13,1 años; es decir, en este período de tiempo se recorren unos 165.000 kilómetros. El precio medio del litro de gasolina es de 1,48 euros y de 1,36 euros el del diésel (la media es de 1,42). Si el consumo medio de un vehículo nuevo es de 5 l/100 km, el coste por kilómetro se sitúa en 0,068 euros, unos 11.500 euros para esos 165.000 kilómetros.

Respecto al mantenimiento, se estima que cada kilómetro cuesta unos 0,06 euros en reparaciones. El cálculo ha sido obtenido teniendo en cuenta las reparaciones estimadas por número de kilómetros y su precio medio. En total, 9.900 euros.

Más gastos

En cuanto al precio de la póliza, tal y como apunta el comparador de seguros Acierto.com, dependerá del tipo de seguro, si bien sitúa el precio medio en torno a los 400-500 euros anuales, lo que significa 5.200 euros como mínimo. A esto hay que añadir los gastos en impuestos e ITV, unos 1.000 euros en los 13 años de vida del vehículo, así como los desembolsos realizados en aparcamientos, peajes, limpieza, los intereses si hemos decidido financiarlo, etcétera.

Para rebajar este gasto, lo primero es comparar en diferentes concesionarios a la hora de comprar un coche y plantearse si es necesario adquirir uno nuevo o nos bastará con uno de kilómetro 0 o segunda mano.

En segundo lugar, escoger el motor adecuado y el combustible que se adapte a nuestras necesidades, y a la hora de financiar es importante revisar la TAE y todas las condiciones, así como comprobar los planes de ayuda del Gobierno. Dónde repostar también es importante, ya que hay diferencias de más del 20% según la gasolinera. Afortunadamente, hay aplicaciones específicas que nos ayudan a detectar cuáles son las más económicas.

Mantenimiento óptimo

Un buen mantenimiento del vehículo evitará averías graves y problemas mayores, sobre todo teniendo en cuenta que estamos hablando de vehículos que esperamos duren 13 años. Por desgracia, durante los últimos meses los talleres han registrado un descenso de facturación de hasta el 60%. El motivo es que muchos propietarios no acuden al mecánico a no ser que sea imprescindible. Para ahorrar en el taller podemos consultar precios, pedir presupuestos y fijarnos en los recambios, entre otros. Es aconsejable, además, revisar la presión de los neumáticos, planificar los desplazamientos y no coger el coche para todo.

Por otra parte, el seguro del vehículo es obligatorio y es un error tratar de ahorrar en las coberturas pues, en ocasiones, si escogemos una póliza demasiado básica no estaremos bien respaldados en caso de siniestro. Para ahorrar con el seguro del coche lo mejor es comparar, pues permite ahorrar hasta el 50%. Finalmente, también se puede ahorrar mientras se conduce, ajustando la velocidad para ser más eficientes, apagando el motor de vez en cuando, olvidándose de los acelerones, cambiando de marcha cuando es necesario, aprovechando la inercia o esperando para encender la calefacción o el aire acondicionado…

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img