18.8 C
Madrid
viernes, septiembre 22, 2023

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Manifestación en Barcelona: el sector VTC denuncia que la Generalitat dejará a 2.500 familias sin recursos

spot_img
spot_img

El Sindicato Libre de Transporte (SLT), mayoritario del sector VTC en Cataluña, convocó ayer, 19 de julio, a más de 300 coches y cientos de conductores a pie en Barcelona para protestar contra la aprobación del Real Decreto9/2022, que regula las VTC en la demarcación y que pone en peligro a miles de personas que trabajan de forma directa e indirecta para este sector.

La marcha, que transcurrió por las principales calles del centro de Barcelona y se detuvo en la Plaza de San Jaume, frente al edificio de la Generalitat, concluyó con la lectura de un manifiesto en el que se exponía la preocupación del sector VTC por la estabilidad laboral de sus trabajadores. Aproximadamente, 2.500 profesionales trabajan de forma directa para este sector, que en Barcelona cuenta con 1.500 licencias en uso y 4.000 en total.

José María Cazallas, secretario de organización de SLT, aseguró que el nuevo decreto «limita nuestra actividad con medidas que no se sostienen y pone en riesgo a miles de familias que dependen de este sector. No podemos quedarnos de brazos cruzados. Legislar contra esto es legislar contra el futuro de la movilidad y legislar contra la libertad de los ciudadanos a desplazarse de ese modo, unos derechos que otros ciudadanos de otras ciudades europeas y españolas sí tienen». Cazallas explicó que este decreto es una vuelta al pasado para una ciudad como Barcelona y que suprimir las opciones sostenibles y accesible de movilidad, en pleno debate sobre la reducción de emisiones, «lastrará el desarrollo urbanístico y social de Barcelona».

Más de 4,9 metros de longitud

Durante la lectura del manifiesto, los trabajadores de VTC han recordado las «medidas injustificables del Decreto» que, a su juicio, «persiguen acabar con el servicio en Cataluña». Así, la nueva norma exige que los vehículos tengan una longitud mínima de 4,90 metros para poder prestar servicios VTC, lo que elimina del mercado a todos aquellos que no cumplan con este requisito.

Asimismo, el decreto limita los servicios de VTC a empresas que hayan operado en el último año cumpliendo, además, un determinado número de servicios. En este sentido, Cazallas señaló que la Administración se olvida de la situación vivida con la Covid-19 y del parón que significó para muchos trabajadores, lo cual supone un importante freno para muchos profesionales que han estado esperando a una reactivación de la movilidad para volver a operar y que ahora encuentran una barrera imposible de superar. «Con este decreto, el Gobierno catalán perjudica el desarrollo económico de este sector«, indicó el representante de SLT.

Además de estas limitaciones impuestas por el nuevo decreto catalán, el sector VTC de Cataluña ya se encontraba en una situación complicada, ante la necesidad de precontratación de servicios, exigiendo un tiempo mínimo de 15 minutos para contratar una VTC.

Respecto a la limitación de la geolocalización, recuerdan desde el sindicato las ventajas que las tecnologías ofrecen a los usuarios, que pueden conocer la cercanía de vehículos y el perfil de su conductor, entre otras, información que les facilita un transporte más económico, rápido y seguro.

Difícil supervivencia

Durante la manifestación, los trabajadores de VTC denunciaron la difícil supervivencia del sector VTC catalán tras la aprobación de estas medidas y denunciaron que las limitaciones de la nueva ley lo son también a la libertad de la movilidad personal. Aseguraron, además, que los trabajadores del sector solo quieren que les dejen trabajar, ya que hay trabajo para todos e, incluso, no se llega a cubrir la demanda en muchos momentos, especialmente en fines de semana y vísperas de festivos. Por ello, consideran incomprensible este Decreto Ley, que no se ajusta a razones lógicas como pueden ser el servicio a la ciudadanía, empleo, facilidad de movilidad en las ciudades, desincentivar el vehículo privado o reducción de la contaminación.

En cuanto al servicio de taxi, indican que la competencia del VTC no les afecta negativamente, sino que ha sido beneficiosa para ambos servicios y les ha ayudado a mejorar la imagen y calidad. De suprimirse el VTC, aclara Cazallas, «es imposible que el taxi de Barcelona pueda cubrir toda la demanda y, por ello, ambos son imprescindibles y necesarios», por lo que solicitan a los políticos de Cataluña que no convaliden este Decreto Ley «que dejará en el paro a miles de trabajadores de forma directa y a otros miles de forma indirecta, algo inconcebible por los difíciles momentos que este país está atravesando».

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos