9.3 C
Madrid
miércoles, abril 17, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

«Sólidos» resultados del Grupo Volkswagen en el tercer trimestre pese a los problemas de producción

spot_img

Pese a los problemas padecidos en sus cadenas de producción provocados por la falta de determinados componentes, el Grupo Volkswagen anuncia la obtención de unos sólidos resultados económicos al cierre del tercer trimestre del año que le sitúan en línea de poder igualar el resultado operativo antes de contabilizar los extraordinarios alcanzado durante el pasado ejercicio.

El Grupo VAG cerró el tercer cuarto del año experimentando un fuerte incremento del 11% en sus entregas de vehículos con respecto al mismo período del 2022. Sus ventas durante estos primeros nueve meses alcanzaron los 6,8 millones de unidades, lo que representa un incremento del 8% con respecto al año anterior. Entre julio y septiembre las marcas del consorcio entregaron un total de 2,3 millones de unidades a sus clientes, lo que representa un alza del 7% con respecto al mismo trimestre del año anterior.

El valor comercial de las entregas acumuladas en lo que llevamos de ejercicio reportó ingresos al grupo automotriz alemán por valor de 235.100 millones de euros, un 16% más que durante el mismo período del año anterior, correspondiendo 78.800 millones de euros (+12%) a las operaciones comerciales realizadas sólo durante este último trimestre.

Pedidos: 1,4 millones de vehículos solicitados

En cuanto a la cartera de pedidos, al cierre del tercer trimestre se mantiene el interés por los modelos que fabrica el grupo. Solo en los mercados de Europa Occidental hay acumulados un total de pedidos superior a 1,4 millones de vehículos, lo que junto a la sólida liquidez neta acumulada por la división de automoción del grupo (36.700 millones de euros al cierre del tercer trimestre del año), augura un buen futuro a las operaciones del consorcio automotriz de Volkswagen AG.

“En conjunto, seguimos una trayectoria sólida y hemos vuelto a aumentar nuestros volúmenes de ventas e ingresos en el tercer trimestre. Sin embargo, no podemos darnos por satisfechos con nuestra rentabilidad, que en este tercer cuarto del año no alcanzó nuestros ambiciosos objetivos”, apuntaba Arno Antlitz, CFO y COO del grupo alemán, quien además indicaba como solución para corregir la desviación respecto de la rentabilidad prevista: “Ahora nos centraremos en la aplicación sistemática del plan de 10 puntos y en nuestros programas de rendimiento multimarca”.

El rendimiento operativo del Grupo Volkswagen se redujo un 7% con respecto a los primeros nueve meses de 2022 hasta alcanzar unos 16.200 millones de euros, lo que supone una rentabilidad operativa antes de extraordinarios del 6,9%. En el tercer trimestre, el resultado fue de 5.000 millones de euros, lo que implica un incremento del 17% frente al tercer cuarto del año anterior y aporta una rentabilidad operativa del 6,2% superior a la alcanzada entonces.

Costes de materias primas disparados

La evolución del trimestre se vio marcada por el impacto que sobre las cuentas tuvieron los efectos de valoración negativos, especialmente en el caso de los commodity hedgings (costes de cobertura de materias primas), cuyos costos supusieron pagos por valor de 2.500 millones de euros, 800 millones más que en el mismo período de 2022. Una vez ajustados los efectos de valoración, el beneficio operativo del grupo aumentó en 2.000 millones de euros para lograr 18.700 millones en el acumulado hasta septiembre, lo que representa un crecimiento del 8% en el rendimiento operativo antes de extraordinarios, lo que en la práctica iguala el del anterior ejercicio.

Sin embargo, el incremento de los volúmenes de producción de turismos acometido por el grupo automotriz se vio lastrado por los imprevistos cortes de producción sufridos este pasado trimestre a consecuencia de las inundaciones en Eslovenia, que paralizaron la producción de determinados proveedores, y por los mayores costes de muchos productos, que afectaron de manera muy especial a algunas de las principales marcas del grupo automotriz alemán.

Previsión: igualar el cierre de 2022

El pasado 20 de octubre, el Grupo Volkswagen actualizó sus perspectivas para el cierre del presente ejercicio fiscal, estableciendo una previsión de entregas a clientes situada entre los 9 y los 9,5 millones de unidades y generando unos ingresos por ventas del orden de entre un 10% y un 15% superiores a los del año anterior.

Ante la actual imprevisibilidad que marca la evolución de los costes, el grupo ya no espera poder compensar durante lo que queda del presente ejercicio los anteriormente mencionados 2.500 millones de euros que lastran sus resultados durante estos primeros tres trimestres del año. Esto limitará el resultado operativo, que previsiblemente se situará en los mismos niveles del año anterior, es decir, unos 22.500 millones de euros. Con ello, la previsión de liquidez neta de la división de automoción del Grupo VAG se situaría en torno a los 35.000 y 40.000 millones al cierre del ejercicio 2023.

Las entregas de eléctricos aumentan un 45%

En cuanto a vehículos eléctricos (BEV), las entregas del grupo alemán repuntaron un 45% alcanzando un total de 531.500 unidades durante los primeros nueve meses del año, lo que representa un 7,9% de incremento a igualdad de fechas con respecto al mismo período de 2022 y un alza del 9% en el computo únicamente del tercer trimestre. Tal resultado permite mantener la previsión inicial del año de alcanzar un objetivo de entre el 8% y el 10 % de vehículos eléctricos entre las entregas totales efectuadas a clientes por las marcas del grupo.

Europa continúa siendo el principal mercado para los vehículos eléctricos del Grupo Volkswagen. En los distintos mercados donde está presente, las entregas aumentaron un 61% con un total de 341.100 vehículos. En el mercado de Estados Unidos se vendieron 50.300 unidades (+74%) y en China se superó el nivel alcanzado en el mismo período de 2022, con 117.100 unidades entregadas, lo que representa un crecimiento del 4% con respecto a los tres primeros meses del anterior ejercicio.

En la división de Financial Services, los ingresos por ventas han aumentado un 8% en lo que va de año, hasta alcanzar un total de 37.600 millones de euros. De ellos, 13.400 millones corresponden a la actividad de la filial durante el tercer trimestre del año. El beneficio operativo de la división se redujo un 40% con respecto a los tres primeros trimestres de 2022 hasta situarse en 2.500 millones de euros (800 millones en el tercer trimestre), debido principalmente al incremento de los gastos por el pago de intereses y a la adversa evolución que vienen registrando los tipos de cambio.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos