19.6 C
Madrid
lunes, mayo 20, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Los grupos Renault, Volvo y CMA CGA invertirán 750 millones en una nueva marca de comerciales eléctricos

spot_img

Los grupos Renault, Volvo Cars y CMA CGA van a colaborar en el desarrollo de una nueva generación de vehículos comerciales ligeros eléctricos con los que poder permitir a las flotas de logística avanzar en sus procesos de mejora de la sostenibilidad y descarbonización, al tiempo que responder a sus habituales necesidades tanto operativas como económicas. En total, se prevén inversiones de más de 750 millones de euros para los próximos tres años.

Las futuras regulaciones que en materia medioambiental y de control de las emisiones de CO2, así como las importantes restricciones a la circulación en el acceso a las ciudades que están por llegar a las labores del transporte de mercancías y la distribución, están transformando por completo el ecosistema logístico de las flotas de vehículos de empresa. Cada vez es mayor el número de clientes profesionales que siente la presión existente para que adapte los vehículos de que dispone a los nuevos requerimientos medioambientales que la sociedad está imponiendo para poder realizar con normalidad sus desplazamientos y oriente estos a ser realizados por alternativas electrificadas y más sostenibles.

La descarbonización de las flotas es un hecho irreversible y cada vez es más obligado proceder a la electrificación de los vehículos de la flota, así como a una mayor conectividad para garantizar una mayor seguridad y economía de los mismos en el desarrollo de las funciones que la empresa y su actividad les encomienda.

Se prevé un importante crecimiento del mercado

En este sentido, todo apunta a que para el año 2030 el mercado europeo de furgonetas electrificadas se habrá triplicado, lo que representa una excelente oportunidad de negocio tanto para las marcas ya presentes como para los fabricantes que careciendo en su gama de este tipo de vehículos quieren también acceder y disputar su trozo del pastel. Especialmente, para aquellas ofertas dirigidas especialmente a los negocios en auge del comercio electrónico y el alquiler.

Esta es la principal razón que mueve al Grupo Renault, al Grupo Volvo y a CMA CGM, uno de los grandes actores globales presentes en todas las cadenas de suministros de la industria automotriz, a unir sus fuerzas para desarrollar nuevas soluciones que puedan satisfacer las necesidades de todas las empresas vinculadas con el transporte, en especial de aquellas que están vinculadas a las operativas de distribución en las áreas del comercio electrónico.

Nueva marca de furgonetas eléctricas

Las tres ya avanzan en la conformación de una sociedad en la que unir sus competencias para crear una nueva generación de furgonetas cien por cien eléctricas, en las que, además, sus futuros clientes puedan disponer igualmente de una serie de servicios asociados que les permitan desarrollar su actividad y desplazamientos de forma más segura y conectada, haciendo mucho más fácil su trabajo.

Así, tanto el Grupo Renault como el Grupo Volvo ya han suscrito acuerdos vinculantes entre ambas corporaciones automotrices para establecer una nueva sociedad participada —al menos inicialmente— al 50%, en la que cada uno de ellos va a invertir 300 millones de euros durante los próximos tres años para el desarrollo de una nueva gama de modelos de vehículos comerciales que iniciaría su producción a lo largo del año 2026. La actividad de dicha empresa daría comienzo antes, este próximo año 2024, para ir configurando y desarrollando la nueva gama de los Software-Defined Vehicle (SDV) que la nueva marca resultante tiene pensado lanzar al mercado.

CMA CGM, expertos en transporte y logística

A esta nueva empresa se le ha unido CMA CGM, un activo consorcio empresarial del sector del transporte y la logística, que también ha firmado una carta de intenciones no vinculante con ambos grupos automotrices para participar en la nueva empresa con una inversión por valor de 120 millones de euros a través de PULSE, fondo energético dedicado a acelerar la descarbonización en el transporte y la logística.

La nueva empresa que desarrollará esta nueva gama de vehículos SDV será independiente de ambas marcas, es decir, supondrá el lanzamiento de un nuevo fabricante al mercado, y tendrá su sede oficial en Francia. Además, los tres socios del proyecto seguirán buscando nuevos socios e inversores que quieran sumarse al negocio propuesto para que este llegue a buen fin.

En principio, los nuevos vehículos se producirán a partir de una nueva plataforma específica para vehículos comerciales ligeros que se va a desarrollar y que será denominadas “tipo monopatín», para la cual únicamente se contemplan sistemas de impulsión totalmente eléctricos, lo que permitirá y hará más fácil que se puedan adaptar distintos módulos de carrocerías a costes muy reducidos, al tiempo que se permite la implantación en ella de importantes avances en materia de seguridad, conectividad y confort de marcha.

Vehículos definidos por su software

Estos vehículos contarán con una nueva arquitectura electrónica Software-Defined Vehicle, que permitirá que cada vehículo desarrollado sobre la nueva plataforma sea completamente definido a partir del software disponible en el mismo, lo que facilitará la rápida y más económica integración de nuevas funcionalidades que permitan supervisar las actividades de entrega, labores comerciales y de distribución que los usuarios realicen con ellos, reduciendo así los posibles costes de uso y mejorando las capacidades logísticas de cada unidad en el conjunto de la flota.

Las primeras estimaciones apuntan a que gracias a ello, los nuevos vehículos podrán aportar reducciones de hasta un 30% en los costes logísticos gracias a los nuevos servicios conectados vinculados a esta nueva tecnología SDV, servicios que, además, podrán ir actualizándose rápida y fácilmente a lo largo de la vida útil del vehículo en la empresa.

Inicialmente, se prevé ofrecer un vehículo de excepcional compacidad y plenamente adaptado a las necesidades de movilidad urbanas, al tiempo que dotado de una gran versatilidad de uso y de diferentes capacidades de batería, entre las cuales habría incluso una versión de 800V, capacidad sin precedentes entre los vehículos comerciales ligeros que se comercializan actualmente en el mercado.

En la nueva empresa que los Grupos Renault y Volvo van a conformar con el apoyo de CMA CGM se prevé que los dos primeros compartan las inversiones de I+D necesarias, así como sus conocimientos técnicos, sus servicios y sus instalaciones industriales para el desarrollo de la nueva marca de comerciales ligeros eléctricos.

Así, el Grupo Renault lideraría el desarrollo de esta nueva primera plataforma eléctrica SDV que permitirá conectar el vehículo mediante sistemas de código abierto (open source) con su entorno logístico de trabajo facilitando todo tipo de trabajos (control de la carga y descarga, definición y establecimiento de rutas y horarios de las mismas, etc).

Renault aporta experiencia en comerciales ligeros

«La electrificación y la digitalización están abriendo nuevos caminos a una revolución en el mercado de los vehículos utilitarios. El Grupo Renault tiene la intención de llevar a cabo esta transformación, garantizando al mismo tiempo una creación de valor sólida y eficiente. Hoy estamos muy orgullosos de emprender este camino conjuntamente con el Grupo Volvo para aportar las mejores soluciones a nuestros clientes profesionales del sector logístico”, ha declarado Luca de Meo, CEO del Grupo Renault.

El dirigente de la marca del rombo también se mostró “encantado” con la participación de CMA CGM en la nueva compañía. “Esta nueva empresa es una combinación sin igual de las fortalezas complementarias de tres campeones: un fabricante líder de camiones con amplia experiencia en servicios a medida, un campeón de las cadenas de suministro globales y un pionero europeo de los vehículos eléctricos y líder en el mercado de vehículos comerciales ligeros. Todos los ingredientes necesarios están ahí para crear algo verdaderamente único”, añadió De Meo.

Por su parte, el Grupo Volvo aportaría su amplia experiencia en el mundo del camión para combinar los servicios habituales de logística urbana sin emisiones de carbono con la innovadora plataforma SDV mediante nuevas soluciones y completas herramientas con las que ofrecer y prestar servicios de alto interés para los profesionales del transporte.

Volvo, experto en servicios a profesionales

“Estamos encantados de dar el siguiente paso en nuestro camino hacia soluciones de transporte sostenibles con la propuesta de creación de una nueva empresa”, comenta Martin Lundstedt, presidente y CEO del Grupo Volvo. “Queremos seguir ofreciendo a nuestros clientes soluciones de transporte completas que les ayuden a descarbonizar su cadena de valor. Vemos una demanda creciente de transporte urbano limpio, eficiente y seguro. Esta asociación y nuestra colaboración en ella son clave para lograrlo”.

En cuanto a CMA CGM, su participación busca ayudar a la nueva empresa a construir las soluciones adecuadas que puedan satisfacer las necesidades de todos los actores del transporte y de la cadena de suministro mediante soluciones eficientes en ambos lados de la cadena.“Como líder en transporte y logística —afirmó Rodolphe Saadé, presidente y CEO de CMA CGM— nos enorgullece unir fuerzas con un gran fabricante europeo de automóviles y un gran fabricante mundial de camiones, los Grupos Renault y Volvo, para crear esta nueva empresa de furgonetas eléctricas”.

CMA CGA, líder en transporte y logística

Saadé destacó igualmente la importancia de la cooperación de las tres entidades de cara al mercado: “Se trata de una asociación completa e innovadora: no sólo estamos invirtiendo en este proyecto, sino que también contribuiremos con nuestros conocimientos y experiencia para garantizar la logística de entrada y salida, mientras que algunos de estos vehículos podrían llegar a utilizarse para descarbonizar nuestra flota. Con esta nueva inversión en movilidad eléctrica de nuestro fondo PULSE, continuamos con nuestro compromiso de acelerar la descarbonización de nuestro negocio y de nuestra industria”.

La participación de CMA CGM en la nueva empresa está supeditada a la finalización del normal proceso de aprobación reglamentaria que este tipo de operaciones requiere. En todo caso, no es la primera vez que el Grupo Renault y el Grupo Volvo colaboran en el desarrollo de vehículos comerciales ligeros, dado que durante más de 35 años han venido realizando colaboraciones semejantes a través de sus respectivas divisiones de camiones y vehículos tanto industriales como comerciales, que han dado lugar al desarrollo de numerosos modelos que se han comercializado a través de las redes comerciales de ambas marcas, como ha sido el caso de las Renault Master y Trafic.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos