23 C
Madrid
miércoles, junio 12, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Los fabricantes de automóviles se mojan ante las elecciones europeas: «No dejar Europa a los populistas»

spot_img

«Si queremos disfrutar de movilidad, no nos conviene dejar Europa en mano de los populistas”. El futuro del sector de automoción y de la movilidad tal como la entendemos está en riesgo este próximo domingo 9 de junio, pues de las elecciones va a depender el rumbo que la política industrial y comercial europea va a desarrollar en los próximos años.

Los fabricantes de vehículos lo tienen claro. No quieren repetir una nueva legislatura padeciendo lo que llevamos sufriendo en esta última, “porque es mucho lo que está en juego para el sector”. Tanto desde la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA) como desde la Asociación de Fabricantes de Alemania (VDA) las peticiones a los ciudadanos a la hora de establecer su voto este próximo fin de semana son muy claras.

La movilidad, clave para la generación de riqueza

Desde ACEA lo dicen muy claro: “La movilidad es clave para la creación de riqueza y no debe ponerse en peligro. Por tanto, debe ser asequible y accesible para todos los ciudadanos y empresas europeos”. ACEA ha llamado la atención tanto de los partidos como, especialmente, de los votantes, para hacerles ver que de las políticas a desarrollar en estos próximos años va a depender en buena medida el futuro del sector del automóvil europeo.

Por ello, ante estas próximas elecciones europeas ACEA llama la atención para que fuera cual fuese el resultado, todos contribuyan a mantener a Europa en movimiento y a preservar la libre movilidad tanto de las personas como de las mercancías en el continente.

Los muy ambiciosos objetivos fijados en esta pasada legislatura para el desarrollo de la movilidad en Europa están generando importantes tensiones en la industria del automóvil europeo, hasta el punto de que se están poniendo gravemente en riesgo la supervivencia a futuro de muchos fabricantes.

La libre circulación no debe peligrar

Desde ACEA se considera que las nuevas normativas y su implantación “no pueden ni deben poner en peligro la libre circulación por nuestras carreteras ni mucho menos impedir que los ciudadanos tengan acceso a la movilidad por razones socioeconómicas”.

Según los fabricantes, “los automóviles, camiones, autobuses y furgonetas que fabricamos brindan libertad para todos y sustentan nuestra forma de vida. Transportan personas y bienes esenciales mientras mantienen a Europa en movimiento”. De ahí la “preocupación cada vez mayor sobre la asequibilidad de los vehículos que se está instaurando tanto para los fabricantes de automóviles como para los consumidores” en estos últimos tiempos.

Los vehículos deben ser asequibles y rentables

Desde el punto de vista de los OEMs, “un vehículo debe ser asequible de comprar y rentable de fabricar”. En su opinión, actualmente “producir vehículos eléctricos (EV) cuesta más en Europa que los modelos con motor de combustión o los vehículos eléctricos importados de regiones con menores costos de fabricación”. Y buena culpa de ello la tienen los excesos de regulación generada por la UE en distintos aspectos durante estos últimos tiempos.

“Hemos invertido 250.000 millones de euros, cantidad que supone más que el PIB de varios estados miembros de la UE juntos y, sin embargo, los vehículos eléctricos siguen fuera del alcance de la mayoría de los ciudadanos europeos. En la Unión Europea no se dan las condiciones necesarias para alcanzar unos costos asequibles de producción de este tipo de modelos”, han comentado desde ACEA, al tiempo que indican que la electrificación es un “deporte de equipo” en el que deben participar además del sector de automoción, también otras industrias, la sociedad civil y, en especial, los responsables políticos.

Pero ACEA no es la única que manifiesta su preocupación por la industria europea cara al futuro. Desde la VDA, Asociación Alemana de Fabricantes de Automóviles (la equivalente a la ANFAC española, su presidenta, Hildegard Müller, ha hecho un claro llamamiento a los ciudadanos: “¡Vayan a votar! Utilicen su voz, no la entreguen a los populistas que no ofrecen soluciones sostenibles”.

En su opinión, “la UE ofrece a todos los europeos muchas ventajas: libertad de circulación, protección a los consumidores, un gran mercado interior, estabilidad política y económica y, sobre todo, paz. Por eso no se puede ignorar la importancia que las elecciones europeas 2024 tienen de cara a nuestro estilo de vida”.

Para la presidenta de la VDA “una cosa está clara: la industria del automóvil está atravesando la mayor transformación de su historia. Al mismo tiempo debe superar con éxito el cambio de los motores de combustión a propulsiones alternativas, afrontar la digitalización y la producción sostenible. Cada día veo como nuestras empresas afrontan con enorme determinación y compromiso todos estos desafíos, pero necesitan aire para respirar. Necesitan el apoyo político y el marco regulatorio adecuado”, de ahí la importancia que la votación de este fin de semana tiene de cara al futuro de la industria europea de automoción.

13 millones de puestos de trabajo en juego

Hay 13 millones de puestos de trabajo en juego, entre los que dependen de manera directa del sector del automóvil y los más de 2.4 millones de personas que trabajan directamente en la industria alemana”, comenta Müller, quien añade que para que “la Unión Europea siga siendo un lugar atractivo para las empresas, es necesario profundizar en el mercado interior y reforzar las condiciones que hacen de Europa un enclave industrial de primer orden”.

Desde la VDA recuerdan que es necesario “eliminar los obstáculos regulatorios y promover la innovación. Es necesario un diálogo más intenso entre la industria y la política para desarrollar soluciones prácticas y eliminar obstáculos. La industria automovilística alemana espera que la política europea reduzca las cargas en lugar de añadir cada vez más”.

Esta asociación se posicionan en contra de los nuevos aranceles que la UE planea establecer sobre los coches chinos, dado que también salpicarían gravemente los resultados de las compañías europeas. “La UE debe abogar por la apertura de los mercados de manera más clara y decisiva, no por su intervención. Se precisa una agenda activa de la UE para desarrollar un comercio más libre y justo. La reducción de riesgos, la diversificación sólo es posible con una densa red de acuerdos que permita mantener la fortaleza y la prosperidad económicas, diversificar las cadenas de suministro, asegurar el suministro de materias primas y energía y reducir las dependencias estratégicas”.

Nos jugamos el futuro del sector de automoción

En España, los fabricantes también han alertado de la importancia del resultado de estas próximas elecciones de cara al futuro del sector. En sus reiteradas apariciones públicas, los dirigentes de ANFAC, la asociación española que da voz a los fabricantes de automóviles, han manifestado que actualmente “nos estamos jugando el futuro del sector de automoción en España”. La asociación ha reclamado tanto el apoyo del Gobierno español, como elevado un llamamiento a las instituciones europeas para que colaboren más activamente con la industria del automóvil y el transporte por carretera.

Fijar objetivos es fácil, lo verdaderamente difícil es diseñar medidas eficaces con recursos suficientes. Está en nuestras manos, en las de todos, trabajar juntos para conseguir una descarbonización ordenada del sector” ,manifestó recientemente el presidente de ANFAC, Wayne Griffiths. “El compromiso de las empresas de movilidad y de los fabricantes de automóviles es total, sin embargo, las exigencias para el sector y sus usuarios son cada vez mayores de cara a cumplir el objetivo común, alcanzar una movilidad y un transporte sostenible, tanto aquí en España como en el conjunto de toda Europa”, manifestó el presidente de ANFAC en abril durante la celebración del último Foro ANFAC sobre transporte pesado.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos