11.5 C
Madrid
lunes, septiembre 26, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Las matriculaciones suben el 1% en 2021 y las previsiones apuntan a 2023 como año de la recuperación

spot_img

Las ventas de automóviles en 2021 crecieron apenas el 1%, alcanzando las 859.477 unidades, lo que sitúa a 2022 en el ojo del huracán de la crisis, sobre todo si se tiene en cuenta que las matriculaciones aún están un 32% por debajo de las de 2019.

Por lo que respecta al mes de diciembre, todos los segmentos de mercado reducen sus entregas sobre el mismo mes del año pasado, con una caída del 18,7%, hasta las 86.081 unidades. Así pues, la pandemia, la incertidumbre y la crisis económica subsiguiente y la escasez de microchips a nivel global han impedido que 2021 sea el año de la recuperación para las matriculaciones de coches y, por los pronósticos barajados por las principales asociaciones del sector, la luz al final del túnel se atisba lejos: para 2023. En este sentido, las declaraciones de Tania Puche, directora de Comunicación de Ganvam, son tan esclarecedoras como pesimistas, cuando asegura que «todo apunta a que la escasez de semiconductores se va a prolongar durante este recién estrenado ejercicio, al que además le sumaremos los efectos de la falta de voluntad política para neutralizar la subida del impuesto de matriculación; un escenario que nos hace fiar la recuperación a 2023″.

Tampoco las tiene todas consigo el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, que afirma que de cara a 2022 «impulsar el mercado vuelve a ser la prioridad: no podemos permitirnos un nivel de matriculaciones tan bajo. Manejamos dos escenarios: uno optimista, en el que se matricularían alrededor de 970.000 unidades, lo que supondría un crecimiento de las matriculaciones del 13%, y otro pesimista, en el que apenas se sobrepasarían las 900.000 unidades. Desde la incertidumbre actual, estos escenarios dependerán, sobre todo, de la evolución de la pandemia y, en términos de mercado, de cómo siga repercutiendo la crisis de los microchips y de cuántas ventas retraiga la subida del impuesto de matriculación».

Algo más de optimismo se respira desde Anfac, donde su directora de Comunicación, Noemí Navas, entiende «que la situación coyuntural de los microchips irá mejorando a lo largo de 2022, lo que liberará parte de la demanda embalsada que hay ahora, y que los fondos europeos permitirán avanzar en la recuperación, lo que redundará en un incremento de las matriculaciones».

Las alquiladoras se recuperan

Por canales, aunque el de alquiladores registra la peor caída en diciembre, con un 45% y 4.063 unidades, en el conjunto del año, sin embargo, incrementó sus compras un 58,5% respecto a 2020, hasta las 152.326 unidades. Lo mismo sucede con las empresas: retroceso del 13,7% en diciembre, con 40.204 matrículas, pero un saldo positivo en estos doce meses del 2,1% gracias a los 334.514 vehículos contabilizados. El canal de particulares, por su lado, se anota una caída en el mes del 19,4%, hasta las 41.814 unidades, mientras que en el conjunto del año sus compras se contrajeron el 12,8%, hasta las 372.637 unidades.

Las emisiones medias de CO2 de los turismos vendidos en el mes de diciembre se quedan en 101,4 gramos de CO2 por kilómetro (WLTP), un 2,5% inferior a la registrada el año pasado en este mes.

Por marcas, Peugeot lideró las ventas en diciembre con 7.410 unidades, seguida de Hyundai (6.511), Renault (6.412), Toyota (6.078) y Kia (5.199(, mientras que la enseña más vendida en 2021 fue Seat, con 70.523 unidades, a la que acompañan en el Top 10 Peugeot (67.266), Toyota (62.329), Volkswagen (61.724), Hyundai (57.508), Kia (57.235), Renault (51.700), Citroën (47.072), Dacia (36.771) y BMW (35.193).

Si hablamos de modelos, el más matriculado en el último mes del año fue el Hyundai Tucson, que firmó 2.423 operaciones, seguido de Peugeot 2008 (2.263), Dacia Duster (2.174) y Sandero (2.167) y Citroën C4 (2.111). En cambio, el preferido por los compradores a lo largo de todo 2021 fue el Seat Arona, que cierra el año con 21.946 matrículas, con el segundo puesto para Hyundai Tucson (21.258) y tercero para Dacia Sandero (20.419). Completan la relación de superventas hasta la décima posición Peugeot 2008 (19.426), Toyota Corolla (16.983), Peugeot 3008 (16.812), Seat León (16.691), Volkswagen T-Roc (15.988), Citroën C3 (15.948) y Fiat 500 (15.941).

Comerciales, Industriales y autobuses

En diciembre, se matricularon 10.838 vehículos comerciales ligeros, que suponen el 35% menos que en 2020. En el acumulado del año, las ventas de vehículos comerciales ligeros alcanzaron las 151.822 unidades, un 4% por debajo del mismo periodo de 2020. Por canales, la peor caída la registra el de autónomos, que reduce sus compras el 64,2%, hasta las 2.083 unidades, mientras que las empresas lo hacen el 19,7%, hasta las 7.624 unidades.

Por lo que respecta a las matriculaciones de vehículos industriales, autobuses, autocares y microbuses, disminuyeron el 4% respecto a diciembre del año pasado, con 1.686 unidades. En el acumulado del año, las ventas en este segmento crecieron el 6,3% respecto a 2020, hasta las 22.760 unidades. El segmento de vehículos industriales pesados, el que más volumen acumula, incrementó sus transacciones el 6% en el mes.

Dos años de pandemia

Respecto al año recién concluido, la directora de Comunicación de Anfac afirma que «ha resultado ser incluso más complicado a nivel de matriculaciones que el anterior, pese a los cierres provocados por la pandemia. A la incertidumbre y la crisis económica provocada por la Covid-19 hemos sumado la escasez de producto por la falta de semiconductores y los cuellos de botella en la logística. Los fabricantes estamos trayendo nuevos modelos más eficientes al mercado, pero hay que estimular la demanda y la descarbonización con otras herramientas, como las infraestructuras de recarga y la renovación del parque automovilístico, que cierra el año con una edad media superior a los 13 años».

El director de comunicación de Faconauto, por su parte, explica que «el mercado de la automoción el año pasado ha sido un quiero y no puedo: pensábamos que iba a ser el de la recuperación, pero el impacto de la crisis de los microchips, con la consecuente falta de stock, y los vaivenes de la crisis sanitaria nos han impedido cumplir con nuestras expectativas. El resultado es que hemos repetido las mismas cifras de 2020, o sea, y para entendernos, hemos sufrido dos años consecutivos de pandemia en la automoción».

La directora de Comunicación de Ganvam destaca también que «la falta de microchips ha provocado que el mercado cierre prácticamente en línea con el año anterior, cuando, por efecto de la pandemia, las matriculaciones retrocedieron a niveles de 2014, devolviéndonos a cifras de la crisis económica de entonces».

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos