31.6 C
Madrid
domingo, julio 21, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Las emisiones reales de CO2 de los vehículos superan en un 20% los valores oficiales, según la Comisión Europea

spot_img

Un informe emitido por la Comisión Europea sobre la aplicación del control de emisiones de CO2 “en el mundo real” pone de relieve que los consumos de combustible homologados por los fabricantes para sus modelos son un 20% superiores a las cifras declaradas.

Según la Unión Europea, el sector del transporte por carretera es el responsable de la quinta parte de las emisiones de carbono y gases de efecto invernadero que se producen en la CE. Por eso, para lograr la neutralidad climática en la UE de aquí a 2050, el Pacto Verde Europeo pide una reducción del 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero procedentes del transporte en comparación con los niveles de 1990.

El Reglamento (UE) 2019/631 estableció en su día las normas de comportamiento en materia de emisiones de CO2 para los vehículos ligeros nuevos, y se ha convertido en uno de los instrumentos políticos clave que se pusieron en marcha para dicho fin.

Consumos un 20% superiores a los homologados

Pero ahora todo parece torcerse tras salir a la luz pública un informe elaborado por la propia Comisión Europea, el primero de su tipo, en el cual se demuestra que el consumo real de combustible de los vehículos es al menos una quinta parte superior (20%) al que declaran los documentos oficiales de homologación.

El estudio ha sido elaborado contando con la participación y colaboración de distintas entidades, entras las que se encuentra la española AECA ITV, la Asociación Española de Entidades colaboradoras de la Administración en la Inspección Técnica de Vehículos.

El informe explica que la diferencia media observada entre las emisiones de CO2 y los consumos de combustible reales y reportados en los documentos oficiales de los vehículos nuevos matriculados en 2021 en la Unión Europea fue del 23,7% (34,6 g de CO2/km), en el caso de los vehículos de gasolina; y del 18,1% (27,8 g de CO2/km), en el caso de los vehículos diésel.

PHEV: emisiones 3,5 veces superiores

En cuanto a los vehículos híbridos enchufables (PHEV) matriculados en 2021, las emisiones de CO2 reales fueron, de media, 3,5 veces (100 g CO2/km) superiores a las oficiales, lo que para la Comisión Europea “confirma que estos coches no están aprovechando actualmente su potencial, en particular porque no se cargan y conducen de forma totalmente eléctrica con la frecuencia que se debería”, situación que, según constata el propio informe de la UE, puede estar motivada en la falta de infraestructuras adecuadas de carga.

El informe de la UE también destaca la “amplia diferencia” que se produce igualmente en los consumos y emisiones de los SUV y los coches del segmento de lujo, los modelos más pesados del mercado, cuyas diferencias considera que son “significativamente mayores” que las que se producen en el resto de los segmentos analizados.

Una diferencia que para la Comisión Europea “podría agravar aún más los efectos de las tendencias observadas en el parque automovilístico, en el que el tamaño y el peso medios de los vehículos han aumentado, reduciendo los efectos alcanzados de las mejoras en la eficiencia del combustible”.

Los valores oficiales de las emisiones de CO2 de los vehículos, determinados durante la homologación de tipo, se utilizan para determinar si los fabricantes cumplen los objetivos del Reglamento.

Los valores oficiales, en entredicho

La solidez del sistema de seguimiento de las emisiones de CO2 depende de la medida en que los valores de los ensayos oficiales representen las emisiones reales de los vehículos cuando circulan por la carretera. Esta representatividad es importante para la integridad medioambiental, la transparencia y la fiabilidad del sistema de seguimiento y, por tanto, también para la confianza de los consumidores.

El Reglamento (UE) 2019/631 también encomendó a la Comisión el seguimiento de las emisiones de CO2 en condiciones reales de los vehículos que circulan en carretera, utilizando la lectura de los datos de los dispositivos OBFCM y comparándolos con los correspondientes datos oficiales del WLTP.

Este informe es el primero sobre la aplicación de ese control de las emisiones reales de CO2 y se centra en los datos comunicados en 2022, para los vehículos matriculados por primera vez en 2021. En él se incluyen datos reales de 988.124 vehículos, lo que representa el 10,6% de los turismos y el 1,0% de las furgonetas matriculadas por primera vez en 2021 en Europa.

La investigación llevada a cabo por la UE para la elaboración del informe ha contado con la ayuda y el aporte de varios países, los cuales han colaborado poniendo a disposición de la CE la información recopilada por los dispositivos OBFCM (On-board Fuel Consumption Meter) en los distintos países europeos.

 

En España, AECA-ITV ha sido la encargada de recopilar la información sobre las mediciones de estos dispositivos en poder de las ITV para enviarlas, a través del Ministerio de Industria y Turismo, a la Comisión Europea para el análisis conjunto de los datos.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos