19.5 C
Madrid
viernes, abril 19, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Las compras de las alquiladoras crecerán un 70% este año pero no recuperarán los volúmenes prepandemia en toda la década

spot_img

Los más de 238.000 vehículos matriculados por el rent a car en el año 2019 son a día de hoy una quimera para el sector. Tan lejana, que ni siquiera las proyecciones hasta el año 2030 alcanzan a recuperar estos volúmenes, según las previsiones de mercado anunciadas hoy por la patronal de los vendedores Ganvam.

De los datos que maneja la asociación, se desprende que las compañías alquiladoras incrementarán sus compras este año un 70,6% hasta las 168.690 unidades, y en 2024 darán un nuevo salto del 8,1% hasta 182.356. La barrera de los 200.000 vehículos no se superará, y por muy poco (200.455 unidades), hasta el año 2027, con moderados repuntes en los años sucesivos para finalizar el 31 de diciembre de 2030 con 209.659 nuevas matrículas, todavía un 12% por debajo de los registros prepandemia.

En el caso del canal empresa, sus adquisiciones apuntan hacia un crecimiento mucho más moderado en 2023, un 7,6% para un total de 374.632 vehículos, al que se sumaría un nuevo alza del 4,5% en 2024 para llegar a 391.345 unidades. En 2030, las 451.777 matriculaciones proyectadas supondrían una mejora del 4,2% sobre las de 2019.

La curva de crecimiento más pronunciada se observa en el canal de particulares, que este año elevarán sus compras un 9,6% hasta 401.492 unidades, se anotarán otro alza del 10,4% en 2024 con 443.214 y cerrarán 2030 con 617.023 matriculaciones, un 5,2% más que en 2019.

Solo 20.000 coches más en 11 años

En total, las ventas de turismos de nueva matriculación sumarán en 2030, según las estimaciones de Ganvam, 1.278.459 unidades, con una ganancia de apenas 20.000 coches en un considerable plazo de 11 años.

Para este 2023 se espera un crecimiento del 16,2% con 944.814 unidades. Un año más tarde se volvería a superar la marca del millón, pero habría que esperar hasta 2028 para recuperar ese volumen de 1,2 millones que se entiende natural para un mercado como el español.

La revisión al alza de Bruselas del crecimiento del PIB español hasta el 1,4% en 2023 y una inflación que parece perder fuerza, aun siendo todavía alta, «permite dibujar un horizonte de optimismo moderado a corto plazo«, señala la asociación, que, sin embargo, advierte de que esta recuperación de la demanda va a encontrar su límite en una recuperación de la oferta que irá recuperando su ritmo gradualmente.

La patronal de los distribuidores oficiales e independientes se detiene en este recorrido en el año 2025, momento en el que se plantea la entrada en vigor de la nueva normativa Euro 7 para turismos y furgonetas. «De ponerse en marcha -aseguran- conllevará una subida del precio de los vehículos y retraerá la demanda, frenando la renovación del parque».

Ello coincidirá además con una ralentización de las matriculaciones a partir de este ejercicio, debido a la corrección natural del mercado tras los crecimientos previstos para 2023 y 2024 fruto de las entregas de vehículos que han quedado pendientes.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos