spot_img
5.9 C
Madrid
domingo, enero 23, 2022

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

La subida del impuesto de matriculación y del precio del diésel y el Plan Moves Flotas fomentarán el renting flexible en 2022

spot_img
spot_img

Tras analizar los cambios relacionados con la movilidad que han entrado, y entrarán, en vigor este año en nuestro país, Northgate Renting Flexible asegura que esta modalidad de renting se plantea como una opción ideal para particulares y empresas, sobre todo teniendo en cuenta que el fin de la demora del impuesto de matriculación el 1 de enero hará que determinados modelos gasolina y diésel suban de precio hasta el 5%. Asimismo, señala que el alza en el precio del diésel puede suponer hasta 3,3 euros de media al mes para un vehículo convencional, que desde Bruselas pretenden incluso duplicar. En el lado positivo, la operadora asegura que los planes de ayuda, como el Moves Flotas, permitirán al renting flexible aumentar la oferta de vehículos eléctricos y ofrecer cuotas mensuales más competitivas a sus clientes.

Los conductores y las empresas españolas se van a enfrentar al aumento de varios impuestos relacionados con la movilidad por carretera y normativas de tráfico más estrictas, pero también podrán beneficiarse de programas de incentivos a la electrificación.

Esto supone un desafío importante para la industria de la movilidad, que deberá centrar sus esfuerzos en la electrificación de las flotas, pero también para particulares, empresas y profesionales que utilizan diariamente un vehículo, ya que todas estas normativas impactarán en su economía a través de impuestos, incentivos y mayores restricciones.

En este contexto, Northgate Renting Flexible ha recopilado los cambios que entran en vigor durante el recién estrenado año y que tanto particulares como empresas deben tener en cuenta para que no repercuta demasiado en su bolsillo.

Respecto al impuesto de matriculación, la subida del mismo, tras la finalización de la tabla de tramos que ha estado vigente desde julio de 2021, supondrá que matricular determinados vehículos diésel y gasolina podría ser el 5% más caro que hasta ahora, dependiendo de los valores de CO2 que emitan. Solo aquellos vehículos que emitan 120 gramos o menos no pagarán el impuesto. Como, por ejemplo, los coches eléctricos e híbridos enchufables, mientras que los híbridos convencionales y los microhíbridos se analizarán caso por caso.

De este modo, es posible que cada vez más conductores se planteen la opción del renting flexible como alternativa para no pagar este impuesto.

Northgate también comenta que aumentarán los impuestos al diésel. Uno de los compromisos de España con la Comisión Europea es la subida de la fiscalidad a este combustible, que busca equiparar su precio al de la gasolina. Se trataría de un incremento de 3,3 euros al mes de media para un vehículo convencional, que desde Bruselas pretenden incluso duplicar y que se prevé que entre en vigor a finales de 2022. Esta subida coincidiría con el alza del precio de los combustibles de los últimos meses y, según apuntan desde la Organización de Países Exportadores de Petróleo, el precio del combustible continuará en la tendencia actual, afectando considerablemente al bolsillo de los conductores.

Electrificación de flotas

Por otro lado, la aprobación del Programa Moves Flotas por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), dotado en primera convocatoria de 50 millones de euros, permitirá al renting flexible aumentar la oferta vehículos eléctricos y ofrecer cuotas mensuales más competitivas a sus clientes. De esta manera, los usuarios podrán hacer frente a cambios en cuanto a movilidad verde, ya que pueden disponer de vehículos sostenibles, o cambiar de tipo de vehículo según sus necesidades.

Asimismo, la Ley de Cambio Climático y Transición Energética, que entró en vigor a finales de mayo, obligará a decenas de ciudades españolas a contar con una Zona de Bajas Emisiones antes del 2023. Todos los municipios españoles de más de 50.000 habitantes, alrededor de 150, deberán introducir medidas que permitan disminuir las emisiones derivadas de la movilidad, como pueden ser la limitación de zonas dentro de las ciudades donde se restrinja el tráfico, acceso o aparcamiento, discriminando por la etiqueta de la DGT. En dicha ley se incluyen por primera vez sanciones específicas por circular indebidamente en las Zonas de Bajas Emisiones o durante los protocolos activos por elevada contaminación, con multas de entre 100 y 200 euros.

Ante un escenario de tal incertidumbre, opciones de movilidad como el renting flexible están convirtiéndose en una clara oportunidad de acceso a un vehículo sin necesidad de realizar grandes inversiones, pago de impuestos o mantenimiento, teniendo todo en una cuota mensual única. Además, en el caso de necesitar un vehículo para acceder a áreas de baja contaminación, los conductores puedan optar por el renting flexible, que en el caso de Northgate ofrece una flota de bajas emisiones y una amplia gama de vehículos electrificados.

Artículos reclacionados

Últimos artículos