19.6 C
Madrid
lunes, mayo 20, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La recuperación de las matriculaciones de empresas y rentacares, más lenta de lo previsto, según Ganvam

spot_img

El mercado español de automoción no acaba de pisar el acelerador para llegar lo antes posible a los registros de ventas de antes de la pandemia. Y tampoco lo hará durante los próximos años. Así al menos lo ponen de manifiesto las previsiones para el período 2024-2030 presentadas hoy por Ganvam, la asociación de vendedores y reparadores de vehículos, en colaboración con la consultora Ideauto.

No obstante, la asociación contempla el futuro a corto plazo con un moderado optimismo. Porque las cifras de ventas de turismos van a seguir creciendo al menos durante los siete próximos ejercicios, pero no al ritmo deseado. Tanto es así, que los niveles de 2019 no se alcanzarán hasta justo una década después, en 2029. Por lo que respecta a lo más inmediato, para el año 2024 se proyecta un crecimiento de las matriculaciones de apenas un 5%, lo que supondría quedarse de nuevo por debajo de la barrera del millón de unidades (998.150, exactamente).

Matriculaciones de turismos

Las causas de este lento ritmo de recuperación son varias. Ganvam apunta en primer lugar a la persistencia de las tensiones geopolíticas, y es que a la invasión de Ucrania por parte de Rusia se suman ahora las consecuencias del conflicto en el Mar Rojo, en forma de ciertos retrasos e incrementos de costes en los transportes de mercancías. Y ello acentuado por un escenario económico en el que la inflación persiste en niveles elevados.

Estas circunstancias tendrán su impacto en el canal de particulares, que retrasará la decisión de renovar sus vehículos ante la pérdida de poder adquisitivo que sufre. Esa demanda embalsada de años anteriores que fluyó en buena medida durante el ejercicio pasado tendrá un efecto más limitado en 2024, por lo que el repunte para este canal se calcula en un 4,5%.

Lastradas por la ralentización de la economía, las previsiones para las empresas no son muy esperanzadoras. Se estima que este canal apenas mejorará sus datos de matriculaciones un 2,7% este año, llegando hasta 404.456 vehículos. Durante los dos ejercicios siguientes (2025 y 2026) crecerá ligeramente por encima del 2%, para en 2027 recuperar los niveles prepandémicos con 434.929 unidades.

Por su parte, el alquilador volverá a ser el canal de mayor crecimiento en términos porcentuales, si bien está viviendo una recuperación más lenta de lo previsto cuando el sector turístico español está recuperando el esplendor de sus mejores años. Tras elevar sus entregas un 37,5% en 2023, para este curso se va a contentar con un alza del 14,1% que debería situar sus matriculaciones en 155.128 unidades. Muy lejos de las más de 238.000 contabilizadas en 2019, registro que se muestra claramente inalcanzable incluso al final de la década, pues las previsiones de Ganvam-Ideauto dejan el listón en 189.552 vehículos para el año 2030.

 

De ocasión y electrificados

En lo relativo al mercado de ocasión, las estimaciones no son mucho mejores que para el negocio de VN. Se señala un incremento de las transacciones del 5,6% que, al menos psicológicamente, supondría rebasar de nuevo la barrera de los dos millones de unidades (2.048.059). El problema es que cerca de la mitad de esos vehículos, más de 940.000, casi tantas como modelos de nueva matriculación, serán turismos de más de 15 años, lo que para nada contribuye al rejuvenecimiento del viejo parque automovilístico español.

Las proyecciones hacia 2030 también ponen su punto de mira en los turismos electrificados (eléctricos puros e híbridos enchufables), para los que se espera una penetración del 15% sobre el total de las matriculaciones a la conclusión de 2024, esto es, tres puntos por encima del dato del año pasado. No obstante, el proceso de electrificación mantendrá su tendencia al alza en los años sucesivos hasta que en 2030 uno de cada tres turismos matriculados responda a estos tipos de propulsión. «A la vista de estas cifras -afirma Fernando Miguélez, director general de Ganvam– es preciso tener en cuenta un enfoque tecnológico mucho más diverso. La estrategia escogida para la descarbonización debe orientarse hacia la reducción de las emisiones de carbono, no de tecnologías».

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos