25.2 C
Madrid
martes, julio 5, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La mitad de los cargadores eléctricos de la Unión Europea se concentran en Países Bajos y Alemania

spot_img

La mitad de los puntos de recarga para coches eléctricos en la Unión Europea se concentran en sólo dos países: Países Bajos, con 90.284 cargadores, y Alemania, con 59.410, que representan menos del 10% de toda la superficie de la UE, según un estudio de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (Acea). La otra mitad de los cargadores están repartidos por los 25 países restantes, que cubren el 90% de la superficie de la región. Tras estos dos países se sitúan Francia, con 37.128 cargadores; Suecia, con 25.197, e Italia, con 23.543. Los últimos puestos de ranking son para Letonia, con 420 cargadores; Estonia, con 385; Lituania, con 207; Malta, con 98, y la última posición, con 57 cargadores, es para Chipre.

España, segundo país más grande la Unión Europea (por detrás de Francia), con el 12,5% del territorio, solo dispone del 3,4% de los cargadores y se sitúa octava en el ranking.

Acea señala que la diferencia entre los países que encabezan la clasificación y el resto es enorme. Así, Países Bajos tienen casi 1.600 veces más puntos de recarga que Chipre. Es más, Países Bajos tienen tantos cargadores como 23 Estados miembros juntos.

En cuanto a la distribución, la patronal europea observa que existe una clara división entre los países de Europa central y oriental, por un lado, y los de Europa occidental, por otro, y señala que, por ejemplo, un país tan grande como Rumanía, seis veces mayor que los Países Bajos, sólo tiene el 0,4% de los puntos de recarga de la UE.

Multiplicar por 22

Aunque el número de puntos de recarga en la UE ha aumentado el 180% en los últimos cinco años, la cifra total, 307.000, está muy por debajo de lo necesario, sobre todo, teniendo en cuenta que para cumplir los objetivos de CO2, las ventas de vehículos eléctricos tendrán que aumentar masivamente en todos los países de la UE. Un estudio reciente señala que se necesitarían hasta 6,8 millones de puntos de recarga públicos para 2030 a fin de alcanzar la propuesta de reducción del 55% de las emisiones de CO2 de los automóviles, lo que significa multiplicar por 22 los puntos de recarga actuales en menos de 10 años.

El Reglamento sobre Infraestructuras de Combustibles Alternativos (AFIR), propuesto por la Comisión Europea el año pasado, pretende ayudar a resolver la situación, si bien su ambición es totalmente insuficiente, afirma la Acea.

Indica el director general de Acea, Eric-Mark Huitema, que «mientras algunos países van a la cabeza en el despliegue de infraestructuras, la mayoría se queda atrás. Las marcadas disparidades demuestran la necesidad de unos objetivos AFIR sólidos y armonizados en todos los Estados miembros de la UE», y añade que «instamos a los responsables políticos a reforzar la AFIR, para que pueda alcanzar el objetivo de construir una densa red europea de estaciones de recarga, que abarque de norte a sur y de este a oeste».

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos