28.1 C
Madrid
martes, julio 5, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La falta de usados de hasta cinco años empujará al mercado de ocasión a una caída del 2% este año

spot_img

La crisis de los microchips determinará totalmente los resultados del mercado de automóvil también durante este año, hasta el punto de contraer las transacciones en el de ocasión y de mantener de nuevo las entregas por debajo de las 900.000 unidades en el de nueva matriculación. Las previsiones para este 2022 avanzadas por la patronal de la distribución oficial e independiente Ganvam con datos de MSI muestran un descenso de las operaciones de segunda mano del 2,1% para dejar a este mercado por debajo de nuevo de la barrera de los dos millones de vehículos, en el entorno de los 1,95 millones más exactamente, después de haber cerrado el último ejercicio con un incremento del 9% y rozando dicha cota.

En opinión de Ganvam, el principal responsable de esta contracción seguirá siendo la falta de stock de modelos de hasta cinco años, toda vez que las empresas y las alquiladoras no están introduciendo estas unidades en el mercado de VO al no poder renovar sus flotas. Para este segmento de edad se pronostica una caída este año del 8,6%, de modo que las operaciones seguirán llegando en mayor medida desde los tramos de mayor antigüedad. Según la asociación, más del 60% de las operaciones tendrá como protagonistas a vehículos de más de diez años, «lo que supone un freno a la renovación del parque y a la consecución de los objetivos de descarbonización».

Crecimiento, pero por debajo de 900.000

No pintan mucho mejor las cosas para los turismos de nueva matriculación. Para este mercado sí que se espera una evolución al alza, pero de apenas un 3,2%, de modo que al término de diciembre estaría en el entorno de las 887.000 unidades, tercer año consecutivo por debajo de la cota de las 900.000 y alejado nada menos que un 29,5% de las cifras prepandemia.

Ante tal perspectiva, el presidente de Ganvam, Raúl Palacios, ha declarado que «las cifras nos hacen preguntarnos si de la misma manera que no se han recuperado los volúmenes anteriores a la crisis económica de 2008, va a ser posible recuperar los niveles prepandemia. Tendencias como la movilidad por suscripción que en 2030 concentrará casi 7 de cada diez matriculaciones nos hacen pensar que asistiremos a una reducción del volumen del parque en favor de una mayor tasa de utilización de los vehículos».

Alternativos al alza

La única nota positiva, desde la perspectiva medioambiental, vendría dada por el fuerte repunte que contemplan las previsiones de MSI para los vehículos de energías alternativas. En contraposición a los diésel, que caerían un 8,7% al término del año, los eléctricos puros aumentarán sus matriculaciones más del 50% respecto al ejercicio pasado, hasta las 36.000 unidades, lo que supondrá multiplicar por 3,5 las cifras de 2019, última referencia prepandemia.

De igual modo, las ventas de vehículos híbridos (tanto enchufables como no enchufables) crecerán un 14% en 2022 hasta superar las 150.000 unidades, mientras que las de GLP repuntarían un 19% respecto a 2021, con unas 17.000 unidades. Como consecuencia, al cierre del ejercicio casi una de cada cuatro matriculaciones corresponderá a vehículos de propulsiones alternativas.

 

 

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos