11.1 C
Madrid
sábado, octubre 1, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La falta de oferta marca una caída del 4,1% en las ventas de turismos de ocasión en junio y del 4,5% en el semestre

spot_img

Las ventas de turismos y todoterrenos de segunda mano volvieron a bajar en junio. En esta ocasión un 4,1% situándose en 165.161 unidades, de modo que encadenan cinco meses consecutivos de caídas a causa de la falta de stock, sobre todo de modelos jóvenes, según datos de las patronales Faconauto (concesionarios) y Ganvam (distribuidores oficiales e independientes).

Por lo que respecta al primer semestre del año, las transacciones de turismos y todoterrenos acumulan un descenso del 4,5% respecto al mismo periodo del año anterior, con 916.438 operaciones cerradas, con una mayor incidencia entre los usados de 1 a 3 años, que se han desplomado un 38,8% en lo que va de año, arrastrando consigo al conjunto del mercado. Y es que empresas, alquiladoras y renting, que son quienes surten principalmente de usados jóvenes al mercado de ocasión, no han podido renovar sus flotas por falta de vehículos nuevos, de forma que sus operaciones con este tipo de automóviles han retrocedido el 29,9%, el 22,6% y el 13,1%, respectivamente, abriendo las puertas de par en par al canal importador, que ha aumentado sus operaciones un 51,4% hasta junio.

Los diésel, a la cabeza

Por tipos de combustible, las ventas de usados diésel, que representaron el 58,8% de las operaciones en estos seis meses, se contrajeron un 6,6% en este periodo, mientras que los gasolina cayeron el 5% hasta situarse en 328.774 unidades, concentrando el 36% del total. Los modelos eléctricos puros usados, aunque apenas representan el 0,7% del mercado, crecieron el 44,6% hasta junio, con 6.328 unidades. Por su parte, los diésel/eléctricos enchufables registraron un total de 1.007 unidades vendidas (+109,8%) en el primer semestre, frente a las 6.317 unidades de los gasolina/eléctricos enchufables (+33,3%).

En general, por tanto, por cada vehículo nuevo se venden 2,2 usados, de los que el 60% son diésel.

Para el director de Comunicación de Faconauto, Raúl Morales, los datos del primer semestre evidencian que la crisis que está afrontando la automoción se extiende al mercado de vehículo de ocasión «debido a los mismos factores: falta de stock en los puntos de venta y la incertidumbre económica que sienten las familias. Estos factores también están influyendo en la oferta de vehículos jóvenes de 1 a 3 años, segmento que es el que más retrocede en lo que va de año, con el 37% de caída». Morales señala que los canales de los que este mercado se abastecen normalmente, coches procedentes del renting y de flotas de empresa, «no están generando stock, impidiendo cubrir la demanda y obligando a los profesionales a importar vehículos de terceros países».

Por su parte, la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche, explica que la importación de vehículos es la que está permitiendo moderar la caída del mercado de ocasión, «que sufre la falta de oferta de vehículo joven como consecuencia, principalmente, de que no hay stock para renovar las flotas». Puche advierte, además, de que el peso de los modelos de más de 15 años en el mercado supera ya el 38%, siete puntos más que el año pasado por estas fechas, «haciéndole un flaco favor a la renovación del parque y a los objetivos de descarbonización». En este sentido, asegura que Ganvam defiende la puesta en marcha de planes de incentivo eficaces «en los que sea más rentable entregar el vehículo antiguo para achatarrar que venderlo en el mercado de segunda mano, y en los que se contribuya a reducir la barrera del precio de adquisición del vehículo eléctrico a través del apoyo a los usados».

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos