9.3 C
Madrid
miércoles, abril 17, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La Comunidad de Madrid controlará los sobreprecios de los VTC con su nuevo reglamento

spot_img

La Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid sigue dando pasos para tratar de calmar y evitar tensiones en el transporte de personas en su territorio entre los taxistas y las VTC. Apenas un año después de instaurar una serie de medidas que suavizaban la normativa aplicable a los taxistas, ahora les toca el turno a las VTC. El borrador del nuevo reglamento que regulará su actividad ya está listo y definirá nuevas reglas para el servicio y los vehículos de transporte con conductor.

«Las continuas disputas legales que mantienen el sector del taxi y el de las VTC tienen que acabar», comentan desde la consejería. De nada sirvió el decreto Ábalos mediante el cual el Gobierno español se desentendió del problema y les pasó el “marrón” a las comunidades autónomas; ni la conflictiva aplicación de la norma de “reserva previa con 15 minutos de antelación” que cada CCAA reguló de distinta manera, o el más reciente pronunciamiento del Tribunal Superior de Justicia Europeo denegando la petición de los taxistas de aplicar un ratio 1:30 en la relación del número de licencias de VTC en función del número de licencias de taxi concedidas.

La Comunidad Autónoma de Madrid ya tiene listo el borrador del nuevo reglamento que próximamente deberá ser dado a conocer y a tramitar por el parlamento autonómico. Un borrador en el que se espera que aumenten las exigencias para la prestación del servicio de las VTC en la región.El objetivo de la Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid es que el borrador de este nuevo reglamento esté listo antes de finales de año para sacarlo a información pública e iniciar de inmediato el proceso de alegaciones de los sectores afectados y proceder lo antes posible a su tramitación en la Asamblea de Madrid.

Erradicar subidas abusivas por alta demanda

Uno de los principales objetivos que se han establecido es el de limitar las “subidas abusivas de precio” que las aplicaciones establecen en determinados trayectos y en función de lo que se denomina como “alta demanda”. De esta manera se quiere acabar con las prácticas abusivas de los Uber, Cabify, Bolt y demás plataformas a la hora de fijar los precios en las salidas de los macroeventos, festivales, conciertos y demás, cuando la alta demanda del servicio eleva los precios incluso por encima de los 100 euros.

Según varios informes elaborados por la propia Federación del Taxi de Madrid, Uber, Cabify y Bolt llegaron a subir sus precios entre dos y cuatro veces durante la celebración de grandes eventos y festivales como el Mad Cool, haciendo un uso desproporcionado del concepto de recargo por alta demanda que deben abonar los viajeros. El objetivo es que una vez entre en vigor el nuevo reglamento del servicio de VTC, los trayectos en períodos especiales no lleguen a superar el 50% del precio base que, en su momento, determine la Consejería de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Evitar malas prácticas

Además del control del precio, el nuevo reglamento, el primero que se establecerá en la comunidad para regular la actividad de las VTC, también fijará —se espera que de manera definitiva— otras prácticas de estos vehículos que tantas quejas generan por parte de los taxistas, como son las de captación activa y de publicidad engañosa que desde las empresas de VTC se vienen produciendo.

También está previsto que se incluyan nuevas regulaciones que buscan defender a los usuarios de estos servicios. Para ello, el borrador tratará de establecer penalizaciones por las cancelaciones de servicio y por los retrasos injustificados de los conductores y vehículos, estableciendo y fijando compensaciones e indemnizaciones a los viajeros y usuarios del servicio cuando estas se produzcan.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo, Cabify y la Comunidad de Madrid firmaron un acuerdo mediante el cual se establecía un sobreprecio máximo de 10 euros sobre la tarifa base normal del viaje, independientemente del horario, el origen o el evento que se estuviera celebrando en la región y que pudiera influir sobre la disponibilidad de los servicios en distintos espacios de la comunidad.

Medidas adicionales

Igualmente, la propuesta de reglamento que busca desarrollar el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso para las VTC también contempla otras medidas adicionales para los taxistas de la región. Así, ahora se maneja la posibilidad de que los profesionales del taxi puedan adquirir sus vehículos tanto mediante operaciones de compra como de renting (el anterior reglamento excluía esta última posibilidad al tratarse de un arrendamiento, dado que al taxista se le exigía tener el coche en propiedad).

También se quiere establecer como exigencia para las VTC el que sus conductores tengan una mínima formación y conocimientos previos en distintas materias. Se busca con ello que sepan hablar español sin problemas, que conozcan el callejero de Madrid y la ubicación de los principales pueblos de la comunidad y sus lugares de interés, que tengan conocimientos básicos de primeros auxilios y la formación necesaria para poder actuar correctamente en situaciones de emergencia, así como en concreto conocer y manejar correctamente los dispositivos digitales móviles que les facilitan su trabajo mientras conducen.

Nuevo servicio rural de «Taxi a demanda»

El nuevo borrador fue dado a conocer en un desayuno informativo de la Consejería de Vivienda, Transportes e Infraestructuras en el que se expusieron las líneas maestras de actuación previstas para esta legislatura, entre las cuales también se encuentra el desarrollo del denominado “Taxi a demanda”. Un nuevo servicio que se ha establecido para proporcionar movilidad a los pueblos de la Sierra Norte, en 31 de los cuales ya está operativo.

Este sistema permite a los vecinos de los pueblos de la zona concertar servicios de taxi entre esos municipios a precios que oscilan entre los cuatro euros, en trayectos inferiores a 40 kilómetros, y los ocho euros que cuestan los de superior distancia. Antes de estas próximas navidades, otras nueve localidades se sumarán a las 31 que ya lo disfrutan.

Nuevas zonas en 2024

En función del éxito del proyecto, se prevé que este pueda irse ampliando paulatinamente a otras zonas de la Comunidad de Madrid. Así, para comienzos de 2024, el servicio pasará de contar con un presupuesto inicial de 600.000 euros a ver duplicada la cantidad destinada hasta 1,2 millones para crear una nueva zona que abarcaría 16 poblaciones como Cenicientos, Aldea del Fresno, Cadalso de los Vidrios en el suroeste de la comunidad, y posteriormente otras 19 en el sureste, comprendiendo entre otras localidades Nuevo Baztán, Tielmes, Pozuelo del Rey, etc.

La idea es “ampliar ese presupuesto para que los municipios que están fuera de los entornos metropolitanos y que se encuentran ubicadas en entornos más rurales se puedan beneficiar de este nuevo servicio de transporte a demanda”, comenta Jorge Rodrigo, consejero de Vivienda, Transportes e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.

Cuatro nuevos intercambiadores

El plan de transporte se complementa con la construcción de cuatro nuevos intercambiadores en la ciudad de Madrid, ubicados en Chamartín, Conde de Casal, Legazpi y Valdebebas, este último dotado igualmente con un aparcamiento disuasorio. Todos ellos estarán concluidos dentro de un año, según los plazos que se ha marcado la consejería.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos