25.2 C
Madrid
martes, julio 5, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La cifra de negocio de venta y reparación de vehículos creció el 4,5% y la factura del taller, el 2%

spot_img

Mientras la venta de vehículos está atravesando momentos complicados por la crisis de oferta, que ha reducido drásticamente la venta de vehículos nuevos (que el mercado de usados por sí solo no es capaz de sostener), la actividad del taller vive un buen momento, según la Federación de Asociaciones de Agentes Oficiales de la Automoción, Fagenauto.

Así, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), la cifra de negocio de la venta y reparación de vehículos creció de media, de enero a marzo, el 4,5%, si bien los datos son bien distintos si se analizan por separado los de empresas de venta de vehículos y los de negocios de mantenimiento y reparación.

Mientras las primeras apenas incrementaron sus ingresos el 3,4%, los talleres elevaron su facturación el 12,5%, cifras muy lejanas a las registradas por las empresas del Sector Servicios en su conjunto, que se apuntaron de enero a marzo un incremento medio del 21,7% en su cifra de negocio. Estas diferencias son aún más llamativas en el dato anual, ya que la venta y reparación bajó su facturación el 6,4% frente a marzo de 2021, con una caída el 8,5% en los ingresos de venta y una subida en idéntico porcentaje de reparación. El Sector Servicios, por su parte, aumentó el 18,2% en su conjunto, muy por encima de las cifras del sector de la venta y reparación.

Solo en el dato mensual encontramos menos diferencias entre la venta y reparación, aunque igualmente llamativa con respecto al dato de las empresas de Sector Servicios en su conjunto. Así, frente a la subida del 14,6% de los ingresos en abril frente a marzo de todo el Sector Servicios (impulsada por la Semana Santa), en el caso de la venta y reparación ese incremento fue menor, el 6,1%, repitiéndose este aumento de la facturación en venta y descendiendo hasta el 5,8% en talleres

Comparados los datos con los de otros ejercicios, lo cierto es que no son tan malos. Así, la cifra de negocio de las empresas de venta y reparación de enero a marzo (+4,5%), podría situarse en la zona media entre los registrados en este periodo en los últimos diez años (incluso más allá, desde 2008). En los últimos catorce años, el dato fue mejor en este intervalo en 7 años, en otro se registró un dato positivo, si bien peor (el 0,6% de enero a marzo de 2019), y en 5 años fue negativo (el peor de la serie, el -38% en 2009).

En el caso de la facturación de las empresas de venta de vehículos, tanto el dato acumulado de enero a marzo como el anual no se sitúan entre los peores de estos últimos 14 años. Por su parte, los ingresos de las empresas dedicadas a la reparación, el 12,5% cosechado en el acumulado del primer trimestre del año, es el mejor de toda la serie histórica (desde 2001) para este intervalo; es decir, nunca desde 2001 su cifra de negocio había crecido tanto de enero a marzo. El dato más cercano se remonta a 2004, cuando los ingresos de las empresas de mantenimiento y reparación aumentaron el 11% en ese periodo.

Precios disparados

Por otra parte, la factura del taller no deja de establecer récords y en abril se encareció 5 décimas, una marca excepcional para el cuarto mes del año, que no crecía tanto en dicho mes desde 2008, si bien estuvo en línea con las subidas de los tres meses anteriores, según datos del INE.

Con subidas mensuales del calibre de las soportadas por la factura del taller en los primeros meses del presente de ejercicio, no extraña que el dato acumulado de enero a abril se disparase hasta el 2%, cifra que no se alcanzaba en este periodo desde 2009, en el que se encarecieron el 2,6%. Es más, en todo este tiempo (de 2010 a 2021) las subidas acumuladas en los primeros cuatro meses del año se movieron en torno al 1%. De hecho, la moda (valor que aparece con mayor frecuencia en un conjunto de datos) se situó en el 0,9%, lejos de ese 2% de abril de 2022.

También la factura del taller marcó en abril un máximo en la variación anual, al alcanzar el 3,6% de subida frente al mismo mes de 2021. Para encontrar un dato anual similar hay que remontarse a abril de 2013 (+3,2% frente a abril de 2012) y a abril de 2011 (+3,3%) y más aún, hasta 2009, para encontrar un incremento superior, del 4,4% respecto al cuarto mes de 2008.

Al comparar estos datos con la evolución del Índice de Precios de Consumo (IPC), Fagenauto observa un comportamiento desigual, solo alejado en la variación anual (el 8,3% frente al 3,6% de la factura del taller). Así, frente al incremento mensual del 0,5% de la factura del taller, el IPC se contrajo dos décimas. Y mientras los precios del mantenimiento y reparación de vehículos crecían el 2% de enero a abril, el IPC se elevaba al 3,3%.

No obstante, el taller no parece estar repercutiendo en su factura las subidas que están registrando piezas de recambio y neumáticos. Las primeras, a pesar de haberse encarecido apenas una décima de marzo a abril, acumulan un incremento de 2,4 puntos en dicho periodo, que ya eran el 6,4% más caros que en abril de 2021. Los neumáticos, por su parte, están viviendo un momento especialmente inflacionista. En abril se encarecieron el 0,7% respecto a marzo, con lo que la subida de sus precios desde enero se situó en el 3,9%. De ahí, que la variación anual se disparase hasta el 6,9%, por encima, incluso del incremento de los precios de los recambios.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos