19.6 C
Madrid
lunes, mayo 20, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

La alianza entre Iberdrola y BP Pulse firma con Power Electronics el suministro de cargadores ultrarrápidos

spot_img

A inicios del pasado mes de diciembre Iberdrola y BP Pulse unían fuerzas para acometer el lanzamiento de una empresa de carga rápida en España y Portugal. Y ahora ambas llegan a un acuerdo con Power Electrónics España para el suministro de cargadores ultrarrápidos de última generación.

El plan contempla el suministro de los cargadores NB400 y MCS (Megabatt Charging System) con potencias comprendidas entre los 400 y los 1.400 kW,  que serán destinados a proporcionar suministro de energía tanto a turismos como vehículos pesados en los futuros hubs de la red pública de carga que la alianza tiene previsto desplegar por la península ibérica.

Con este acuerdo se trata de favorecer el acceso de toda la ciudadanía a infraestructuras de recarga tanto rápida como ultrarrápida y ayudar a eliminar la actual barrera que para el despegue definitivo del vehículo eléctrico en España y Portugal supone la carencia de este tipo de instalaciones y el fuerte retraso que ambos países acumulan en la instalación de las mismas por el territorio.

1.000 millones de euros de inversión

Para ello, Iberdrola y BP Pulse han previsto una inversión de 1.000 millones de euros durante los próximos años. El objetivo es desplegar una red que debería alcanzar los 5.000 puntos de carga rápida y ultrarrápida de acceso público para el año 2025 y los 11.700 puntos para 2030. Todos ellos alimentados mediante suministro de energía renovable a través de certificados de garantía en origen.

En palabras de Pablo Pirles, director general de la nueva empresa conformada por la alianza entre Iberdrola y BP Pulse, el acuerdo alcanzado ahora con Power Electronics España va a permitir acelerar aún más sus actividades en la carrera que se vive en España y Portugal hacia la transición energética, al tiempo que permitirá dotar a las nuevas infraestructuras y hubs previstos de “potencia suficiente” para facilitar la carga rápida que precisan los vehículos industriales medianos y pesados a los que se prevé dar servicio.

Cumplimiento de la normativa AFIR

Toda esta actividad permite, igualmente, alinear a la alianza con los objetivos fijados el pasado mes de junio por la Unión Europea tras la aprobación por parte del Consejo Europeo de la nueva normativa del Reglamento de Infraestructuras de Combustibles Alternativos  (AFIR) que exige a los distintos Estados de la Unión la instalación de al menos una estación de carga ultrarrápida para vehículos de turismo eléctricos cada 60 km de distancia en las carreteras que componen la Red Transeuropea de Transporte para 2026.

La norma AFIR exige también que los citados puntos de la Red cuenten como mínimo con 400 kW de potencia y que para el año 2028 esta se incremente hasta los 600 kW como mínimo.

Desde Power Electronics han destacado la importancia de esta colaboración con la nueva empresa conformada por la alianza de Iberdrola y BP Pulse, un acuerdo que consideran que “impulsará de manera significativa el avance hacia la movilidad eléctrica en España y Portugal”.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos