spot_img
17.6 C
Madrid
lunes, septiembre 20, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Kia Sportage: Valiente, rompedor y europeo

La firma coreana, redefinida como aportadora de soluciones de movilidad sostenible, continúa reafirmando su filosofía verde con la entrada en este círculo del que es, precisamente, su modelo más importante en Europa. El nuevo Kia Sportage, que llegará al mercado en enero y debería iniciar la apertura de pedidos entre octubre y noviembre, luce un aspecto muy atrevido y muchos detalles que lo pueden convertir en uno de los referentes de su segmento.

Kia ya mostró cómo sería la versión global de su nuevo Sportage, pero este modelo no será el que se comercialice en el mercado europeo. Para este público con un gusto tan particular, la marca coreana ha creado un Sportage que, por primera vez, ha partido de cero pensando en este mercado y con el que pretende plantar cara a los modelos que dominan su categoría, como son Nissan Qashqai, Peugeot 3008 o Hyundai Tucson. Esta quinta generación supone uno de los cambios más grandes que ha experimentado el Sportage desde su lanzamiento en 1993, haciendo un alarde estético, tecnológico y de electrificación.

¡Qué atrevido!

- Advertisement -

Su apariencia es uno de los aspectos que más llaman la atención por lo atrevido que ha sido el equipo encargado de su diseño. Es verdad que el peso en las ventas del Sportage en los últimos años se ha rebajado con la llegada de modelos como Niro, Stonic o Ceed, y esto permite tomar algunos riesgos adicionales en un modelo que en su último ciclo de vida todavía estaba funcionando bien comercialmente. Lo más llamativo es su frontal, donde se ha añadido una parrilla de grandes dimensiones que está flanqueada por unas ópticas verticales que van a dar una nueva identidad lumínica al Sportage.

Este SUV se levanta sobre la conocida plataforma del grupo denominada N3, que está preparada para dar cabida a versiones electrificadas, tanto híbridas autorrecargables como híbridas enchufables, así como a motores de combustión tradicional. Respecto al modelo al que va a sustituir a primeros del año que viene, crece 30 mm hasta alcanzar los 4,51 metros de largo. También aumenta su batalla, lo que se traduce, según la marca, en una mejora de la habitabilidad en la segunda fila, y sobre todo la capacidad de carga en el maletero, que ahora alcanza los 591 litros, convirtiéndose en uno de los más capaces de los de su categoría.

El interior también es radicalmente diferente. Todos los modelos que están irrumpiendo en el mercado están apostando por la digitalización de la instrumentación, y en el caso del Sportage sucede lo mismo. Así, los elementos más llamativos son las dos pantallas de 12,3 pulgadas, que se han incorporado de una manera muy armónica. Quedan perfectamente unificadas, dando la sensación de ser solo una, y presentan un diseño curvado para que el conductor encuentre todo tipo de facilidades tanto para su manejo como para una cómoda visualización.

A la última en tecnología

El todocamino compacto de Kia hace alarde de equipamiento de seguridad, conectividad y confort. En esta quinta generación Sportage se han incorporado todas las novedades de la marca en cuanto a sistemas avanzados de asistencia a la conducción, incluyendo un sistema de visión de ángulo muerto similar al que se ofrece en el Sorento o el sistema HDA que permite al fabricante continuar con el desarrollo de conducción autónoma. Además, se han añadido más tomas USB de carga rápida y actualizaciones automáticas, entre otras novedades.

Abanico de hibridaciones

La oferta mecánica es otro de sus atractivos, pues se apuesta por diferentes modalidades de hibridación: ligera, autorrecargable y enchufable. La rama de gasolina se compone de una versión 1.6 T-GDI con dos niveles de potencia, 150 y 180 CV. Tanto una como otra pueden disponer de un sistema de hibridación ligera. En principio, la marca espera que estas opciones acaparen más protagonismo que las diésel, que remiten a dos posibilidades sobre el mismo bloque de 1.6 litros, arrancando la oferta con una variante de 115 CV y otra de 136 CV que también contarán con una opción híbrida ligera.

En el momento de su lanzamiento se podrá optar por una versión híbrida autorrecargable que emplea el conocido motor T-GDI con 180 CV de potencia, que se apoya en un motor eléctrico de 44,2 kW para alcanzar una potencia total de 230 CV. Más adelante llegará una opción híbrida enchufable que emplea el mismo motor de combustión junto a uno eléctrico de 66,9 kW, alimentado por una batería de iones de litio y polímero de 13,8 kWh, que brindará una potencia combinada de 265 CV. En el caso del primero, las baterías están alojadas bajo los asientos de la fila trasera, mientras que en el segundo se colocan de eje a eje, rebajando el centro de gravedad  sin restar espacio ni en el habitáculo ni en el maletero.

De momento, Kia no ha anunciado ni cómo se compondrá la gama ni tampoco los precios, pero la idea pasa porque su gama sea, en cuanto a número de acabados, similar a lo que hay en la actualidad. El plan previsto de comercialización contempla que las primeras unidades empiecen a llegar con el comienzo de 2022, si bien los pedidos deberían arrancar entre octubre y noviembre.

El nicho de los todocamino de tamaño medio es el que más ventas acaparó el año pasado, alcanzando el 27% del mercado, y en este mantiene ese peso. Kia pretende reforzar su presencia en esta categoría, para la que vislumbra un escenario muy estable en los próximos cinco años, con la previsión de que se alcancen las 355.000 unidades en 2026.

- Advertisement -
spot_img
spot_img

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos