9.2 C
Madrid
sábado, diciembre 10, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Hyvia inaugura una fábrica de pila de combustible en Francia para impulsar con hidrógeno a los futuros Renault Master

spot_img

Hyvia, empresa conjunta del Grupo Renault y Plug Power dedicada a la movilidad del hidrógeno, ha inaugurado, nueve meses después de su creación, su planta en Refactory, el centro de producción para la economía circular del Grupo Renault ubicado en Flins, Francia.

La planta de Hyvia, de 3.000 metros cuadrados, es la primera etapa de un proyecto industrial más grande, que espera alcanzar para finales de este año una capacidad de producción de 1.000 pilas de combustible al año, y para 2030 conseguir una cuota de vehículos comerciales ligeros H2 del 30% en el mercado europeo. Dicha pila, de 30 kW, impulsará los futuros Renault Master H2-Tech en sus versiones furgón, chasis cabina y autobús urbano.

También para finales de este año se pondrá en marcha la línea de montaje de las estaciones de carga de hidrógeno y, con la instalación de un primer electrolizador de un megavatio, suministrará hidrógeno bajo en carbono (450 kg de H2 diarios) a la planta para probar las pilas de combustible y las estaciones de repostaje.

La planta de Hyvia da trabajo a un equipo altamente cualificado de unos 15 empleados entre operadores, gerentes y técnicos, que han recibido capacitación especializada en Francia y Estados Unidos para adquirir los conocimientos necesarios para montar y probar una pila de combustible. La complementariedad de las competencias de los equipos operativos del Grupo Renault y Plug Power es uno de los factores clave del éxito de Hyvia.

En una segunda etapa, la planta Hyvia crecerá y ampliará su base industrial, fortaleciendo la integración local y vertical.

Así funciona

La pila de combustible de 30 kW es una tecnología de membrana de intercambio de protones (PEM), basada en la tecnología de Plug Power. Combina aire e hidrógeno para generar energía eléctrica capaz de mover el motor eléctrico. Los flujos de aire e hidrógeno ingresan al corazón de la celda de combustible, que consta de un electrodo negativo (ánodo) y un electrodo positivo (cátodo), separados por una membrana polimérica. Las moléculas de hidrógeno se dividen en electrones y cationes. Los primeros van a un circuito externo, generando un flujo de electricidad que alimenta tanto a la batería de 33 kWh como al motor eléctrico de 57 kW. Los cationes cruzan la membrana de polímero y se combinan con aniones en el aire para crear agua.

El ensamblaje de celdas de combustible representa un vasto dispositivo de aproximadamente 450 componentes y flujos (aire, H2, electricidad, refrigerante y agua). El área de pruebas de pilas de combustible está operativa gracias al hidrógeno presente en el sitio y garantizará la calidad y seguridad de las pilas de combustible.

Asegura el director ejecutivo de Hyvia, David Holderbach, que la planta de Flins «representa un desafío humano, tecnológico e industrial e ilustra perfectamente nuestra singular empresa conjunta: reunimos la experiencia del Grupo Renault, uno de los principales actores de la industria del automóvil, y de Plug Power, líder mundial soluciones llave en mano para hidrógeno y pilas de combustible».

Para Luca de Meo, director general del Grupo Renault, la fábrica de Hyvia encarna las fuertes ambiciones del Grupo Renault para la movilidad H2, que complementa la movilidad eléctrica y que contribuirá a aumentar la integración local, creando valor en Francia y en Europa.

Por su parte, Andy Marsh, director ejecutivo de Plug Power, ha indicado que su compañía está orgullosa de ver el inicio del montaje de su pila de combustible en Francia y que junto al Grupo Renault están tomando medidas significativas para luchar contra el cambio climático.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos