23 C
Madrid
miércoles, junio 12, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Hyundai Tucson: retoques estéticos y notable mejora tecnológica

spot_img

El Tucson es el modelo más importante para Hyundai, y no es para menos porque es un auténtico superventas entre los SUV de su segmento. Se lanzó al mercado en 2004 y desde entonces hasta ahora ha sido uno de los coches del segmento SUV-C favorito de los compradores europeos, hasta el punto de que en 2022 fue el modelo de su categoría más vendido en Europa. Un éxito que también se repite en el mercado español. Desde su lanzamiento en nuestro país se han comercializado más de 218.000 unidades, siendo también en 2022 el coche más vendido de todo el mercado.

Para poder mantenerse en la senda del éxito, esta cuarta generación del Tucson que comenzó su comercialización en 2020 ha recibido una renovación que actualiza su imagen y mejora su dotación tecnológica, manteniendo una gama muy extensa que incluye múltiples sistemas de propulsión, con opciones diésel y de gasolina, algunas de ellas electrificadas, también con tecnología híbrida autorrecargable (HEV) y con un sistema de propulsión híbrido enchufable (PHEV). Una puesta al día muy interesante que tiene como objetivo reconquistar el liderato entre los coches de su segmento.

Cambios sutiles en la carrocería y más profundos en el interior

A simple vista se puede comprobar que este renovado Tucson mantiene un aspecto muy similar al del su antecesor. De hecho, los cambios realizados en el diseño de su carrocería son muy sutiles. Aquí la marca aplica el dicho de si algo funciona para que cambiarlo. Por lo tanto, mantiene la esencia y personalidad de este modelo, de modo que las novedades introducidas están dirigidas a actualizar un poco su imagen, encontrándose las más destacadas en el frontal del vehículo. Estrena una rejilla que ahora integra en su original sistema de iluminación diurna LED ocho elementos luminosos, en lugar de los diez anteriores. También es de nueva factura el paragolpes.

En la parte trasera, que mantiene su personal firma lumínica, también estrena un rediseñado paragolpes. Otros cambios son la escobilla que limpia la luneta trasera, que está ahora camuflada bajo el alerón que hay en la parte superior del portón y es 75 mm más larga. En el lateral no cambia nada y como única novedad se podría apuntar a las llantas, de nuevo diseño y disponibles, en función del nivel de acabado, en 17, 18 y 19 pulgadas. Otra novedad son los seis nuevos colores de la carrocería, siendo en total 11 las tonalidades disponibles para este renovado Tucson. Hay que apuntar, además, que el aspecto del coche varía en función del nivel de acabado.

En el interior, los cambios introducidos son de mayor calado. Hyundai ha rediseñado por completo el salpicadero, que ahora incluye dos pantallas unidas, ambas de 12,3 pulgadas. El módulo de la climatización también cambia, introduciendo nuevos mandos físicos para manejarlo, mientras que la consola central ha sido rediseñada y ampliada, sobre todo en las versiones con la caja de cambios automática, en las que el selector se ha reubicado en la columna de la dirección. También cambia el volante, que estrena un nuevo diseño y no tiene el logotipo de la marca, los tejidos de las tapicerías y los guarnecidos de las puertas y otros paneles del coche.

Mayor tecnología a bordo

En lo que también se pone al día este renovado Hyundai Tucson es en el capítulo tecnológico. Siendo en este aspecto muy superior a su antecesor, su dotación varía en función del nivel de acabado del vehículo. Lo más llamativo son las dos grandes pantallas de 12,3 pulgadas (en los niveles de acabado más altos), unidas en un mismo panel emulando la solución empleada en el nuevo Kona, una para la instrumentación con mucha información y con diferentes posibilidades de personalización, que se puede complementar con un Head-up Display de 12 pulgadas, sistema que por primera vez está disponible en este modelo.

La otra pantalla es para el sistema multimedia. Cuenta con la conexión BlueLink de serie en toda la gama, es compatible con Android Auto y con Apple CarPlay de manera inalámbrica y permite actualizaciones OTA (Over-the-Air) tanto para las diferentes aplicaciones como para el software del vehículo. El sistema multimedia se completa con nuevas conexiones USB de tipo C repartidas por el habitáculo y con una superficie de carga inalámbrica en la consola central para el teléfono móvil, ahora con una potencia de carga de 15 W.

Más adelante, a finales de año, el Tucson será uno de los primeros modelos de Hyundai que va a incluir la función Digital Key 2.0, que permitirá bloquear, desbloquear y arrancar el vehículo con una aplicación en el smartphone o en el reloj inteligente. Dicha aplicación se podrá compartir con un máximo de tres usuarios, incluso a distancia.

En el apartado de la seguridad, este nuevo Tucson también se pone al día. Dentro del paquete de serie en toda la gama Hyundai Smart Sense está incluido un generoso arsenal de sistemas de seguridad y de asistencia a la conducción, todos ellos de última generación y muy evolucionados. Una dotación de seguridad que posiciona al renovado Hyundai Tucson entre los mejores de su segmento.

Gama de motores amplia y renovada

La gama de motorizaciones también experimenta mejoras y algunas novedades. Así, se puede adquirir con un nuevo motor de gasolina 1.6 TGDI de 160 CV, que llega para sustituir a los de 150 y 180 CV. Se puede elegir con etiqueta C, sin ningún tipo de electrificación, o con un sistema de propulsión de hibridación ligera (MHEV) de 48 V, esta última disponible con caja de cambios manual o con la automática DCT tanto con tracción delantera como con la tracción total 4WD.

Para satisfacer las necesidades de todos sus usuarios, el Hyundai Tucson también se ofrece con el conocido bloque diésel 1.6 CRDI con potencias de 115 y 136 CV. El más potente de los dos solamente está disponible con hibridación ligera de 48 V y en su caso se puede elegir con caja de cambios manual o con la automática DCT, que se puede combinar con la tracción simple al eje delantero o con la tracción total 4WD. En la parte alta de la gama se sitúan las opciones con tecnología híbrida autorrecargable  (HEV) y las de hibridación enchufable (PHEV).

La variante híbrida autorrecargable ha sido ligeramente ajustada para cumplir mejor con la normativa WLTP. Ahora cuenta con el motor 1.6 TGDI de 160 CV y con un electromotor de 65 CV (47,7 kW), que en conjunto erogan una potencia total de 215 CV, 15 CV menos que su antecesor debido a que el motor de combustión es menos potente que antes. Por su parte, el electromotor es un poco más potente. El sistema eléctrico de esta variante se completa con una batería de 1,49 kWh de capacidad. Esta opción se puede elegir con tracción delantera o con tracción a las cuatro ruedas.

La guinda de la nueva gama Tucson es la versión híbrida enchufable (etiqueta medioambiental 0 emisiones), que debido a la utilización del motor 1.6 TGDI de 160 CV pasa a tener una potencia total de 252 CV, frente a los 265 de su antecesor. Para compensar la menor potencia del motor térmico, está dotado con un electromotor algo más potente, de 98 CV (72 kW).

En este sistema de propulsión híbrido enchufable se sigue recurriendo a una batería de 13,8 kWh de capacidad, que ahora homologa una autonomía en modo eléctrico de 63 km. Para cargarla, el coche está equipado con un cargador de 7,2 kW que permite recargarla en poco menos de dos horas. En este caso, el Tucson PHEV de momento sólo está disponible con la tracción total 4WD.

Muchas posibilidades de elección

El cliente podrá elegir entre cinco niveles de acabado: Klass, Maxx, Tecno, N Line y N Line Style, estos dos últimos con unos detalles que le dan al coche un aspecto muy deportivo. Hay que señalar que el Tucson tiene, desde sus versiones más básicas, un equipamiento de serie muy completo.

La variante más accesible es la dotada con el motor de gasolina 1.6 TGDI de 160 CV con etiqueta medioambiental C y con el nivel de acabado Klass, con un precio de 32.925 euros. En el caso de esta misma motorización pero con el sistema de hibridación ligera de 48 V, está disponible a partir del acabado Maxx y se puede adquirir desde 36.175 euros.

La versión diésel más asequible es la 1.6 CRDI de 115 CV, sin ningún tipo de electrificación, variante que tan solo se puede adquirir con el acabado Klass por un precio de 35.425 euros. Las opciones con este motor electrificadas están disponibles, como ocurre con las de gasolina con esta tecnología, a partir del acabado Maxx y su precio de partida es de 39.025 euros.

Por su parte, el Tucson con la tecnología autorrecargable HEV y tracción delantera se puede adquirir desde 39.125 euros con el acabado Klass. Si con esta tecnología optamos por la tracción total 4WD hay que subir al nivel de acabado N Line Style, y en ese caso su precio se eleva hasta los 52.325 euros.

El Tucson más exclusivo de la gama es el híbrido enchufable, disponible desde 51.325 euros con la terminación Tecno. Sobre los precios citados de la nueva gama hay que puntualizar que no incluyen las promociones ni los descuentos previstos por la marca. Unos descuentos que son de 2.500 euros en el caso de las versiones con motor térmico electrificadas y de 1.800 euros en las del híbrido autorrecargable y en las del híbrido enchufable. Unos descuentos a los que se pueden sumar los de financiación y los previstos si se entrega un coche usado, ya sea de Hyundai o de otra marca.

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos