26.8 C
Madrid
lunes, agosto 15, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Guía Northgate para autónomos: cómo desgravar el vehículo de renting en la declaración de la renta

spot_img

Northgate Renting Flexible, compañía de movilidad especializada en la prestación de servicios de renting flexible, ha recopilado toda la información necesaria sobre renting para autónomos, para que a este numeroso colectivo le sea más fácil y cómodo desgravarse aquellas deducciones a que tenga derecho por renting al presentar la declaración de la renta. Para ello, se deben tener en cuenta una serie de aspectos para saber si se puede desgravar o no el contrato.

Así, señala la compañía, los autónomos pueden deducirse el IVA del renting en porcentajes que van desde el 50% al 100%, siempre y cuando se demuestre que el vehículo está destinado a realizar labores profesionales. La deducción aplicable depende del uso que se haga del vehículo y, aunque es el autónomo quien declara para qué lo usa, la Agencia Tributaria se reserva el derecho de comprobar si el vehículo se utiliza para fines profesionales o personales.

Algunos de los indicativos más comunes para demostrar que es de uso profesional son la rotulación empresarial del vehículo o su estacionamiento en el recinto del centro de trabajo tras terminar la actividad laboral. También la tipología del vehículo puede influir, de forma que es más fácil asociar vehículos industriales a una actividad profesional.

Deducción del renting

Por otro lado, existen varias formas de conseguir que el pago del renting de automóviles conlleve una bonificación impositiva, pero habitualmente se realiza mediante el impuesto de la renta sobre las personas físicas al realizar la declaración de la renta e indicándolo como un gasto deducible. Para ello, el usuario debe demostrar en todos los casos que el uso del vehículo es exclusivamente profesional, pues en este caso no se puede realizar una deducción parcial, como sí ocurre con el IVA.

Hasta el 50% en gasolina y parkings

Además de estos beneficios propios de la fiscalidad del renting, los autónomos no solo pueden desgravarse el servicio en sí, sino que tienen deducciones asociadas a desplazamientos por actividad laboral. Por ejemplo, en las deducciones generales que establece la Agencia Tributaria se incluyen los gastos de combustible o del estacionamiento en parkings.

En el caso del combustible, los autónomos pueden deducirse hasta el 50% de este gasto, siempre que demuestren que los desplazamientos han sido laborales. Estas deducciones también se aplican al pago de estacionamientos en parkings relacionados exclusivamente con la actividad profesional. Para ello, es imprescindible que se presenten los recibos que demuestren estos pagos.

Estas ventajas fiscales pueden ser un factor interesante para que los autónomos se acojan a este tipo de alquiler, señala Northgate, beneficios que se unen a otros que ofrece el renting flexible, como cambiar o devolver los vehículos en cualquier momento, sin hacer frente a penalizaciones, además de adaptarse a la actividad de la empresa, proporcionando los vehículos necesarios en cada momento. Se trata, por tanto, de una serie de ventajas que para trabajadores por cuenta propia pueden marcar la diferencia, ya que con el renting flexible es más sencillo que se adapte a la actividad de la empresa.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos