spot_img
5.9 C
Madrid
domingo, enero 23, 2022

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Ganvam critica la reforma laboral y asegura que venta y reparación de automóviles podría perder 70.000 empleos

spot_img
spot_img

La Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos, Ganvam, confía en que la reforma laboral aprobada por el Consejo de Ministros ayer, 28 de diciembre, sea útil para la necesaria actualización del sector del automóvil, que se enfrenta a un cambio sin precedentes, derivado de la digitalización, las nuevas formas de movilidad y la transición ecológica, en el que necesita instrumentos más eficaces para adaptarse. Concretamente, la asociación valora positivamente el contrato formativo, que puede dar respuesta a la necesidad de actualización de los profesionales de la automoción, aunque asegura que la modificación de la contratación temporal, si lo que se quiere es frenar la precariedad y crear empleo estable, no debe incrementar las cotizaciones sociales aún más o endurecer el coste del despido. Jaime Barea, director Corporativo de Ganvam, explica que en automoción predomina el contrato indefinido, estable y altamente cualificado, «pero, en ocasiones, hay picos de producción que necesariamente hay que cubrir con contratos temporales».

Igualmente, señala que la creación del Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización, en su modalidad cíclica o sectorial, parece nutrirse de la experiencia de los ERTES Covid, que han demostrado su eficacia para la supervivencia de muchas empresas, pero también han evidenciado muchas ineficiencias. En ese sentido, Barea espera que el nuevo Mecanismo no tenga que aplicarse, pero si fuera preciso, que sea ágil y sirva a los fines que se pretenden.

70.000 empleo en el aire

Por otra parte, Ganvam considera que la reforma laboral sienta las bases necesarias para que los fondos Next Generation fluyan para empresas y trabajadores, de forma que ayuda a cumplir con los objetivos de transformación, recuperación y resiliencia del tejido productivo y laboral español. Sin embargo, recuerda que en las primeras bases reguladoras del PERTE VEC se ha dejado expresamente fuera a los vendedores y reparadores de automoción, una pata del sector que, con el cambio de paradigma hacia un modelo digital, podría perder hasta 70.000 empleos, lo que equivale a la misma cifra que trabaja en las plantas españolas de montaje de vehículos.

A la espera de que se publique en el BOE y se apruebe en el Parlamento, la asociación considera que esta reforma, desde la perspectiva empresarial, podía haber conseguido más, pero valoran positivamente el acuerdo alcanzado entre el Gobierno y los agentes sociales (sindicatos y patronal).

Artículos reclacionados

Últimos artículos