16.4 C
Madrid
domingo, abril 14, 2024

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Francia suspende el renting de coches eléctricos subsidiado ante la avalancha de operaciones

spot_img

Es una auténtica historia de éxito, emblemática de la política medioambiental francesa; buena para el bolsillo y buena para el planeta”, comentaba recientemente un asesor del presidente francés, Emmanuelle Macron, sobre el renting social que ahora, tras su enorme acogida, ha tenido que ser suspendido. El plan muere por el éxito alcanzado.

No ha llegado ni tan siquiera a estar un mes vigente. El plan de arrendamiento social de vehículos eléctricos implantado en Francia para facilitar el acceso a automóviles sostenibles a las economías menos favorecidas fue cancelado ayer lunes por decisión del Gobierno francés. La razón: se han autorizado más del doble de las operaciones previstas.

Avalancha de solicitudes

Más de 50.000 operaciones de arrendamiento en apenas un mes desde que el Gobierno abrió la ventanilla el pasado 10 de enero para la suscripción de planes de arrendamiento social de vehículos eléctricos. Hacer que estos fueran accesibles para los ciudadanos franceses menos favorecidos económicamente ha resultado todo un éxito. Las 25.000 unidades que el plan preveía subvencionar a lo largo del presente año 2024 se han quedado muy cortas.

El Gobierno de Macron cumplió el pasado mes de diciembre con la promesa electoral de favorecer a las economías y hogares menos pudientes de Francia con un plan que les permitiera acceder a la movilidad eléctrica mediante operaciones de arrendamiento financiero. A finales de año dio a conocer el plan y desde primeros de enero los franceses ya podían acceder a las operaciones de leasing operativo que les permiten disponer de un vehículo eléctrico por cantidades incluso inferiores a los 100 euros mensuales.

Subsidio por valor de hasta 13.000 euros

Gracias a este plan, aquellos ciudadanos franceses que cumplieran con una serie de condiciones en cuanto a ingresos fiscales anuales, podían alquilar hasta ayer un automóvil eléctrico sin efectuar depósito previo alguno durante tres años y renovar una vez la suscripción, respaldados por un subsidio del Gobierno francés de hasta 13.000 euros por cada automóvil.

Además de las condiciones de elegibilidad establecidas por ingresos, los solicitantes también estaban obligados a cumplir con otras, como la de necesitar un automóvil para desplazarse desde su casa a su puesto de trabajo, situado a más de 15 km de su domicilio.

Kilometraje limitado

Los beneficiarios del plan deben recorrer un mínimo de 8.000 km al año y un máximo de 12.000 con el coche, aunque dependiendo de la marca o la operadora de renting con la que se contratara estas distancias se han visto incrementadas incluso a los 15.000 km/año. Excederse de las mismas obligaba al beneficiario a pagar una cantidad acordada por contrato por exceso de kilometraje.

El Gobierno francés ahora ha suspendido el programa tras superar con notable éxito las peticiones de los franceses por hacerse con un vehículo en las condiciones expresadas por el plan. Las 25.000 unidades previstas inicialmente se quedaron muy cortas. Por dar una cifra, en apenas 20 días de campaña sólo el Grupo Stellantis ya había despachado más de 20.000 coches por cuotas desde 49 euros al mes.

Se relanzará en 2025

El plan no muere, sino que será renovado. El plan se cierra durante este año por haberse más que agotado el presupuesto previsto. Las ventas propiciadas por el mismo se han más que duplicado, lo que demuestra lo acertado de la propuesta. Tal es el éxito alcanzado que el Gobierno ya ha indicado, al anunciar su supresión, que planea relanzar el mismo a finales de año con cargo al presupuesto de 2025.

Lo bueno de este plan es que se da acceso a un vehículo eléctrico barato a personas que no necesariamente son adineradas y que, además, se producen más vehículos franceses. Teníamos que lograr ambas cosas y lo hemos hecho”, indicaban este pasado domingo en el canal de TV France 3 tanto fuentes de la industria francesa del automóvil como el ministro de Energía francés, Roland Lescur.

Aprovechar la pausa para estructurarlo a largo plazo

Superado el objetivo proyectado en cuanto a número de vehículos subsidiados en más del doble de la cantidad inicialmente prevista, el Gobierno francés ha determinado “pausar” la vigencia del plan debido al notable éxito alcanzado y a la fuerte presión financiera que el mismo ha supuesto de cara al presupuesto francés del presente año. El Gobierno francés ahora reevaluará el mismo con el objetivo de estructurarlo de la manera más adecuada para poder garantizar su sostenibilidad presupuestaria a largo plazo.

La cancelación del programa marca un revés temporal en los esfuerzos de Francia por promover la venta de vehículos eléctricos y reducir las emisiones de carbono, aunque la abrumadora demanda de este tipo de soluciones de movilidad y transporte asequibles y ecológicas sin duda señalan un futuro prometedor para los vehículos eléctricos a precios asequibles… al menos en Francia.

Eso sí, ahora los franceses que quieran acceder a un nuevo vehículo eléctrico en las condiciones marcadas por el plan de arrendamiento social tendrán que esperar hasta que a finales del presente año el  gobierno de Macron decida reactivar de nuevo su operativa y dotarlo de nuevos fondos.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img

Últimos artículos