9.2 C
Madrid
sábado, diciembre 10, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Ford prueba el geoperimetraje para mejorar la seguridad en las ciudades reduciendo la velocidad de los vehículos

spot_img

Ford está probando una tecnología de vehículos conectados que utiliza geoperimetraje (geofencing) y que podría hacer las calles más seguras y ayudar a los conductores a evitar multas por exceso de velocidad. Además, el sistema de control de límites de velocidad por geovallas de Ford podría eliminar por completo la necesidad de señales de límite de velocidad.

El sistema de control de límites de velocidad geofencing es potencialmente más flexible y eficaz que sistemas de a bordo como el Asistente de Velocidad Inteligente y el Control de Crucero Adaptativo con Stop & Go, que ayudan a que los conductores no superen los límites de velocidad, y podría aplicarse en el futuro a los vehículos comerciales y de pasajeros de Ford. Dicho sistema trabaja conjuntamente con otros proyectos de investigación de la marca del óvalo, como la tecnología de semáforos conectados, que podrían ponerse automáticamente en verde para ofrecer rutas más claras para las ambulancias, los camiones de bomberos y los vehículos de la policía, y el uso de altavoces específicos en el interior del vehículo para alertar a los conductores de la dirección desde la que se acercan personas y objetos.

Los investigadores están utilizando dos furgonetas eléctricas Ford E-Transit para analizar el impacto de la limitación de velocidad en términos de mejora de la fluidez del tráfico y reducción del riesgo de accidentes en todas las zonas de 30 km/h en el centro de Colonia, en Alemania, así como en zonas seleccionadas de 50 km/h y 30 km/h en otros lugares de la ciudad.

Así funciona

La prueba es el resultado de la colaboración entre el equipo de Ford City Engagement, las autoridades municipales de Colonia y Aachen y los ingenieros de software de Ford en Palo Alto, en Estados Unidos. Estos últimos, junto con sus colegas de Aachen, desarrollaron una tecnología que conecta el vehículo con el sistema de geofencing para el seguimiento por GPS y el intercambio de datos. El conductor recibe la información a través de la pantalla del salpicadero, con el nuevo límite de velocidad parpadeando por debajo de la velocidad actual. El vehículo reduce automáticamente la velocidad en función de la zona geovallada. El conductor puede anular el sistema y desactivar el control del límite de velocidad en cualquier momento.

Según Michael Huynh, director de City Engagement Germany de Ford Europa, la tecnología de los vehículos conectados tiene el potencial demostrado de ayudar a que la conducción diaria sea más fácil y segura para beneficiar a todos, no solo a la persona que está al volante. En este sentido, asegura, «la geovalla puede garantizar que la velocidad se reduzca donde -e incluso cuando- sea necesario para ayudar a mejorar la seguridad y crear un entorno más agradable”.

En el futuro, el sistema de Control de Límite de Velocidad Geoperimetral de Ford podría permitir a los conductores establecer sus propias zonas geofencing a velocidades tan bajas como 20 km/h, incluso en depósitos e instalaciones privadas. Los límites de velocidad también podrían establecerse de forma dinámica, para tener en cuenta los peligros locales, las obras temporales en la carretera y la hora del día.

Menos señales, más seguridad

La reducción del número de señales en las carreteras podría contribuir en gran medida a descongestionar las ciudades, ya que los conductores podrían concentrarse en las carreteras en lugar de estar pendientes de las señales.

Bert Schröer, director de Tecnología de Vehículos y Movilidad de AWB, empresa de eliminación de residuos que también participa en el ensayo, señala que «nuestros conductores deberían beneficiarse de la ayuda técnica más reciente, incluidos los sistemas de asistencia basados en el geofencing, que les permiten respetar los límites de velocidad y concentrarse plenamente en la carretera».

La prueba, que se prolongará hasta marzo de 2023, está sirviendo para poner a punto tecnológicamente a vehículos de preproducción y prototipos de Ford ETransit en una variedad de escenarios de operación intensiva en el mundo real, incluyendo servicios postales, municipales y de servicios públicos, así como de última milla y de reparto de comestibles en Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Noruega y Reino Unido.

En Europa, hasta el 29% de las víctimas mortales de la carretera son peatones y ciclistas, dependiendo del país. El establecimiento de zonas de 30 km/h se considera una de las medidas clave para reducir el riesgo para los peatones en las zonas urbanas, ya que los conductores tienen más tiempo para reaccionar y la velocidad de impacto es menor.

La información sobre peligros locales de Ford, implantada en el Ford Puma en 2020, también está ayudando a hacer más seguras las carreteras. Esta tecnología conectada, que ya se encuentra en 500.000 vehículos de la marca americana en Europa, alertó a los conductores de más de 35.000 vehículos averiados, tanto de Ford como de otros fabricantes, y advirtió a los conductores de más de 100.000 peligros por delante al mes en Europa en 2021.

Por otra parte, Ford también está utilizando la tecnología de geofencing para mejorar la calidad del aire en las ciudades, asegurando que el vehículo eléctrico híbrido enchufable Ford Transit Custom funcione automáticamente en modo de conducción eléctrica de cero emisiones siempre que el vehículo entre en una zona de bajas emisiones.

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos