spot_img
8.5 C
Madrid
domingo, noviembre 28, 2021

Flotas, renting y vehículos de ocasión

spot_img

Europcar se anota un beneficio de 141 millones en el tercer trimestre y mejora sus estimaciones para 2021

spot_img

Las compañías de movilidad especializadas en el alquiler de vehículos comienzan a remontar el vuelo, y parece que con mayor impulso del previsto en este tercer trimestre del ejercicio. Tras conocer ayer que Hertz abandonaba las pérdidas para apuntarse un beneficio de 522 millones de euros en dicho periodo, ahora es Europcar Mobility Group la que viene a confirmar la tendencia alcista del rent a car con unas ganancias de 141,5 millones de euros entre julio y septiembre, en clara contraposición con los 9,7 millones anotados en rojo en el mismo periodo de 2020.

Impulsada por los sólidos resultados en el segmento de ocio, especialmente en el de low cost, la multinacional francesa ha experimentado un crecimiento sustancial en sus ingresos, nada menos que un 45,1% para situarse, con 782,6 millones de euros, cerca de los niveles prepandemia del mismo periodo de 2019. De igual modo, su beneficio operativo ha sufrido un giro de 180 grados tras pasar de los apenas 18,8 millones de euros del tercer trimestre de 2020 a 183 millones este año.

Margen EBITDA de récord

Al igual que Hertz, Europcar también subraya en sus cuentas el fuerte rebote de su EBITDA corporativo, que alcanza los 214,7 millones de euros en estos tres últimos meses, frente a los 54,4 millones del Q3 de 2020, dando lugar a un nuevo máximo histórico en su margen del 27,4%, cerca de triplicar el 10,1% de hace un año y superando también ampliamente el 21,9% del tercer trimestre de 2019. Asimismo, ha conseguido reducir su deuda neta desde los 266 millones de junio a 211 millones al término de septiembre (1.322 millones al término del noveno mes del ejercicio pasado).

En el conjunto de estos nueve meses, Europcar Mobility Group ha revertido las pérdidas de 296 millones de euros del año anterior en 18,7 millones de beneficio, ha elevado su cifra de negocio un 20,1% hasta 1.625 millones de euros, ha pasado de unas pérdidas operativas de 248,4 millones de euros a unas ganancias de 93 millones y ha cambiado el signo del EBITDA hasta un positivo de 190 millones de euros frente a los 154 millones en negativo del periodo de referencia en 2020, situando su margen en un 11,7%. El capítulo en retroceso es el de su flota, con una media de 222.000 vehículos hasta septiembre, 44.000 menos que doce meses atrás.

Mejores perspectivas

Los resultados por encima de lo esperado en este tercer trimestre han llevado a la compañía a revisar al alza sus previsiones para el cierre del ejercicio. Así, se proyecta ahora un beneficio bruto de explotación (EBITDA) corporativo de más de 150 millones de euros, un apreciable salto respecto a los 110 millones de la previsión anterior, pero todavía muy lejos de los 278 millones logrados en 2019. Respecto a la deuda corporativa, Europcar pronostica que se sitúe en un rango de entre 250 y 300 millones de euros, cuando anteriormente se preveía entre 300 y 350 millones.

En relación a estos resultados, Caroline Parot, CEO de Europcar Mobility Group, ha explicado que «a pesar de un comienzo de año lento debido a la COVID, el grupo ha logrado un gran rendimiento a partir de mayo y a lo largo de los tres últimos meses, lo que nos lleva a mejorar nuestras ambiciones para el año completo en términos de EBITDA corporativo».

La máxima ejecutiva añade que «también nos hemos beneficiado de factores tanto estructurales como coyunturales. Estructuralmente, hemos disfrutado de los beneficios de nuestro programa de adaptación de costes Reboot, así como del impacto positivo de nuestra reestructuración financiera. Conjuntamente, hemos aprovechado inteligentemente los efectos combinados de un apetito por los viajes «post-cierre» y una escasez de oferta debida a la escasez de semiconductores, lo que aumentó nuestro poder de fijación de precios. Todos estos factores han colocado a nuestro grupo en las mejores condiciones posibles para aprovechar al máximo la recuperación del mercado de viajes y ocio».

Sobre las previsiones para 2022, Parot ha declarado que «en un contexto de crisis duradera de los semiconductores que hace que el aprovisionamiento de vehículos sea más intensivo en efectivo, esperamos una tensión continua entre la oferta y la demanda en el mercado del ocio, que jugaremos con un enfoque global en rentabilidad frente a los volúmenes, aprovechando la recuperación gradual del tráfico internacional. A medida que avanzamos en nuestra transformación Connect, confiamos en nuestro plan de recuperación que posiciona al grupo como un fuerte líder en soluciones de movilidad sostenible».

 

Artículos reclacionados

- Advertisement -spot_img

Últimos artículos

- Advertisement -spot_img