26.8 C
Madrid
lunes, agosto 15, 2022

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Europa revisará a partir de 2025 las emisiones homologadas de los PHEV para ajustarlas más a su uso real

spot_img

No ha sido suficiente con el cambio del protocolo NEDC al WLTP, sino que los modelos híbridos enchufables, particularmente, se deberán someter a una evaluación aún más realista de sus emisiones contaminantes, tal y como ha acordado hoy, 5 de julio, la Unión Europea. Y es que la aportación crucial de la batería en las pruebas de homologación les otorga a estos vehículos unos registros de consumo y emisiones casi irrisorios, lo que les vale, por un lado y como podría ser el caso de España, para obtener una calificación medioambiental (etiqueta 0) que los equipara en términos prácticos con los cien por cien eléctricos, y por otro, para contribuir a rebajar los niveles de emisiones del conjunto de vehículos vendidos por un fabricante ante la amenaza de las multas.

Evidentemente, estos valores de consumo y emisiones distan muchísimo de ser ecológicos si los PHEV (Plug-in Hybrid) están rodando por las calles impulsados por su motor de combustión, lo que mantiene encendido un debate en torno a las características que deben cumplir los vehículos para acceder a una etiqueta u otra y lo que ha llevado a Europa a tratar de ajustar sus datos oficiales de CO2 a lo que realmente emiten en carretera.

El grupo ecologista Transport & Environment (T&E) los califica de «falsos vehículos eléctricos» y asegura que el nuevo sistema «pondrá fin al escándalo de las emisiones que está engañando a los consumidores y permitiendo a los fabricantes de automóviles suavizar considerablemente sus objetivos de CO2». Actualmente, explica, se parte de la base de que los PHEV se conducen mucho más en modo eléctrico de lo que realmente es, lo que propicia esos niveles de emisiones «irrealmente bajos». Pero a partir del año 2025, la UE va a rebajar significativamente los denominados factores de utilidad, que es la proporción de conducción eléctrica que utilizan los reguladores para calcular las emisiones de CO2. Y dos años después, a partir de 2027, «los factores de utilidad de los híbridos enchufables se ajustarán totalmente a cómo se conduce en el mundo real», señala la organización.

Asimismo, la UE también ha decidido revisar sus nuevos factores de utilidad en 2024, basándose en los datos recogidos en los indicadores de consumo de combustible a bordo, lo que ofrecerá una evaluación más completa de la proporción de kilómetros recorridos eléctricamente. «Esto brindará la oportunidad de seguir modificando los factores de utilidad de 2025 y 2027 acordados hoy», declara la organización.

Cinco veces más en los coches de empresas

Agrega T&E que los PHEV en manos de particulares consumen y emiten tres veces más que lo registrado oficialmente, situación que se agrava entre los coches de empresa, que multiplicarían estos datos por cinco. Para Anna Krajinska, ingeniera de emisiones del grupo, «las emisiones de los híbridos enchufables se basaban en condiciones de conducción poco realistas. Las nuevas normas reflejan la realidad de que los PHEV contaminan mucho más de lo que afirman los fabricantes de automóviles. Los gobiernos que todavía incentivan la compra de estos falsos vehículos eléctricos deben poner fin a esas perjudiciales subvenciones ahora».

Los ecologistas denuncian que la ley otorga a los fabricantes de automóviles una bonificación por cada vehículo de cero o bajas emisiones que vendan, lo que incita a los fabricantes a producir más híbridos enchufables como forma de debilitar el objetivo de emisiones medias de su flota.

Krajinska celebra que «los fabricantes de automóviles ya no podrán vender grandes volúmenes de PHEV con el único propósito de debilitar sus objetivos climáticos. Si quieren evitar las multas de la UE, tendrán que vender coches realmente ecológicos que ayuden a reducir nuestro consumo de petróleo».

 

 

 

Artículos reclacionados

spot_img
spot_img
spot_img

Últimos artículos