6.6 C
Madrid
jueves, febrero 9, 2023

La web de flotas, renting y VO de la revista Renting Automoción

spot_img

Europa destinará 43.000 millones de euros para fabricar el 20% de los chips que se produzcan en el mundo en 2030

spot_img

La Comisión Europea propuso ayer, 7 de febrero, una serie de medidas para garantizar la seguridad del suministro, la resiliencia y el liderazgo tecnológico de la Unión Europea en tecnologías y aplicaciones de semiconductores, que se recogen en la Ley Europea de Chips, la cual debería ayudar a reforzar la competitividad y a lograr la transición digital y verde del Viejo Continente.

Para ello, movilizará 43.000 millones de euros de inversión pública y privada, establecerá medidas para prevenir, preparar, anticipar y responder rápidamente a cualquier interrupción futura de las cadenas de suministro y permitirá a la UE duplicar su cuota de mercado mundial para alcanzar el 20% en 2030. Del total, 11.000 millones de euros procederán de inversiones públicas y privadas y otros 30.000 millones de inversiones públicas ya planeadas en los fondos Next Generation.

Tal y como señala Thierry Breton, comisario de Mercado Interior, «nuestros objetivos son altos: duplicar nuestra cuota de mercado global para 2030 hasta el 20% y producir los semiconductores más sofisticados y energéticamente eficientes de Europa. Estamos movilizando una financiación pública considerable, que ya está atrayendo una inversión privada sustancial. Al invertir en los mercados líderes del futuro y reequilibrar las cadenas de suministro globales, permitiremos que la industria europea siga siendo competitiva, genere empleos de calidad y atienda la creciente demanda global».

En la misma línea apunta la presidenta de la Comisión, Úrsula von der Leyen, cuando asegura que «la Ley Europea de Chips cambiará las reglas del juego para la competitividad global del mercado único europeo. A corto plazo, aumentará nuestra resiliencia a futuras crisis al permitirnos anticipar y evitar interrupciones en la cadena de suministro. Y a medio plazo ayudará a hacer de Europa un líder industrial en esta rama estratégica».

Liderar y reducir dependencias

La escasez mundial de semiconductores obligó al cierre de varias factorías europeas del sector del automóvil, disminuyendo hasta un tercio su producción en 2021, lo que hizo más evidente la extrema dependencia global de la cadena de valor de semiconductores de un número muy limitado de actores en un contexto geopolítico complejo, al tiempo que ilustró la importancia de los semiconductores para toda la industria y la sociedad europeas.

Con esta propuesta, la Comisión Europa quiere garantizar que la UE tenga las herramientas, habilidades y capacidades tecnológicas necesarias para convertirse en líder en este campo más allá de la investigación y la tecnología en el diseño, fabricación y envasado de chips avanzados, para asegurar su suministro de semiconductores y reducir sus dependencias.

Fortalecer, garantizar y capacitar

La ley movilizará 11.000 millones de euros para fortalecer la investigación, el desarrollo y la innovación existentes para garantizar el despliegue de herramientas semiconductoras avanzadas, líneas piloto para la creación de prototipos, pruebas y experimentación de nuevos dispositivos para aplicaciones innovadoras de la vida real, para capacitar al personal y desarrollar una comprensión profunda del ecosistema semiconductores y la cadena de valor.

El nuevo marco que abre la ley debería garantizar la seguridad del suministro, atrayendo inversiones y mejorando las capacidades de producción, muy necesario para que florezca la innovación en nodos avanzados, chips innovadores y energéticamente eficientes. Además, un Fondo de Chips facilitará el acceso a la financiación para las nuevas empresas para ayudarlas a madurar sus innovaciones y atraer inversores. También incluirá un servicio de inversión de capital semiconductores dedicado en el marco de InvestEU para apoyar la ampliación y a las pymes para facilitar su expansión del mercado.

Mariya Gabriel, comisaria de Innovación, Investigación, Cultura y Juventud, ha comentado que la Iniciativa Chips for Europe «ofrecerá una gran oportunidad para que nuestros investigadores, innovadores y startups lideren la nueva ola de innovación que desarrollará soluciones tecnológicas profundas basadas en hardware. El desarrollo y la producción de chips en Europa beneficiarán a nuestros actores económicos en cadenas de valor clave y nos ayudarán a alcanzar nuestros ambiciosos objetivos en construcción, transporte, energía y digital».

El Parlamento Europeo y los Estados miembros tendrán que discutir las propuestas de la Comisión sobre la Ley Europea de Chips en el procedimiento legislativo ordinario y, si se adopta, el Reglamento será directamente aplicable en toda la Unión Europea.

spot_img

Artículos reclacionados

spot_img

Últimos artículos